Buenos noches. Hoy me encuentro muy frustrada y muy desalentada, muy triste del rumbo que ha tomado la iniciativa #21diasalentando que inicie con toda mi ilusión y cariño. He editado el post con todas las posibles alternativas para no llevar a más equívocos. Pido disculpas a todo aquel que se haya sentido juzgado o removido, aunque no haya sido mi intención hacerlo, el pensamiento de haber podido provocar esos sentimientos no me da paz. Como os escribí el otro día en facebook y os reproduzco a continuación, me aportáis muchísimo y os agradezco cada vez que compartís vuestros sentimientos conmigo, ni por lo más remoto quisiera heriros.

Culpa, culpa, culpa. Te leo tan cansada y tan fuerte, con tantas ganas de mejorar, con tantas tareas que cumplir a la vez y deseando haciéndolas todas desde la excelencia. Te entiendo tanto porque he estado ahí, y vuelvo de vez en cuando, cada vez menos. Se me empañan los ojos en lágrimas pensado que podéis sentir culpa, que lo hacéis “mal” cuando no dejáis de intentar mejorar.. No somos perfectas, ni queremos serlo, pero somos valientes para reconocerlo… La mayoría del tiempo tenemos que conformarnos con sobrevivir, pero chicas es que tenemos un trabajo tan importante, tan cansado, tan continuo… La culpa nos ancla para avanzar, nos retiene, nos impide mejorar. Hoy os preguntaba, ¿os gustaría que vuestros hijos se sintieran mal por algo que ya no tiene solución? Seguro que no, pues bien, la única forma de conseguirlo es modelando. Enseñando a nuestros hijos que los errores se reconocen, se reparan y se aprende de ellos. No os pido que sustituyáis la culpa -quizás inherente a ser madre o padre- por la autocomplacencia y el todo vale por amor, solo os pido que seais amables con vosotras mismas, y sustituyáis la culpa por la responsabilidad consciente que tenemos de ofrecer a nuestros hijos la mejor versión de nosotros mismos.

Lo estas haciendo genial. Genial. No me cabe duda. Y a tu peque, tampoco, mírale como se ríe cuando pasa la tormenta, fíjate en como te mira, como si fueras la estrella más importante de su universo. Cuídate, que no se te olvide que si no te cuidas no puedes cuidar, si te notas a punto de explotar, déjalos seguros y tomate un tiempo, una ducha, chocolate, una canción.. y no se te olvide que#losdiassonlargoslosañoscortos. Un suspiro y todo esto serán recuerdos difusos.

Oficialmente hemos sobrevivido al primero de septiembre. Felicidades, mañana más y mejor <3 Comparte si crees que puede ayudar a una mami que no ha tenido hoy un buen día. O un papi, que también sois maravillosos.

Y yo, cada vez que inicio un proyecto nuevo pienso que voy a aportar algo a alguien y resulta que un montón de alguienes me aportan mucho a mí. Felices sueños <3

Muchos me habéis pedido por privado el post de otra iniciativa similar que os proponía para octubre, y he decidido publicarlo ya en abierto. No sé si haremos o no reto en el mes que viene, de momento no me veo con fuerzas, como os decía hoy en redes sociales estoy un poco quemada y no quiero tomar decisiones equivocadas. Estoy viendo este conflicto que tengo ahora mismo como una oportunidad de ser mejor persona de trabajar la compasión, la humildad y la amabilidad y también el respeto por las personas que no me respetan, Pero no quiero hablar ahora de eso. Gracias a todos los que por privado me habéis mandado ánimos y gracias a mi tribu cibernética que esta tarde ha aguantado mi destape emocional, lo ha contenido e incluso me ha hecho reír. Gracias a Nitdia también por sostenerme en la distancia.

Os dejo con el post, ojalá pueda lanzar un poquito de luz al mundo y en este tiempo fuera que me voy a tomar me llegué una pizquita de vuelta. El viernes cumplo treintaytres años y no quiero terminar así esta vuelta al Sol, la quiero terminar llena de luz y de vida, como la empecé. Hoy hace un año me enteré que venía Vega.

Os quiero pedir disculpas de antemano porque no he tenido tiempo de editar bien el borrador y puede que haya alguna falta. Lo corregiré en cuanto pueda. Gracias

Decir no a los niños #21diasdiciendonodeotramanera

Después del reto del mes pasado para intentar alentar en vez de halagar a los niños, me pedisteis otro reto para decir no de otra manera. Este artículo lo escribí este verano, pero lo he reciclado para que salgan los 21 días que parece que son necesarios para crear una nueva rutina (No sé si es verdad o es algo que de repetirse tanto lo parece, de todas maneras es uno de mis números favoritos). Espero que os guste.

Me pensé mucho cómo titular este reto porque, por un lado, no quería que la gente interpretara que los niños necesitan todos los límites del universo, ni por otro lado que pensaran que hay que darles todo lo que quieran. Creo que hay que buscar el equilibrio.Obviamente, ni podemos ni queremos darles todo lo que ellos quieran, salvo que seas Vernon y Petunia Dursley XD, pero es que además no es respetuoso para ellos, ni les alienta a desarrollar habilidades de vida…

Por otro lado, cuando los niños son pequeños hay que informarles de los limites (respeto a sí mismos, respeto a los demás, respeto al ambiente) y cuando son más mayores podemos consensuar los limites con ellos. La frase “poner límites” me da un poco de dentera y mira que a algunos adultos me encantaría ponérselos, jiji, pero realmente la única conducta que podemos modificar es la nuestra, ¿no os parece?

Lo que no puedo daros es soluciones mágicas para que los niños obedezcan, eso no pasa ni con los castigos, ni las amenazas, mucho menos va a pasar con métodos largoplacistas. Seguramente habrá enfados, rabietas y discusiones, pero el objetivo no es que no existan, sino aprender de ellas y permitirles que desarrollen sus habilidades de vida a la vez que superamos los retos del día a día.

Un niño menor de tres años es básicamente incapaz de entender el no. Su mente funciona de forma distinta, de esto hablaremos otro día. ¿Qué hacer entonces? Cuando son muy chiquitines, distraer, redirigir, dar opciones y usar mucho el humor y la sorpresa. Según van creciendo podemos ir desarrollando nuevas estrategias y cuando son adolescentes no debemos tener miedo a decirles “Te quiero y la respuesta es no”.

En estos 21 días que vamos a estar juntos en el reto voy a proponerte varias cosas, dependiendo de la edad podréis optar por unas, por otras o por todas, pero todas tienen en común lo siguiente: Primero conectar, después redirigir Por ejemplo:

– Estas frustrado porque querías cruzar solo, ¿verdad? La próxima vez te avisaré un poco antes en vez de cogerte la mano.

– Entiendo que estás cansado y es hora de recoger los juguetes, ¿Lo hacemos juntos?

– Entiendo que estás enfadado porque querías ir con tus amigos mayores de botellón, Y no tienes edad para beber alcohol.

juegos mesa ninos piscina playa-1-2

ALTERNATIVAS AL USO DEL NO EN NIÑOS

  1. Decir exactamente que puedes hacer. En vez de decir no corras, puedes decir párate. En vez de compórtate en la biblioteca. Hablemos en silencio, por favor.
  2. Distraer y redirigir: Mira lo que he encontrado para que juguemos, especialmente util distraer con movimiento: Salir a dar un paseo, bailar, poner música, etc en vez de decir NO juegues con esto.
  3. Acudir al cuadro de rutinas. En vez de decir No puedes seguir jugando, decir “Mira, después de cenar, nos limpiamos los dientes, leemos y nos dormimos”. No les “mandamos” nosotros, “manda” el cuadro de rutinas que se han consensuado en una reunion familiar.
  4. Recordar la consecuencia natural. Si tiras este juguete al wc, desaparecerá en vez de No lo tires.
  5. Evita las consecuencias lógicas lo máximo posible, pueden ser un castigo. Úsalas como ultima alternativa en una situación que no admita enfocarse en soluciones: Si golpeas a tu hermana con ese juguete, tendré que retirarlo para que no os hagáis daño.
  6. Responder con una pregunta de curiosidad. Quieres ir a darte un baño sin recoger los juguetes, ¿cómo podemos recogerlos lo mas rápido posible? en vez de NO te muevas hasta que no recojas los juguetes.
  7. Pedir cooperación para resolver un conflicto. ¿Cómo podemos hablar para estar en la biblioteca y que los demás puedan disfrutar del silencio? en vez de decir NO hables alto.
  8. Responder con una pregunta cerrada. ¿Quieres que te ayude a recoger o prefieres hacerlo solo?.
  9. Decir si: Si, puedes sacar este juguete cuando recojas el resto. Tan pronto como termines de… entonces..
  10. Dar opciones limitadas. Es muy tarde ¿Puedes leer un cuento o puedes pintar tranquilamente en tu cuarto, que prefieres? en vez de No puedes estar levantado a esta hora.
  11. Pedir ayuda: Necesito ayuda, voy a llegar tarde a mi trabajo y necesito dejarte primero en clase, ¿Se te ocurre como podemos salir más rápido de casa? en vez de NO te entretengas.
  12. Dar expectativas claras. Puedes coger el juguete de tu hermano en cuanto el termine de usarlo en vez de NO se lo quites de las manos.
  13. Hacer observaciones sin juicios y verbalizar sentimientos. Veo que estás muy enfadado porque quieres comprarte este juguete de la tienda en vez de decir “No grites, no llores”.
  14.  Decir una frase corta para recordar: Hora de la cena en vez de un NO juegues más y ven a cenar y/o un sermón.
  15. Lenguaje no verbal: Señalar el reloj en vez de NO puedes estar despierto a esta hora.
  16.  Decir lo que nosotros vamos a hacer: Voy a sentarme aquí y esperaré, ¿me avisáis si necesitáis ayuda para resolver el conflicto? en vez de NO os peléis.
  17. Brainstorming de alternativas o cambiar esa norma. Sentémonos a pensar un momento que opciones tenemos para resolver esto en vez de NO puedes comer el postre antes de la comida.
  18. Reuniones de familia. Si quieres podemos discutirlo en la próxima reunión familiar.
  19. Negociar. Si te dejo acostarte tarde, ¿mañana te despertaras pronto?
  20. Ser consecuente: Hora de apagar la tele, ¿cuál era nuestro acuerdo? Entiendo que te apetezca esta bolsa de chuches Y son malas para la salud, en vez de NO veas tanta tele, NO comas chuches.
  21. El sí definitivo. Un sí que no se esperan cuando decimos mucho que no puede ser muy divertido también, “la excepción” lo llama Abril como cenar un día en el salón viendo una peli cuando es una norma no comer en el salón. Ser flexibles a la par que consecuentes para mí es clave para llevar una crianza relajada

 

¡Si se os ocurre alguno más soy toda oídos! Os espero en los comentarios.

Gracias

 Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR