Llevo toda la semana asistiendo con estupor a la caza de brujas doulas que se está llevando a cabo en España por parte del Consejo de Enfermería. Hoy os voy a dar mi opinión del tema, tanto como madre que ha tenido una doula a su lado, como doula que nunca ha ejercido profesionalmente y como mujer, sin más, madre de otras dos mujeres. Estoy organizando este Carnaval bloguero porque me consta que mis amigas doulas están muy afectadas por la situación, viendo incluso afectadas sus vidas personales y no creo que sea nada justo. Si queréis participar en el carnaval de blogs, tenéis el enlace al final (instrucciones en el minuto 2 de este vídeo), si queréis saber lo que es una doula podeís hacerlo aquí.

Éstas son las razones por las que yo apoyo a las doulas:

1) Porque no son personal sanitario, ni pretenden serlo, ni DESEAN serlo. Porque acompañan emocionalmente a la mujer que así lo quiere , porque la mujer tiene el derecho a decidir de quien se rodea. A lo mejor la matrona que tiene asignada no le gusta, o tiene prisa, o simplemente prefiere que le acompañe otra persona con quien tiene un feeling especial.  No atienden partos, no hacen tactos, no diagnostican al recién nacido, ni interpretan ecografías, por eso su falta de preparación sanitaria no es ningún riesgo para la mujer. Por otro lado, tal y como esta planteando el sistema actualmente, las matronas no siempre pueden llevar a cabo las competencias que tienen asignadas. Como por ejemplo, elaborar un plan de parto, en la práctica, no pueden hacerlo contigo, primero porque no tienen el tiempo suficiente en consulta, y segundo, porque a veces están atadas. En el embarazo de Abril cuando saqué el tema del plan de parto, la matrona me entregó un consentimiento informado -del que, por cierto, no me explicó absolutamente nada-, que en muchas cosas no coincidía con mis deseos, y con tristeza me dijo que si no lo firmaba, no me atenderían…

2) Porque no son un sustituto de la matrona, si acaso, son un sustituto de la tribu, la comunidad que te acoge, te arropa, te acompaña y te ayuda. Las mejores matronas que conozco trabajan encantadas con doulas, porque saben que de la colaboración entre doulas y matronas sólo puede resultar una sinergia. Porque si hay una persona dedicada al acompañamiento emocional de la mujer, ellas pueden centrarse en su competencia: vigilar y asistir el parto. Porque doula y matrona son una simbiosis, no un obstáculo la una para la otra, especialmente en un entorno hospitalario en el que la matrona atiende a varias mujeres a un tiempo y no puede ofrecer el apoyo continuo que garantiza los buenos resultados en el parto.  Y, por otro lado, el puerperio, salvo los grupos de masaje infantil que organizan algunas matronas en los centros de salud, es el gran olvidado y es tanto o más complejo que un embarazo o parto.

3) Porque no siempre tenemos derecho a tener una matrona. Los funcionarios que han elegido colaboradora no tienen incluida la cobertura de la matrona (ruego que alguien me corrija si me equivoco), y en mi caso, que tengo seguridad social, con Emma, por causas burocráticas que no acierto a entender, ni siquiera tuve derecho a tener matrona. Un embarazo normal -no patológico- y sólo me visité con ginecólogos… Me pregunto si el Consejo de Enfermería está de acuerdo con que los médicos asuman competencias que son de las matronas, supongo que les parecerá genial porque no hay ningún “informe ginecólogos”. Este exceso de celo por velar por sus competencias respecto de unos y tampoco respecto de otros me lleva a pensar que la causa es la misma por las que algunas personas no pegan a sus  jefes y si a sus hijos: porque pueden. O se creen que pueden, claro. Además, a mí, personalmente, considerar a otra persona inferior por no tener estudios como los tuyos me parece deleznable. Y por último, donde no asiste una matrona de ninguna forma es en la perdida perinatal, bueno miento, trate con una, muy amable y avergonzada que miraba a otro lado mientras la ginecóloga que me atendía no se creía mi grupo sanguíneo y me chantajeaba con no darme el informe de alta si no me hacía una analítica -Elegí manejo expectante en vez de quirúrgico o químico y no le debió sentar nada bien que tomara mis propias decisiones, me temo-.

4) Porque no son caníbales, no he encontrado evidencia de que la placentofagia (ingerir parte de la placenta tras el parto) redunde en beneficios claros para la madre (quizás porque no es una práctica muy extendida y aún no se ha estudiado lo suficiente), pero lo que es seguro es que es una fuente de hierro, tan necesario en el puerperio inmediato. Este hecho, junto con que  es una práctica habitual en otros animales mamíferos, nos hace pensar que no debe ser tan descabellado como lo pinta el informe, y, desde luego, no es en ningún caso una práctica caníbal. Y, por cierto, en los hospitales que respetan los deseos de la mujer, si ésta lo pide, no ponen ninguna objeción. Ninguna doula me ha animado a comerme mi placenta, es una decisión de las madres. Y si alguien se lo pregunta también, se suele coger un cotiledón y licuarse con varias frutas, quedando un simple smoothie. Tampoco ninguna me animó a dejar el cordón unido a la placenta (Nacimiento Lotus). El informe es sensacionalista hasta decir basta.

_MG_2950-copia-compressor (2)

5) Porque no son sectarias,  ni obligan a las mujeres a parir en casa, ni las convencen, ni las presionan, sino que es la mujer, quien debería poder decidir libremente donde, como y con quien quiere parir. Si es en su casa, en una casa de partos, en un hospital con una política de baja intervención en el parto normal, en un hospital en el que la evidencia científica respecto al parto que manejan es obsoleta o incluso una cesárea electiva en la semana 37 porque el ultimo mes de embarazo es muy duro o porque el ginecólogo se va al Caribe o porqué así nace en diciembre y se ahorra un año de guardería. La doula acompañará todas estas situaciones sin juzgar (probablemente serán las únicas que no lo hagan) y sólo ofrecerán la información basada en la evidencia científica. Que a día de hoy es la EAPN (Estrategia de Atención al Parto Normal). ¿O a lo mejor consideran que las mujeres que tomamos decisiones propias somos una secta? Hace muchos años nos quemaban en la hoguera…

6) Porque no son seres siniestros, más bien todo lo contrario, todas las que conozco, y en especial la mía, son personas muy dulces, y su única intención y propósito es que las familias sean lo más felices posibles en esta etapa, que su experiencia paternal sea lo más satisfactoria. Por desgracia, como en todos los colectivos y profesiones,  hay doulas que no hacen honor a su nombre y tienen comportamientos que no son adecuados, pero son la minoría. Aquí os enlazo el código deontológico de doulas.es

7)  Porque no se puede juzgar a un colectivo por algunas personas, ¿O sería justo que yo juzgara a todo el colectivo de matronas por la matrona del centro de salud que me preguntó con prepotencia si estaba segura de quién era el padre de mi bebe? ¿O la matrona que atendió el parto de Abril que se puso a la defensiva porque yo quería que me atendiera otra y se pusieron a discutir por ver quien me atendía? ¿O la que cuando le conté que me dolía al amamantar me dijo que al principio duele y que si no daba pecho no pasaba nada porque era terrible ver a un bebe con sangre en la boca por las grietas- sin mirarle tan siquiera el frenillo sublingual que tenía en la boca-? ¿O la que me animó a tener sexo a las 3 semanas de nacer mi hija porque no tenía episotomía y mi marido tendría ya muchas ganas? No, matronas, yo no os juzgo por las que deshonran vuestro nombre.

De hecho, quiero mandar un agradecido abrazo a las matronas molonas que conozco, a Marian, por ser la matrona tan maravillosa que es, a Cristina y Susana por la preparación al parto empoderadora que nos dieron, a Toñi porque aunque no fue la mejor matrona que pude desear, Abril fue del útero a mis brazos a un metro de distancia suyo, a Asun por sus palabras dulces y tiernas en el parto de Emma ¡y buscarme una silla de partos porque ya no llegabamos a la bañera a sabiendas que tampoco la usaría!, a Elena, que seguro que me lees, por animarme a presentarme de urgencia sin ser mi hospital de referencia, a Anabel por enseñarme lo que hace una matrona en un parto en casa y, en general, a todas las matronas que luchan cada día por el cambio.

8) Porque no son fanáticas de la teta, de hecho creo que encontrarás pocas personas tan respetuosas con la decisión de la madre de no dar el pecho. Porque la evidencia que manejan es la que es:  La lactancia artificial tiene riesgos para la salud del niño. Sin embargo, las doulas acompañan a la madre y protegen la diada mamá-bebé y si una madre decide que no quiere amamantar a su bebé, contará no sólo con el apoyo de su doula, sino con la información y la evidencia que hay también a la hora de preparar biberones  (los sucedáneos de leche artificial hay que esterilizarlos con agua hirviendo o hervida a no menos de 70 grados, mezclar simplemente agua fría  y polvos no es lo más seguro para el recién nacido, información que las matronas no suelen -o solían cuando yo hice la preparación al parto- ofrecer).

9)  Porque la función de la doula no es enfrentarse a los sanitarios, ni poner a la madre en su contra. Si la doula ha acompañado a la madre en sus decisiones previas y sabe que hay un conflicto de intereses, su saber estar le ayudará a buscar el equilibrio entre las necesidades de ambos. Una doula que diga “Tú a esta mujer no la tocas” no es una buena doula, porque en el fondo, también infantiliza y cosifica a la mujer, como mucho le podrá  decir “Si esto no es lo que querías, díselo” o quizás simplemente tranquilice y sostenga. En ningún caso debería enfrentarse, lo que necesitan las madres – o la mayoría-  es tranquilidad y calma para parir bien. Por cierto, los comentarios del informe ¡No os bajéis las bragas! y Violencia obstétrica en los hospitales, son de sendas matronas, no de doulas.

10) Porque la doula no priva al padre de su derecho a estar en el parto. Primero porque a lo mejor no hay un padre, sino que la mujer ha decidido ser madre soltera por elección, segundo porque puede que su pareja sea otra mujer, tercero porque desde luego es la madre quien elige de quien quiere acompañarse en ese momento tan especial. Hay hombres muy tranquilos, dulces, pacientes que saben acompañar a su pareja, y hay otros hombres que no son capaces de tener la actitud relajada necesaria y no harán otra cosa que obstaculizar el proceso. Y cuarto y último porque si la mujer quiere tener a su doula y a su pareja en el parto de su hijo, los únicos que le privan de elegir son los propios sanitarios que tanto se indignan en este informe.

Por último, decir que una doula acompaña también al futuro padre, de hecho, si hay química entre ellos (como fue el caso de Macho Alfa y Macarena), son un equipo perfecto, y ayudan mucho a que la matrona haga mejor su trabajo, matrona y doula hacen funciones distintas y complementarias.

apoyo doulas

Hago una reflexión final, creo que el problema no es que existan las doulas y acompañen a las mujeres, lo que molesta es que cobren por ello, igual que molesta que cobren las asesoras de lactancia. Cuando una doula está dejando a sus hijos con otra persona para atenderte, es necesario que reciba una compensación económica, cuando se está formando para ser una mejor profesional es justo que cobre por sus servicios, cuando vive un mes pegada al teléfono o cuando deja a su familia durante un par de horas o un par de días, es justo que cobre.

Siempre pongo el mismo ejemplo, si yo quiero trabajar y tengo que dejar a mis hijas, pero lo que me ofrece la escuela infantil no me cuadra (ejemplo, trabajo a turnos de 24h y en fines de semana) y contrato a una babysitter, canguro, cuidadora o madre de día para llegar a las horas que cierra la escuela infantil ¿Se incurre en intrusismo? No lo creo, e igual pienso que ocurre con la labor de las doulas.  ¿Si una vecina lo cuida gratis no es intrusismo y si cobra por ello sí?

O si yo no supiera inglés pero mi hijo necesitará apoyo y contratara a un profesor particular en vez de llevarle a una academia, ¿sería intrusismo? ¿y si el profesor supiera inglés por haber vivido muchos años en un país anglófono y no tuviera “ni el graduado escolar” como decía la matrona del vídeo en tono despectivo? ¿Realmente nuestras Universidades nos preparan adecuadamente? he estudiado dos carreras y media (dejé Derecho cuando me quedé embarazada de Abril) y conozco bien los entresijos de la Universidad y desde luego estudiar una carrera no te garantiza los conocimientos que se supondría.  Lo importante a mi juicio es la actitud del profesional a la hora de actualizarse en sus conocimientos, su empatía, su humildad…

En lo que si estoy de acuerdo es en que es necesaria una regulación, para que puedan pagar sus actividades económicas como lo que son, doulas, en vez de en otros epígrafes del impuesto, y se terminen estas campañas de desprestigio tan gratuitas.

Os animo a debatir el tema, siempre desde el respeto, y os recuerdo que sois invitados en este blog, que es como mi casa, y por ello hay moderación de comentarios. Os enlazo a un podcast de un debate al respecto super interesante que hubo este sábado, entre tres matronas y mi maravillosa Doula, Macarena, del minuto 7 al 38; la matrona de Murcia que inició la “investigación” misteriosamente no pudo entrar al debate pero en el minuto 53 la dejan soltar su monólogo.

¡Feliz Lunes!



get the InLinkz code

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies