He tenido la suerte de hacer varios de los cursos que facilita Cristina Saraldi de Froggies y son maravillosos, con ella aprendí a pintar caritas y leer cuentos, podría decir mejorar, pero no, aprendí, porque su visión de la infancia es absolutamente contagiosa y supuso para mí un antes y un después XD Hoy tengo aquí a Cristina para hablarnos de sus cursos y su papel en Froggies, que por cierto buscan un nuevo socio 🙂

¿Cuál es tu curso preferido de los cuatro?

¡Qué difícil pregunta! No sabría responder, ya que todos me aportan mucho. Con todos ellos aprendo y me ofrecen nuevos recursos y experiencias. Mis compañeras también me ayudan a crecer y disfrutar junto a ellas. Tanto Rocío como Paloma (compañeras de estos 4 cursos) son maravillosas y les quiero un montón. Cada grupo es un mundo y todos son estupendos, así que os cuento sobre lo que puede aportar cada uno de ellos.

El de pintacaritas ofrece un reto a todas las familias porque, aun sin verse muy capaces de maquillar, luego descubren que sí pueden hacerlo. Y además, disfrutan.

El de juegos de andar por casa me encanta por la capacidad que tiene de despertar en la gente la visión del yo sí puedo. Socialmente estamos educados en la violencia y la incapacidad de hacer muchas cosas que son lúdicas. Parece que en la mesa no se juega, mientras nos lavamos los dientes tampoco, y sucede muchas veces que cuando un adulto cansado considera que es momento de cambiar de actividad, transmite al niño “Ya no es momento de jugar”. Todo esto, según mi visión, ha permitido regalar a nuestro inconsciente la falta creencia de que no sabemos jugar. En este curso sólo volvemos a impregnar la creencia de que sí podemos. De que sabemos jugar y de que podemos hacerlo.

El de cuentos de andar por casa es un curso al que le tengo mucho cariño por hacerlo junto a una gran amiga: Paloma Balandis. Es un curso donde acercamos los libros a nuestras rutinas y encontramos la manera de jugar a través de las historias. Todo el mundo que lo hace nos transmite que desde el curso son capaces de disfrutar con sus hijos de algo más a la hora de contar cuentos. Paloma agradecerá si lee que también es un taller para disfrutar de los cuentos porque sí y sin ningún objetivo. Y sin duda, ese es otro de nuestros objetivos.

El de Tiny Froggies es nuevo, y tenemos muchas ganas. Sale a final de mes, ¿quién se anima? Es parecido al de juegos, pero enfocado en 0-3 años. Dos semanas con actividades y recursos para hacer en casa con tus pequeños. Sin presión, sin ser un curso apenas teórico y donde jugar es el gran protagonista.

¿Por qué un Tiny Froggies?

Porque tras nuestra experiencia de grupos de juegos con familias en la primera infancia, observamos que compartir momentos tan básicos como bailar, experimentar, jugar con elementos de la vida práctica o del día a día, pueden quedar lejos de la rutina de muchas familias. Y en este curso sólo queremos ofrecer las herramientas para descubrir que nuestro hogar está lleno de oportunidades de aprendizaje y crecimiento a través de la mirada de nuestros hijos.

¿En qué se diferencia de Cuentos de andar por casa?

En uno jugamos con cuentos e historias. En otro jugamos con todo 😉

¿Qué es lo que más te gusta a la hora de pintar la carita de un peque?

Wow… Muchas cosas, pero sin duda me quedo con la carita que pone una vez se ve en el espejo.

¿Por qué es tan especial para ti el curso de cuentos?

Porque me encantan los cuentos, las historias, escribir… Porque quiero a Paloma y porque siempre aprendo algo de esa parte de mí que cuenta cuentos. Me encanta crecer junto a Paloma y el resto de personas que se animan. Preparar con Paloma cada curso me acerca más a ella. Somos muy afines en nuestra visión de la infancia, además de que trabajamos las dos muy rápido y muy bien juntas. Ahora hay varios proyectos que vamos a hacer de la mano… Ya te contaremos. Y sí, es especial este curso… Como te he dicho antes, todos lo son, y éste sin duda sobre todo por hacerlo con ella me llena mucho mucho.

Imagen de la increíble https://rebecalopeznoval.com/

¿Cuál es tu cuento favorito, el que salvarías sin dudarlo de una hecatombe?

Jajaja. Creo que aquí debería decir que Chachi Comula di bu. Sin embargo, no sería sensata ya que es demasiado autobombo. Creo que si hubiera una hecatombe y me quedaría sin libros, no salvaría ninguno porque no me daría tiempo a elegir. Creo que salvaría a mi familia y les contaría todos los cuentos que recuerde y otros tantos que me inventaría.

Y tu precioso libro, ¿lo salvarias? ¿qué es lo más bonito de escribir un libro?

Jaja, sin haber leído esta pregunta! Si tuviera tiempo lo salvaría, quizás porque lo más valioso fuera mi ordenador o mi usuario de drive, donde guardo todo todo y todo, y eso espero que el día del fin del mundo, o bien no desaparezca o no lo necesite ;P.

Lo más bonito de escribir un libro es escribirlo. No puedo definir qué parte es mejor que otra, desde la idea, la proyección, la publicación, la firma, la consecución de un sueño… Todo es mágico. Al menos cuando has publicado sólo uno ;). ¿Te he dicho que tengo 2 más en proyecto?

En Froggies jugáis mucho, ¿crees que eso te conecta con tu niño interior, con tu niña en este caso?

Ay mi niña… Esta pregunta tiene para un interesante debate. En Froggies jugamos, siempre menos de lo que nos gustaría porque el día a día nos saca del juego y la diversión y nos mete en números, ideas, propuestas, concursos, consultorías… Es verdad que somos una empresa que busca mejorar el mundo a través del juego consciente y creativo, y eso nos llena y nos hace estar constantemente pensando en el juego, en cómo hacer para que el niño y el adulto pasen un rato divertido según las necesidades del cliente. Sobre cómo conecta con mi niña interior diría que depende de en qué punto de mi evolución y consciencia esté yo. Hay momentos en que no estoy para nada conectada con la Cris de la infancia, o mejor dicho, estoy conectada con el miedo y con la ira de mi infancia. Sin embargo, ahora mismo llevo una temporada recordando y conectando con esa otra Cris más jugona y capaz de disfrutar. Supongo que mucho tiene que ver la edad de Cloe, que ahora a punto de cumplir 6 me pregunta sobre mi infancia y los juegos a los que jugaba y me recuerda muchas escenas que mi inconsciente había eliminado.

Imagen de la increíble https://rebecalopeznoval.com/

Por último, hay ciertas corrientes pedagógicas que piensan que no debemos jugar con los niños cuando están en su proceso de juego simbólico. Yo estoy de acuerdo en parte, porque al final siempre acabamos interviniendo y dirigiendo un poquito sin querer, pero hace poco Abril me dijo “Bueno tú no te preocupes que ahora mismo no tengo que expresar ningún sentimiento”, así que jugamos a Vaiana. Me encantaría conocer tu opinión 🙂

Interesante reflexión. Preguntaría: ¿Qué significado tiene para ti el juego simbólico?

Soy de las que opina que todo en la vida es ser consciente y darse cuenta de qué y cómo hacemos las cosas. Y de ahí preguntarnos para qué y con qué objetivo.

También diría qué diferente es ser padre o madre o ser acompañante o maestro.

Pienso que lo interesante como padre o madre debería ser encontrar el equilibrio entre el juego dirigido y el juego libre, poniendo especial interés en el juego libre.

Confío en que cada corriente pedagógica tiene un objetivo pedagógico muy marcado y definido. Y además considero que todas ellas buscan escuchar al niño y muchas de ellas, educarle. Aquí podríamos hablar y entrar en otro debate sobre ello, ¿cuándo lo hacemos Bei? ;P

Sin embargo me cuesta mucho observar cómo hay personas que por seguir una u otra corriente, se salen de su naturaleza; haciendo algo que no les nace de manera intrínseca. Hay gente que necesita dirigir el juego y, siempre que pongan consciencia sobre cuándo y cómo lo hacen, es perfecto. Sea o no simbólico y siempre que el niño entre en “su juego”. Sin perder la autenticidad del niño ni su capacidad de juego libre.

También hay gente que por evitar intervenir en el momento del juego libre, dejan de lado la conexión con sus hijos.

No intervenir en el juego dirigido sería una frase interesante para cerrar, aunque le sumaría las preguntas, ¿por qué lo hago y para qué? ¿Y lo hago a su lado, ofreciendo mi mirada si lo necesita, o estoy lejos, sin conectar ni con él ni con sus necesidades?

Una vez más, poner consciencia y preguntarme, dejando atrás los automatismos que tenemos, sería para mí la mejor reflexión acerca del juego y las relaciones interpersonales.

Maravillosa entrevista Cris, muchas gracias, me has dado mucho sobre lo que reflexionar hoy 🙂 Namasté <3

SORTEO

Gracias a la generosidad de Froggies vamos a sortear un curso, Tiny Froggies (Si vuestros peques ya no son tan Tiny podéis hablar con ellos para gestionar el cambio de curso). El sorteo se hará el 27/6 y el ganador se comunicará por correo electrónico. Es INTERNACIONAL

Solo tenéis que:

1/ Dejar un comentario en el blog contándome que tipo de formación os gustaría encontrar para vuestra familia.

2/ Compartir este post en vuestras Redes Sociales (de forma privada incluso, si ganáis os pediré un pantallazo)

3/ Seguir a Froggies en alguna de sus redes.

   SUERTE A TODOS

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR