Había una vez una cuna olvidada que unos papas -con habilidades machoalficas- decidieron rescatar de su destierro en el trastero de una familia. Empezaron a pensar que vida podía haber detrás de ese mueble que había compartido mil noches con algun niño y finalmente decidieron hacer cuatro proyectos: Con las barreras hicieron un huerto vertical y una pared de agua; con el somier, un poco de pintura y unas ruedas, una camita nido para sus hijas;  y con el piecero y el cabecero una cocinita para jugar en el exterior. 


Así que ya sabes, si tienes una cuna que ya no utilices, puedes tener:







3) Una mini cama nido



¡Que viva el upcycling!

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies