Hoy en el blog os muestro un recurso chulísimo para los niños interesados en la robótica y la programación. Se trata de un robot especialmente pensado para los más pequeños, muy concreto y tangible, que no necesita del uso de un soporte de tecnología externa como un móvil o una Tablet y sobre todo no tiene ni sonidos ni luces estridentes. Lo podéis conseguir en Dideco, que, como muchos sabréis, tiene descuentos muy interesantes para profesores y familias numerosas (podéis consultarlo en su web o sus tiendas).


Hace unas semanas estuve haciendo un curso de Scratch enfocado a la enseñanza, como siempre tengo a las peques por aquí, Abril me preguntó, le expliqué y me pidió usarlo. Por supuesto ella lo pilló sin esfuerzo enseguida, bastante antes que yo, jijij, y después estuvo buscando tutoriales en YouTube y practicando en un ordenador viejo que tenemos para ellas. Andábamos buscando algún taller de programación para niños y acordamos que le regalaríamos un robot para su cumple, la oportunidad llegó antes porque desde Dideco nos ofrecieron probar el nuevo robot Cubetto. Yo andaba un poco apurada con los exámenes, se lo propuse a las niñas y me dijeron que ellas se encargarían de todo 🙂 Ellas le ponen voluntad de tester e incluso algunas fotos XD

En casa no fomentamos el uso de pantallas, pero entendemos que son parte de la época que les ha tocado vivir a las niñas. Entonces, no tienen ningún juego especifico para ellas ni en nuestros móviles, ni en nuestras tablets, pero si en alguna ocasión utilizan los móviles para dibujar, editar fotos o usar el WhatsApp para comunicarse con familia y amigos, ¡y con nosotros si no estamos con ellas! Además, como os he dicho, Abril ha empezado también a usar el ordenador para usar scratch y escribir, de forma muy intuitiva y natural, y tenemos un juego de mesa, “Robot Turtles”, de Think Fun, que también enseña las bases de la programación. Os cuento todo esto para explicaros que experiencia previa tenían y como reaccionaron ante la llegada del robot.

Cuando leí que era un robot basado en Montessori, me puse un poco a la defensiva, últimamente parece que le ponemos la etiqueta Montessori a demasiadas cosas. Pero después de ver a las niñas con ello, sí que creo que está muy orientado a esta forma de entender la educación. Primeramente, es muy concreto, está pensado para niños pequeños, de 3 a 6 años, es decir, niños en el primer plano de desarrollo que necesitan de materiales concretos y manipulativos. Y el robot es total y absolutamente manipulativo.

La programación en el fondo es un lenguaje, las tendencias humanas y los periodos sensibles que observó Maria Montessori eran los mismos en la edad de Bronce, que, en su época, que ya existía el alfabeto. Es previsible que nuestros nietos vivan la programación como un lenguaje más, igual que en Montessori les mostramos una forma muy manipulativa de aprender a escribir, quizás podemos hacer lo mismo con el lenguaje de programación. No creo que el objetivo sea apartarles de la tecnología sino ofrecérsela a una edad apropiada recursos adaptados a su periodo de desarrollo.

 

Por eso os explico que el robot Cubetto es Montessori Friendly, personal de escuelas Montessori participó en su creación y además fue testado por los niños. Lo que más me ha gustado es que es un robot sencillo, sin ruidos ni luces estridentes, que permite mantener un ambiente de calma tan necesario para la concentración en Montessori y no hiperestimularles. Estéticamente, aunque no sea lo más importante, es muy bonito, la belleza es algo muy importante en Montessori también, y está construido en madera. Es autocorrectivo, es decir, aprenderán por ensayo y error, ningún adulto tiene que explicar al niño o niña donde está el error, ellos mismos se darán cuenta de que el robot no hace el recorrido como deseaba y cambiará los bloques de forma que pueda conseguirlo, así el proceso toma una relevancia igual de importante, o más, que el logro.

No es necesario saber leer, igual que en Casa de Niños, los peques tienen experimentos para vivir la física de forma muy manipulativa, algo similar pasa con el Cubetto y la programación, ellos mismos van a llegar a sus propias conclusiones. Además, según los retos y las edades, el trabajo cooperativo va a fluir, parece que en Montessori no se aplica mucho el trabajo cooperativo, al ser muchas presentaciones individuales, pero solo hace falta pasar un día en un aula, para ver que los niños no hacen otra cosa que cooperar juntos. No me quiero extender mucho más en justificar porque lo considero un buen recurso acorde a la pedagogía Montessori, en este artículo tenéis más información y propuestas sobre Robótica y Montessori. 

Dicho esto, paso a explicaros en que consiste el material:

– Robot Cubetto: Fabricado en madera, fácil e intuitivo de usar, tamaño ideal para pequeñas manitas:.- Consola de control: Donde insertamos los bloques para que Cubetto se mueva de la forma que queremos. Tiene un botón azul que permite el inicio del movimiento.

– Fichas de programación: Es un sistema de codificación táctil, sin necesidad de usar pantallas que recuerda mucho al Lego (igual que Scratch). Cada bloque de color se corresponde con una acción (Hacia delante, derecha, izquierda…). Ellas mismas descubrieron que cada ficha era un movimiento y después investigaron cual era el movimiento de cada color. Con la ficha azul las ayudamos un poco, sirve para repetir un patrón (preseleccionada en la línea de función de la consola) porque al ponerla en la consola ellas se pensaban que el movimiento era “estarse quieto” : )

– Libros y mapa de recorridos: Nuevos recursos y retos complementarios al uso normal de Cubetto.

En estas fotos podéis ver como lo usaban las niñas, lo han disfrutado muchísimo y creo que es algo que va a triunfar en casa en los próximos años.
Cuando hay un error en el código, el robot hace un ruidito distinto de cuando termina el recorrido y se para, también lo podemos saber porque las luces de la consola no están encendidas a partir del punto equivocado.

En definitiva, tienen el código delante, no tienen que recurrir a ningún ordenador o dispositivo y pueden verificar donde puede estar el error de forma manipulativa. El reto justo, el equilibrio entre ser demasiado fácil y aburrirse y demasiado difícil y frustrarse.

Al principio empezaron a usarlo en el mapa, siguiendo las instrucciones del libro, poniéndose retos y después Emma se inventó un cuento y Abril lo iba haciendo con el robot, salían Papa Noel y un unicornio (esta es la parte no Montessori XD).

Enseguida empezaron a plantearse otros recorridos con construcciones que teníamos en casa, el arco iris fue su preferido porque hacía las veces de túneles.

Algo que me preocupaba era que Abril, que ya tiene seis años se le quedara corto, pero pensé que lo aprovecharían sus hermanos. No ha sido así, creo que le va a sacar mucho partido y está aprendiendo de forma sensorial todos los conceptos que creo que necesita asentar si quiere seguir avanzando en el lenguaje de programación y la robótica. En su web podéis ver más ideas.

El Robot Cubetto  nos lo han mandado desde Dideco  para darles y daros nuestra opinión, lo podéis conseguir bien en su tienda online, bien en sus tiendas físicas y, si estáis en Madrid, este sábado podéis verlo en el Dideco de Xaudaró

Os dejo también algunos vídeos donde podéis ver como lo trabajan los niños.

¡Ah! Y este niño maravilloso que fue el que enganchó a Abrili 😊

El único inconveniente, por decir alguno, es el precio, no es un robot barato, pero creo que debido a la forma y el material en el que está construido es esperable, además puede ser aprovechable entre varios niños, varios años. Para una escuela es especialmente una muy buena inversión, les va a dar mucho juego y es muy resistente. Aquí podéis descargar una guía docente.

Les he pedido un descuento a Dideco y me lo han facilitado, para el Robot o para lo que queráis de su web 🙂

¡Espero que os sea útil esta reseña! Y como siempre, aunque pronto vaya a tomarme el descansito del que os hablé, os espero en los comentarios con vuestras ideas y sugerencias.

 

 Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies