¡Muy buenos días! Hoy os comparto esta preciosa escuelita, cuando me refiero a escuelita me refiero a centros pequeños en espacio, no en esfuerzos, ni ilusión de sus acompañantes. Esta la tenemos cerquita, así que iremos a visitarla pronto. Y es que no os lo he contado, en un ataque de locura, decidí empezar mis estudios de Doctorado y para eso, os necesito 🙂 Quiero visitar escuelas de toda España, proyectos con corazón, quizás sin nombres rimbombantes que etiqueten sus programas de aprendizaje. Como le decía el otro día a Mar, si encontráramos un nombre para definir mirarse a los ojos, alumno/a y maestro/a (o guía, o acompañante) y verse el corazón, lo “petábamos” XD Divagaciones aparte, os dejo con esta preciosa escuelita 🙂

Nombre del centro: Centro de Educación Infantil ELLALUNA

Orientación pedagógica: Reggio Emilia

Tipo de centro: Privado/Concertado/Público

Privado autorizado por la Comunidad de Madrid

Etapa: Infantil 0-3, infantil 3-6, Primaria, ESO, Bachillerato

Infantil 1 a 6 años. En proceso de homologación para Primaria.

Los Nidos (de gateadores a 3 años) formados por 8 niños por acompañante.

Los grupo de Infantil (3 a 6 años) formados por 12 niños por acompañante.

Ubicación: Madrid Capital, zona Torre Arias-Canillejas

¿Cómo surgió la idea de crear vuestro centro?

Aulas masificadas, gritos, prisas, una educación a granel… Muchos años sin encajar en ningún colegio y pasándolo mal viendo niños de Infantil que se han quedado sin curiosidad, entre otras cosas. Y la maternidad, que remueve y transforma, y que es capaz de dar fuerzas y valor para emprender nuevos caminos y superar grandes baches.

¿Por qué os decidisteis por esa pedagogía?

Nuestra metodología es cada niño. Escuchar, mirar a través de lo que sienten y observar para poder conocer el momento de desarrollo en el que está cada uno y cuáles son sus necesidades. Nos acompaña la filosofía Reggio Emilia. La adaptamos a nuestra Escuela y a las necesidades de los niños. Contar con Reggio en esta aventura nos permite crear, imaginar e investigar, a niños y adultos, acompañados de una libertad bien entendida que hace de las jornadas el disfrute de todos.

¿Cuál es la implicación de los padres en el centro?

Intentamos que Ellaluna sea  como una familia. Que cuando entres te sientas como en una casa. Puedas descalzarte, ponerte cómodo, hablar con el equipo sin prisa, tomar un café… Y como de una gran familia queremos que se trate, el respeto es nuestra base para la convivencia. Se vive en el respeto para que los niños aprendan a respetarse. Pedimos que la comunicación sea lo más sincera posible. Que las críticas se conviertan en aportaciones para crecer y mejorar todos. Y que cada día nos tratemos con cariño. Por ahora podemos decir que lo vamos consiguiendo.

Hay algo, que no se bien cómo explicar, que aporta una diferencia muy grande con otros colegios. En Ellaluna no nos sentimos superiores ni a los niños ni a sus familias. Recorremos un camino juntos. Y juntos queremos que los niños se descubran a sí mismos de la mejor forma posible y experimenten el disfrute por el aprendizaje. Pero juntos. Y cuando logras que esto suceda eres consciente de que no puede ser de otra manera.

Mensualmente nos juntamos en los “Círculos de familias”. Una reunión al mes para reflexionar, compartir y aprender juntos. También tenemos un grupo de lactancia-crianza, en torno a una rica merienda nos juntamos a charlar, sin prisas.

¿Cómo es el periodo de adaptación?

El periodo de acogida es muy intenso y al mismo tiempo muy emocionante. Se realiza con las familias en la sala. Cada niño está acompañado por una figura de referencia que está presente en la sala y en la Escuela el tiempo que sea necesario. Y cuando decimos necesario estamos hablando de la necesidad del niño, no del adulto. Hay niños que necesitan unos días, una semana, un mes… El adulto que acompaña al niño va realizando pequeñas ausencias de la sala en los momentos que van hablando entre adulto de referencia para el niño y la acompañante. Las primeras ausencias se realizan dentro de la Escuela. En el periodo de acogida hay mamás, papás y abuelos por todas las dependencias de la Escuela. Unos aprovechan para hablar y conocerse, otros necesitan trabajar, otros leer… Una vez que los niños pueden estar sin su adulto de referencia se pueden quedar a comer y dormir.

Para realizar un periodo de acogida real y adaptado a las necesidades de los niños las familias tienen que estar en las salas. Hay que crear una nueva figura de apego para los niños que será la acompañante pero siempre aportando la seguridad, cariño y confianza que sólo puede tener al principio la familia.

¿Cómo y cuando se evalúa el desempeño de los alumnos?

No con el objetivo de evaluar si no de conocer las necesidades de los niños, la observación es nuestra mejor herramienta. Observamos y escuchamos qué les interesa, qué les emociona, cómo se mueve su cuerpo… Gracias a esta mirada atenta podemos día a día realizar las diferentes propuestas de las salas con el fin de responder a las necesidades de aprendizaje y desarrollo observadas. Gracias a la observación y al trabajo diario con las familias podemos acercarnos más al interior de cada niño y ofrecerles espacios para experimentar e investigar. Al final de cada trimestre se envía un informe a las familias sobre cada uno de los niños para dejar reflejado por escrito como se muestran los niños en la Escuela.

¿Cómo trabajan los niños? ¿Cómo se distribuye la jornada en un día normal?

Depende de cada grupo y dentro de estos de cada niño y de cada acompañante. En Ellaluna caminamos juntos pero respetando cómo son los niños y cada persona del equipo. Todo el equipo trabaja desde la filosofía Reggiana y el respeto a cada una de las personas que convivimos en la Escuela. Teniendo como base estos dos aspectos cada sala funciona de una manera ya que cada niño es diferente y cada acompañante también. Esto lo vivimos como una riqueza y una fortaleza.

Los niños llegan a la Escuela, nos saludamos, se ponen cómodos con sus zapatillas, dejan sus pertenecías,  algunos desayunan, otros no… Algunas familias toman un café, otros se van rápido. Pasamos a las salas y empieza la jornada. Unos aprovechan y se van a la sala de psicomotricidad, otros a la biblioteca, otro grupo se va al taller de arte, otros se quedan en su sala… Todos los días tienen un espacio en inglés con dos profesores nativos. Tras terminar empiezan o continúan con las propuestas preparadas en las salas. En la sala de Nido 2 (2-3 años) y en Infantil (3-6 años) hay diferentes zonas de aprendizaje: arte, juego simbólico, lógica matemática, construcción, lecto-escritura, naturaleza y experimentos. Las propuestas de cada zona van cambiando diaria o semanalmente dependiendo del proyecto que hayan elegido los niños. Los niños se mueven libremente por la sala eligiendo lo que quieren hacer o lo que quieren inventar, sin la necesidad de estar propuesto.

A media mañana hay un pequeño parón para tomar una pieza de fruta y continuar con la actividad en la que esté cada niño. Tenemos un jardín muy grande con diferentes areneros y huerto. No hay un horario establecido para salir. Depende del día se sale a una hora y se está el tiempo que los niños necesiten. También aprovechamos los días de lluvia y alguno de nieve para disfrutar al máximo.

Tras el jardín cada grupo tiene un momento de aseo y se pasa al comedor. Hay dos turnos de comida, primero los niños de los Nidos y más tarde los de Infantil. No hay ninguna prisa, es un espacio para estar tranquilos, disfrutar de los alimentos, reír y charlar. Tras la comida los niños que necesitan dormir o descansar pasan a la sala de descanso, independientemente del grupo al que pertenezcan. El resto juega en el jardín o las salas o continúan con las propuestas del día. Las familias van llegando y encontrándose con sus hijos.

¿Hay tareas para casa? ¿Obligatorias u opcionales?

¿De verdad, tras casi ocho horas en el colegio, “aprendiendo”, hace falta repetir lo mismo cada día en casa? El tiempo fuera de la Escuela pertenece a cada familia, no a los colegios. Las tareas para casa son jugar, pasear, montar en bici, crear, abrazarse, correr, merendar, darse una ducha, leer o que te lean… y disfrutar del tiempo junto a la familia.

¿Cómo es la atención a la diversidad para niños de NEE?

Con  este aspecto hay que ser muy serios y muy profesionales porque estamos hablando en todo momento de la vida de los niños. En Ellaluna damos respuesta a las necesidades de cada niño, conocemos cómo son, intentamos saber cómo sienten, cómo aprenden, cómo se emocionan. Pero esto no es suficiente cuando algún niño tiene una necesidad educativa importante. El equipo necesita la ayuda constante de la familia y de la Comunidad de Madrid para poder valorar (si no hay valoración) y adaptarnos a ese niño en concreto. El trabajo en equipo adquiere su máximo sentido en estos casos. Y es más, arriesgándome a la crítica y espero que se entienda lo que quiero transmitir. Las metodologías activas y vivenciales son un verdadero regalo para los niños. Proponemos una Escuela que se adapta a la manera natural de desarrollo y aprendizaje de casi todos los niños. Aquí es donde quiero profundizar, de “casi todos”. Hay niños que por diversas circunstancias o diferentes trastornos o patologías no se benefician de la libertad y la autonomía que proponemos. Y cuando hemos tenido algún caso, hemos mirado lo primero por los niños y sus familias, cambiando las “formas de organizar las propuestas, rutinas o manera de estar con ellos”. Espero que la explicación sea bien entendida. No contamos con un Plan de Atención a la Diversidad y me alegra decirlo. No emitimos juicios, cada niño es diferente y las jornadas se desarrollan desde esta perspectiva.

¿Cómo se resuelven los conflictos?

Con sentido común y paciencia. No dejamos que los niños solucionen sus conflictos sin estar el adulto cerca. Siempre observándoles y evitando que puedan resolverlo de forma física. Se verbaliza con ellos lo sucedido y se intenta poner palabras a lo que han sentido ambas partes. Se busca una solución justa y se plantean otros ejemplos que pueden suceder y qué herramientas pueden usar para resolverlos.

¿A cuánto ascienden las cuotas? 

Estaremos encantados de aportaros toda la información necesaria y enseñar la Escuela en entrevistas personales de lunes a viernes a partir de las 16:00 o en diferentes jornadas de puertas abiertas que tendremos próximamente. Para concertar una entrevista podéis escribir un email a educacionlibrelaluna@gmail.com o llamar al 627 48 52 07 (Mar).

¿Algo más que os apetezca contarnos?

Aprovechar para agradecer todo lo vivido este curso a los niños, sus familias y al gran equipo de Ellaluna.

Este próximo septiembre volvemos con un curso lleno de ilusión y trabajo. Comenzamos un camino nuevo hacia la Primaria. Iniciamos un proceso de trabajo para conseguir la homologación de la Escuela. Actualmente somos un centro autorizado por la Comunidad de Madrid y esperamos, en un futuro próximo, ser una escuela autorizada como centro extranjero.

También volvemos con alguna actividad extraescolar durante la semana y talleres en familia cada sábado. Podéis conocer el calendario en nuestra web Escuela Libre Ellaluna.

Agradecer a Bei este espacio tan estupendo para poder compartir el proyecto y continuar aprendiendo.

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies