A veces me preguntáis por mi cámara, donde he aprendido fotografía o incluso si soy fotógrafa profesional. Esto último me sube el ego mogollón jeje. De siempre me ha gustado la fotografía, juntando mis primeros y escasos sueldos me compré una réflex analógica y MachoAlfa con sus primeros sueldos y escasos sueldos me regalo mi réflex digital, la que tenemos ahora. Desde entonces he mejorado muchísimo la técnica, la única forma de hacerlo es ensayo y error. Hoy os voy a dar algunos consejos que espero os sean útiles. Desde luego no soy profesional, ni he estudiado fotografía, lo que os ofrezco hoy es mi experiencia. Espero que os sirva 🙂

1) Hacerles fotos sin que se den cuenta. 
En el caso de mi hija mayor es absolutamente esencial, porque odia que le haga fotos, posar y todo lo que implique la cesión de derechos de imagen 😛 pero cuando hago fotos a Emma u a otros niños sigo la misma máxima. Que no se enteren de que estoy por allí pululando, no intervenir, no dirigir, no mandar, no sugerir. ¡Es tan importante la naturalidad!. Me funciona fenomenal también hacerles fotos de espaldas, o desde una perspectiva cenital. Siempre que quiero hacer fotos tengo en mente el texto de El Guardián entre el Centeno que os he compartido más veces, una guardiana entre el centeno con una réflex y un 50mm en la mano es lo que quiero yo ser de mayor 🙂
2) Pídeles que posen. 
Por supuesto, en ocasiones o retratos de grupo si son varios niños y están de humor, puede ser divertido pedirles que digan patata o una palabra similar (a mi me suele funcionar caca-pedo-culo-pis), a veces disparó un segundo después de que lo hayan dicho, otros en ráfaga, para captarles cuando están relajados y no están posando. ¡No te olvides de hacerles reír!
A Abril le pareció bien posar cuando le hicieron su primera Polaroid 🙂

 

3) Pídeles que salten
Me encanta que la gente salte en las fotos, cuando eramos jóvenes y viajábamos despreocupados en albergues con nuestros amigos, era tradición hacernos fotos saltando. Las fotos son espontáneas, divertidas, nada rígidas. ¡Probad!

Cuando estuvimos en Kuala Lumpur y visitamos las Petronas, una familia me pidió que les hiciera una foto de grupo en el puente que une las dos torres, estaban falsos y forzados, y de repente se me ocurrió pedirles que saltaran. Wanna jump? Jump? Yes, Jump!! No way!! ¡Pero les convencí!

Y se pusieron a saltar, vino el guardia de seguridad y pensé que nos iba a cortar el rollo pero partiéndose de risa nos pidió que saltaran en el centro (If you want to jump, jump in the middle), por si acaso rompían el puente. De repente todas las personas que hacían la visita empezaron a hacerse fotos saltando y a unos americanos les oí decir que sería una tradición XD. Fue muy divertido. Nunca subestimes el poder de los saltos XD

 

4) Agáchate, y vuélvete a agachar. 
 Es esencial hacer fotos a los niños a su altura, para evitar que queden deformados por los planos picados. También para volver a tomar consciencia de lo difícil que es ser pequeño en un mundo de grandes, para meterte en su mundo, en su magia y en su imaginación. ¡Tírate al suelo! Además así te verán como un igual, no como un “mayor”.


5) El fondo es tan importante como el motivo que quieras fotografiar ¡cuídalo! 
No es necesario que la casa esté perfectamente ordenada para hacer una foto, ¡el desorden es parte de nuestra vida! Pero a veces simplemente con girar unos centímetros a un lado o al otro logamos un fondo más limpio que hace resaltar el motivo principal de la foto: Los peques.
En esta foto había varías personas alrededor  en la playa durante la puesta de Sol a nuestro , simplemente moviéndome unos pasos conseguí que el fondo saliera limpito
6) Se creativo
Prueba nuevas perspectivas, picados – que resaltan su pequeña estatura-, contrapicados – que les hace parecer enormes-, prueba a “cortar” las cabezas – ¡un retrato sin cabeza puede ser muy expresivo!-, prueba distintos ángulos, gira la cámara. ¡No hay límites a tu creatividad! Abril es increíble para esto, sus perspectivas siempre me sacan una sonrisa 😀
 Estas fotos son suyas “y entonces mamá me hizo una foto y se la mandó por wasas a la yaya” 😛
7) Sé clásico
Cuida las líneas, ten cuidado de no cortar partes del cuerpo, utiliza la regla de los tercios para encuadrar la imagen y sitúa la cámara a la altura de sus ojos. ¡Mantén siempre los ojos enfocados! Aunque utilices una profundidad de campo pequeña, si los ojos salen nítidos será una buena foto. Si es un bebé fotografía sus pies, su boquita, su nariz, sus manitas. Un objetivo macro sería lo ideal, pero siempre puedes utilizar una apertura de diafragma muy grande (a f2,8 me quedan preciosas)
http://www.tutorialmonsters.com/la-regla-de-los-tercios-reencuadrar/

 

8) Déjales tu cámara y enséñales las fotos. 
Les ayuda a familiarizarse con la cámara y les divierte mucho verse retratados. Si son niños mayores anímales a que se hagan fotos entre ellos, que te las hagan a ti, posando, cuanto más imposible la pose más les gustará, pon caras graciosas. Si son pequeños añade magia al asunto: Emma cada vez q le hago una foto viene corriendo “a veeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer” y la intenta ampliar como si fuera un Smartphone XD
9) Dispara en modo ráfaga: 
Si haces fotos muy seguidas, tienes más oportunidades para captar justo el momento que quieres. Acuérdate de ser selectivo y borrar las peores. Nadie quiere 10 fotos de Abril espachurrando su primera tarta! Bueno a lo mejor las abuelas sí XD. También puedes utilizar las fotos no seleccionadas para hacer un vídeo de slow motion 🙂
En esta ocasión disparé tres veces seguidas, una quedó demasiado pegada a la otra nena y en la otra se fue del plano. Ésta quedo justo como yo quería 🙂

 

10) ¡¡Mama ponte en la foto!! 
Instruye a papa en el noble arte de la fotografía y explícale cuán importante es para ti tener fotos con los niños. Da igual salir despeinada, cansada, con la ropa llena de manchas. ¡Para ellos, eres la mamá más guapa del mundo! Y cuando no estés les gustará recordarte tal y como eras.

 

11) Cómprate un filtro UV si tienes una cámara réflex. 
Cuando mi padre me presentó su nueva y flamante réflex, Abril se lanzó a probarla y conseguí distraerla para que mi padre la guardara y comprarle ipso facto un filtro UV. Es una especie de disco transparente que aparte de beneficios técnicos protege a la cámara.

Una anécdota: Cuando estuvimos en Japón se me ocurrió hacer una foto mientras cenábamos del cruce de Shibuya con mi mini trípode de viaje y acabó la cámara estrellándose contra el suelo y mi filtro UV acabó hecho añicos, la dulce camarera japonesa me miraba extrañada cuando me dio un ataque de risa porque mi objetivo nuevo estaba intacto. Con niños poca precaución es poca, no sólo porque se les pueda caer, sino porque lo llenaran de mocos, babas, comida,… ¡Es una buena inversión!

12) Usa un trípode y un disparador automático. 
Tanto si quieres hacer fotos naturales sin que se den cuenta de que se las estás haciendo, como si quieres una foto familiar de todos vosotros juntos. ¡Además a los niños les encanta apretar el disparador!
13) Piensa que quieres fotografiar
Haz fotos de las primeras veces, de los cumpleaños, de los días importantes. Anticípate, ten la cámara preparada especialmente cuando preveas que va a ocurrir una de estas circunstancias. Haz fotos en sus viajes pero también de la vida cotidiana, sus tareas, sus rutinas, sus hábitos… Haz fotos con sus juguetes, cuentos, amiguitos,… En esta foto acababamos de capturar una mantis y cogí la cámara justo antes de enseñarsela a Abril 🙂 “uaaaaaaala una amantis mami”

Cuando están concentrados parece un momento tan sagrado que a veces me siento como el fotógrafo de la peli de La vida Secreta de Walter Mitty y me siento tentada a no disparar, pero mi obsesión por olvidar esos momentos (he perdido muchas muchísimas neuronas durante el trastorno de sueño de Emma jiji) me puede más y acabo disparando, a veces tengo suerte y siguen a lo suyo sin darse cuenta 🙂 otras recibo un “fotos nooooooo” digno de una celebrity e incluso alguna vez me regalan una sonrisa de foto “para hacerte feliz mami”

14) Ten la cámara siempre preparada. 
Yo la tengo siempre en un armario alto en el salón, en RAW, con un ISO medio (400) y en la cámara el programa P (de pofesional 😛), Si tiras en el programa automático a lo mejor te salta el flash y ya hemos quedado en que no es lo que necesitamos, pero en programa manual tampoco es lo más indicado, pues si necesitamos capturar un momento efímero, el tiempo juega en nuestra contra para ajustar el diafragma y el obturador. Hoy en día los móviles son una buena alternativa. Si estas pensando en cambiar de móvil, elige uno con una buena cámara.

Aquí Abril dicidió emular a Peppa Pig, la cámara andaba por alli y conseguí esta foto tan divertida
15) Dispara siempre con luz natural
Los flashes de las cámaras no suelen ser muy buenos, si no tienes un flash externo te aconsejo que no lo utilices pues aplana bastante las imágenes. Y me preguntaréis, ¿y si no hay luz natural? Pues si tu cámara lo permite, podrás jugar con la sensibilidad de la “película” (es el ISO y varía según las cámaras, en la mía va de 100 – poco sensible, ideal para fotos con mucho sol- a 1600 – muy sensible, ideal para penumbra-), la apertura del diafragma (cuanto más pequeña sea la f, más abierto estará el diafragma y más cantidad de luz entrará por el objetivo de la cámara) y el tiempo de obturación (si vamos a fotografiar a niños por lo general son muy movidos, así que conviene que no sea un tiempo muy elevado o saldrá la foto muy trepidada). En líneas generales suelo preferir una foto trepidada (movida) a una foto con mucho ruido (mucho grano en la fotografía, por un ISO muy alto), pero en el caso de fotografiar a niños suelo tirar de ISOS altas para evitar que se vean absolutamente borrosas. Si vas a tirar con flash externo, acuérdate de rebotarlo contra el techo o la pared, especialmente con bebés recién nacidos.
16) Edita tus fotos en Lightroom. 
Me tiré años anclada en la edición de fotos porque Photoshop se me antojaba un programa harto complicado, ahora lo manejo mucho mejor, pero sin duda, desde que llego a mi vida Lightroom mis fotos son mucho mejores, ahora tiro siempre en RAW y edito el negativo, es increíblemente fácil si sabes cómo. Me apunté a un curso de Jackie Rueda y es de las mejores inversiones que he hecho en mi vida.. . Photoshop es una herramienta muy poderosa y tengo algunas acciones estupendas, pero dominarlo no es nada fácil, Lightroom es mucho más asequible. ¿Demasiado complicado? ¡Usa Picasa o PicMonkey! 
17) Back up back up back up .
En el blog de Ashley Ann, que es absolutamente precioso, explica como organiza ella sus copias de seguridad. Podéis echarle un vistazo (en inglés me temo) y os hago un breve resumen: Utiliza dos tarjetas de memorias específicamente para sus fotos familiares, y el primero de cada mes las guarda renombradas en su disco duro, las exporta a un dvd y a un disco duro externo. Y sólo entonces las borra de las tarjetas de memoria. Entonces selecciona sus favoritas y borra las que no lo son de su disco duro. Este flujo de trabajo lo he empezado a implantar desde este mes, a ver si me dura 🙂 Además, una vez a la semana, hago un back up de mi catálogo de lightroom. Es muy importante compartir esta información con vuestras parejas, una vez Macho Alfa me mando un wasap al trabajo para decirme que me iba a borrar fotos del disco duro porque las tenía repetidas, sudores fríos, por suerte, con las peques por medio tardas el triple de tiempo en ponerte en marcha y no pudo hacerlo 😛
Me encanta como mira Emma a su padre en esta foto, me moriría de pena si se perdiera
¡haz copias de seguridad constantemente!
18) Organiza tus fotos de forma eficiente. 
Ésta es mi asignatura pendiente, así que hablaré de la teoría no desde la práctica :). Si sólo tienes fotos familiares, es muy sencillo organizarlas por meses, como hace Ashley Ann en el blog que os he enlazado antes. Yo aún estoy investigando cuales mi mejor workflow –flujo de trabajo-, pero incluye 4 pasos: Importar a Lightroom (con cambio de nombre y secuencia, añadiendo copyright y palabras clave), catalogar (seleccionar con banderas y estrellas o colores), revelar (editar las fotos, ajustando el histograma, el balance de blancos, recortar y enderezar, y en ocasiones utilizo unos ajustes predeterminados –presets- , que me agilizan mucho el trabajo) y exportarlas a su carpeta correspondiente FOTOS FAMILIA o FOTOS BLOG. Acuérdate de imprimir, ya sea en copias sencillas o haciendo un álbum. ¿Viste el que hicimos con Tweekaboo?

 

19) Practica.
Para hacer mejores fotos es necesario hacer tres cosas: practicar, practicar y practicar (üben, üben, üben decía mi profe de alemán en la uni y siempre pienso en ella cuando digo esto ) Cómprate una réflex o una cámara bridge que permita tirar en RAW, este formato es el que acumula toda la información posible de la fotografía, un negativo digital. Una imagen jpg es la portada del libro y una imagen RAW es el libro entero. Espero que con este símil os ayude a entender lo importante que es tirar en RAW. Alguna vez he hecho fotos pésimas técnicamente (muy oscuras o quemadas) pero en las que el momento que he captado es maravilloso. Gracias a procesar el negativo en RAW he podido arreglar y obtener una foto bastante decente. Apúntate a un curso de fotos, online si quieres, el tiempo de las mamás es siempre tan escaso! He hecho dos, Héroes con Rebeca de Kisikosas y Lazos, de la Escuela de Jackie Rueda, con Eva Lago. Ambos estupendos, distintos y que me han aportado cosas maravillosas.
20)El último consejo es disfruta, pásatelo GENIAL haciendo fotos.
Si en algún momento ellos o tú os mostráis agobiados o intranquilos guarda la cámara. Si están cansados o enfadados no les pidas que posen. Si alguien no se divierte, se acabo el juego, porque la fotografía en el fondo es captar un trocito de alma de otra persona y si no quiere cederlo hay que respetarlo.

 

 
¿Tienes una cámara réflex o que permita el programa manual? Anímate, úsalo sin miedo, ¿qué es lo peor que puede pasar? (no te lances justamente para retratar justo el bautizo de Martita, claro :P) 
 
¡ATRÉVETE! 

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies