Hoy tomamos el último café en un tiempo, yo tomó un rooibos que he tenido una buena semana y estoy muy contenta y relajada y no tengo necesidades cafeínicas jijiji os cuento como ha sido el fin del trimestre,  reflexiono un poco sobre los juicios madre a madre, las últimas formaciones que he hecho y facilitado y lo contentos que estamos con el cumple de las niñas y  la llegada del bebé, en eso seguimos siendo primerizos, ¡es una ilusión tan grande! También os cuento que nos vamos de vacaciones y respondo un mix de preguntas sobre el frasco de la calma, la mesa de la paz, las consecuencias disfrazadas de castigos y la disciplina positiva. Un café largo e intenso jijij sin George Clooney eso sí XD

Si estuviéramos tomando café os contaría que la semana pasada fue definitivamente la debacle, MA de evaluaciones y se pusieron las dos niñas malitas, especialmente Abril, junto con mis mareos, el fin del trimestre, el inicio del tercer trimestre de embarazo y un par de formaciones (Montessori  y disciplina positiva) que había encadenado y a las que me había comprometido y no podía faltar. En un momento dado me preguntaron ¿Qué haces por ti cada día? y solo pude responder “Ducharme, y no siempre sola”. Terrible. Sin contar con lo frustrada que me siento por no poder trabajar. No esperaba que el fin del embarazo fuera así, pero sólo toca aceptarlo y ver la parte positiva, que es pasar el máximo tiempo posible con las peques (16horas diarias ni más ni menos, somos muy muy afortunadas aunque me gustara tener un respiro a veces). Esta semana ya ha sido mucho mejor y he estado mucho más relajada y contenta : )

Si estuviéramos tomando café os contaría que cuando estaba embarazada de Abril estaba convencida de que iba a dar teta a mi hija, sí o sí, no me planteaba opciones, con Emma, igual, como iba a dar a una si y a otra no (hice lactancia en tandem) lo que convirtió mi puerperio en una pesadilla – por circunstancias, no por el tandem que es precioso, de lo mejor de mi bimaternidad- y es algo de lo que estoy empezando a hablar en este embarazo. He asumido, acordado conmigo misma y verbalizado que tengo derecho a ELEGIR mis opciones, sin culpa, sin importarme los juicios de los demás, y una  lactancia diferida ahora para mi es una opción y no lo siento un fracaso, porque señoras y señores la lactancia materna no diferida es lo mejor para todos los bebés, pero no siempre es así para todas las madres y debemos ofrecer información y no juicios. He escrito mucho al respecto pero lo he guardado para otra ocasión, porque aún no sé si estoy preparada para las consecuencias posibles de esta exposición, después de leer algunas “secuelas” del precioso texto que escribió Jaio y que lo que yo interpreto como un “Métase en su vida, señora del quinto, señora de la frutería, abuela, prima, (inserté aquí su relación con la persona entrometida)” resulta que es una crítica a la lactancia y una oda al todo vale. No voy a entrar en polémicas, solo diré, como persona acostumbrada a que se la juzgue – sin duda lo peor y LO MEJOR de tener un blog por las fortalezas que genera- que dejemos los juicios para los Dioses y las miradas dulces, las sonrisas empáticas y los abrazos apretados para las madres. Y que el mejor ejemplo que podemos dar a nuestros hijos es respetar las decisiones de los demás, porque el respeto se enseña respetando.

quien es quien personalizado mujeres ilustres-1-2

Si estuviéramos tomando café os contaría, siguiendo con el tema de mostrar respeto, que hace poco vivimos una situación digamos “conflictiva” madre-hijo desde la distancia, una situación que vemos a menudo, y que la vez anterior se saldó con un “Oh! No otra vez esa madre, yo si fuera ese niño no viviría con ella” y que después de una larga conversación con Abril, la siguiente vez dijo “Igual esa madre no sabe hacerlo de otra manera o igual su “celebro” está así así” (Ya os contaré como le he explicado que a veces nuestra amígdala toma el control, de una forma muy gráfica, mientras podéis consultar a Daniel Siegel :P). Sin duda lo mejor de mi formación como doula y mi experiencia como madre es dejar de juzgar a los demás. Y desde luego es algo que siento necesario “sembrar” en mis niñas, porque nos han educado con premios, castigos y halagos vacíos, juzgándonos, calificándonos, comparándonos, etiquetándonos, segregándonos y así es como estamos como sociedad. El cambio como dice Cristina, empieza en tu familia.

Si estuviéramos tomando café os contaría que sí, que efectivamente soy la multípara que tiene más miedos ahora que con su primer bebé, pero que lo estoy viviendo como un aprendizaje, como una lección de empatía, de honestidad y de humildad, esto es lo que ha venido a enseñarme este bebé y recibiré lo que me enseñé con los brazos abiertos. ¡Crucen dedos por mí para que al menos duerma! (Con que duerma algo más y mejor que Emma me vale no soy ambiciosa jjijiji)

Si estuviéramos tomando café os contaría que estuve participando como oyente y también ofreciendo una ponencia en el II Encuentro Montessori, una experiencia súper enriquecedora en todos los sentidos, ¡qué guías tan bonitas trabajan allí!. También me formé en Disciplina Positiva, que  me decís mucho que suena fatal, suena tan mal como la obediencia, que para Montessori  -y ahora para mí también- tiene un significado diametralmente opuesto al que estamos acostumbrados, pero quedarnos en la superficie de las cosas no nos hace crecer en nuestros aprendizajes… Que me enamoré de la DP gracias a Cristina Sanz y el magnifico taller vivencial que nos ofreció en febrero y espero poder compartir mis nuevos recursos con vosotros próximamente.

Foto de Cristina de Montessori en casa

Foto de Cristina de Montessori en casa

Si estuviéramos tomando café os contaría que hoy empiezan nuestras vacaciones, que en un ratito veremos al bebé, que el fin de semana lo pasaremos solitas porque MA está de formación (la misma que hice yo el finde pasado pero para profes), que el lunes es nuestro aniversario, que nos iremos al campito, a desconectar, a reconectar, a mirarnos mucho a los ojos, a caminar por la naturaleza de la mano, a mimar mucho a las niñas y a observar como juegan y maravillarnos de los preciosos seres humanos que tenemos el privilegio de acompañar.

Si estuviéramos tomando café os contaría que estamos a puntito de empezar la primavera, que todas nuestras cosas bonitas nos han pasado en primavera, que Emma está a punto de terminar la aDOSlescencia y nos acercamos a su dulce adoTREScencia, que incluirá por supuesto estallidos emocionales pero también mucha más calma y cooperación. Abril  cumplirá cinco en breve y seguirá convirtiéndose en una niña increíble, cariñosa y empática, pero fuerte y firme con lo que no quiere o no le gusta. Y el bebé llegará después y traerá algo más de caos, pero será inversamente proporcional al amor que va a traer a esta familia.

Si estuviéramos tomando café os contaría que como ya os avisé, me tomo vacaciones blogueras indefinidamente, aunque hay muchos post ya programados y tenéis el curso Montessorizate! gratuito a vuestra disposición. El resto de los cursos saldrán en breve, el pequeñín manda, ya lo sabéis. El próximo post vendrá con sorteo especial para el día de la madre y saldrá el 1 de Abril, ¡no os lo perdáis! Y no olvidéis el formulario de petición de post (por correo llevo semanas sin responder dudas,ya lo sabréis)  y el buscador del blog, hay mucho, mucho contenido, solo hay que buscar un poquito : )

Si estuviéramos tomando café os contaría que hace un tiempo hice este vídeo para Gestionando Hijos pero decidieron no seleccionarlo (podéis ver aquí a los geniales compis de Madresfera seleccionados) y creo que aún no lo había compartido. Espero que os guste, aún no estaba muy ballena jijii

Si estuviéramos tomando café os contaría que me enfrento a este último trimestre y esta nueva etapa con mas miedos de los que me gustaría, pero también con mucha ilusión y el absoluto convencimiento de que todo lo bueno está por llegar. Os deseo unas vacaciones maravillosas, prometo un café con el bebé en brazos antes de que empiece el verano : ) y un café-crónica de los premios 20Blogs si finalmente nos seleccionan como finalistas (Gracias a las 837 personas que votaron, gracias de veras, nos habéis otorgado un segundo puesto en la clasificación total y un primero en la categoría Personal, ahora decide el jurado…Os contaré el 1 de Abril). GRACIAS!


Como voy a estar un tiempo off os dejo un mix de preguntas que me habéis hecho estos días para la pregunta del café : )

Hola Bei! quisiera pedirte tu opinión sobre el frasco de la calma. Está muy de moda, pero también tiene críticas (como esta) Todo el mundo dice que es Montessori, pero parece que no lo es. Te mando un gran cariño desde Argentina!!!

Hola! Realmente no es un recurso que inventara la propia María Montessori, es más ni siquiera tengo claro que se use en las escuelas Montessori. Personalmente no lo utilizaría con un niño cuando tiene una rabieta (tienes más consejos sobre gestionar las rabietas en este post) porque lo que toca en ese momento es acompañar al niño como buenamente podamos. Como decía en el post, me parece un recurso bonito para la mesa de la paz, nosotros hicimos una hace mucho tiempo (antes de ponerse de moda jijij) y a las niñas les gustaba mucho, pero no en un estado de stress (cuando la amígdala toma el control que diría Daniel Siegel), sino como algo con lo que relajarnos (como un reloj de arena, una lámpara de lava, un juego de esos de bolitas, mirar al campo si tenemos la suerte de no vivir en una ciudad…). Algunas madres me dicen que la usan después de la rabieta para reconectar con los peques y les va bien… Un abrazo!

Hola. Yo he leído también críticas a la mesa de la paz, que es peor incluso que la silla de pensar, que niega el conflicto, que reprime a los niños con un nombre bonito, que el propio lugar está contaminado por la palabra paz y que la Doctora Montessori ni le inventó ni lo aprobaría. No sé que hacer porque iba a ponerle una a mis hijos que no dejan de pelearse, pero no se si será lo mas adecuado. Te agradezco la respuesta porque estoy perdida.

Acabo de leer que te has formado en Disciplina Positiva, es que la mesa de la paz es de ahí?

Hola! Efectivamente la Dra. Montessori no inventó la mesa de la paz. Igual que muchos otros materiales y actividades que hoy en día se usan no todo fue inventado por ella. María Montessori se dedicó principalmente a la etapa 3-6. Al final de su vida se dio cuenta de la enorme importancia que tenía la etapa 0-3 pero no le dio tiempo a escribir mucho al respecto (su discípula Silvana Quattrocchi continuo sus investigaciones en esta etapa), y también se dio cuenta de la importancia de la educación para la Paz (Ella escribió un par de libros al respecto y fundamentalmente fue su hijo Mario quien terminó de rematar la Educación Cósmica).  En las formaciones AMI no se contempla este recurso, pero en mi formación AMS si que hablamos de la mesa de la paz.

Sobre lo otro que me cuentas, entiendo tus dudas, yo no soy ninguna experta, yo solo os ofrezco lo que sé como madre, no soy psicóloga, ni quiero serlo, solo quiero ofrecer apoyo madre a madre desde la humildad y el cariño, no desde una posición de altura, sino de igual a igual. Os ofrezco lo que me funciona sin más pretensión que difundir, no os “vendo” una terapia, solo os ofrezco mi experiencia. Dicho esto, no estoy de acuerdo: En la mesa de la paz no se niega el conflicto, sino que se trabaja en él – y no es obligatorio resolverlo, ¡ni si quiera es obligatorio acudir!-, no se les “manda” en plena rabieta, no se reprime a los niños sino que se les da un lugar neutral en el que poder expresarse y serenarse, solos o acompañados, como ellos deseen – De hecho nosotros ya la hemos quitado porque ya tienen interiorizado el proceso y les vale cualquier sitio para gestionar sus conflictos, ahora es una cestita-, a lo de que está contaminado con la palabra paz, sin comentarios. A mis hijas les gusta jugar juntas y si se pelean no lo hacen, les gusta estar en paz porque están siempre juntas, a veces hay conflictos irresolubles y tampoco pasa nada (Ahora mismo tenemos el conflicto de cuando nazca el bebé como van a dormir, lo han hablado muchas veces y aunque tienen muchas ideas no acaban de decantarse por ninguna). Estas son las frases que escucho cuando quieren resolver un conflicto:

– Me siento frustrada porque llego tarde a Teatro porque te entretienes antes de salir de casa.

– Estoy triste porque me has quitado la muñeca de las manos y no me la devuelves.

– Estoy cabreada porque siempre eliges la peli en el día de peli.

– Me he sentido mal cuando me has dicho que nunca más iba a ser tu hermana.

– Me molesta que te escaquees para recoger lo que hemos desordenado las dos.

Represión pura ¿eh? A mí me parece increíble que niñas tan pequeñas (de casi tres y casi cinco años) sean capaces de expresar sus sentimientos mejor que algunos adultos. A veces los conflictos se resuelven (ahora hacen turnos para el día de peli), a veces se disculpan pero el conflicto se repite (quitar la muñeca, llegar tarde, recoger,…) y a veces simplemente necesitan un abrazo y una disculpa (que eligen darse ellas, no porque yo se lo diga sino porque conocen el efecto que tiene: Sentirse mejor). Igual en un casa donde no hay hermanos no es necesaria tener una mesa de la paz, pero mi experiencia como bimadre es muy positiva al respecto: Mis hijas están siempre juntas, hasta en extraescolares, 16 horas al día juntas y hay conflictos y que puedan resolverlos sin mi intervención (aunque si me necesitan siempre estoy) me parece algo positivo.  Creo que voy a recopilar esto en otro post (si tenéis más dudas dejádmelas en los comentarios) con los aportes que nos ofreció una guía Montessori con el uso de la mesa de la paz en su aula en el curso Tester.

Y sí, en Disciplina positiva, hay un recurso “tiempo fuera positivo” del que hablaré otro día porque solo la expresion “tiempo fuera” tiene muy mala fama  (le hemos tenido que poner un adjetivo para diferenciarla), pero no es otra cosa que por ejemplo darte una ducha caliente cuando tu pareja te da el relevo con los niños. La disciplina positiva también tiene mala fama, pero en el fondo son prejuicios y desconocimiento de una fuente veraz. (Por cierto que Wilhem Reich fue coetáneo de Adler, precursor de la disciplina positiva, alumno suyo y parece que le admiraba bastante). Mis hijas no están adiestradas, ni oprimidas, lo cierto es que usan constantemente su libertad de elección (incluso para decidir cuando se acuestan y se levantan por las circunstancias que tenemos en casa), deciden como, con que y cuanto jugar, que comer, como vestirse y hasta cuales son las normas de la casa (por ejemplo han puesto una norma que no se puede usar el móvil nada más llegar del trabajo). Eso es disciplina positiva, lástima que no todas las fuentes sean fidedignas para aprender sobre ella.

Hola, quisiera hacerte dos preguntas, no sin antes mencionar que soy seguidora de tu blog y que aparte de aprender un montón me encanta que seas tan respetuosa a la hora de escribir (no juzgas las demás familias, algo que a veces es muy común). Ahora las preguntas bien sabemos que los niños deben entender las consecuencias naturales de sus actos, esto es claro, pero me confunde un poco que digas que no cumplir un previo pacto y experimentar la consecuencia posterior no es un castigo, yo puedo ‘pactar con mi hijo que si no come no habrá ida al parque? No se, viéndolo así me suena más a castigo, podrías ahondar más al respecto por favor. Segundo como le explicas a un niño pequeño la diferencia entre castigo y consecuencia.?.. … Te agradecería tu respuesta 🙂

Hola, gracias por tus palabras! Como decía en el post,  las consecuencias lógicas son bastante peligrosas en la crianza porque la línea que los separa de los castigos es muy muy fina, y podemos estar usándolas como un eufemismo de castigo sin darnos cuenta. Por ejemplo, ‘pactar con mi hijo que si no come no habrá ida al parque” no es una consecuencia lógica porque no cumple con cuatro requisitos esenciales (relacionada,respetuosa, razonable y revelada con anticipación). No está relacionado (¿qué tiene que ver el parque con la comida?, no es respetuoso (estás obligando a comer a una persona), ni es razonable ( ¡Tampoco es razonable este chantaje!). La consecuencia natural de no comer es tener hambre (o quizás en primer lugar no necesitaba comer porque no tenía hambre en ese momento….) Incluso aunque una consecuencia lógica esté ya planteada como norma (el caso que comentaba en el artículo sobre recoger y los cuentos es un acuerdo que hemos tomado en una reunión familiar pero realmente nunca se ha producido), es mejor enfocarse en las soluciones. Es decir, si se plantea este conflicto en casa solemos llegar a un acuerdo, por ejemplo os ayudamos papá y yo a recoger aunque solo nos de tiempo a leer un cuento o podemos recoger la mitad ahora y la otra mitad cuando nos levantemos mañana. Lo importante no es que esté recogido, sino que todos sintamos que  estemos a gusto, respetados, valorados y que pertenecemos a nuestra familia.

Yo no le explicaría a un niño la diferencia, en el caso de Abril es que tenía esa duda, pero Emma, con su edad, jamás ha preguntado nada sobre ello. No hay que dar explicaciones que no nos piden, al menos es mi opinión : )


Me ha quedado un post enoooooorme, lo siento : ) ¡Muy muy felices días de pascua!

Besos descafeinados,

Bei

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies