¡Buenas! Hoy en el blog os traigo un post muy especial, vamos a entrevistar a Estela, la mitad de Nutrición Esencial, los creadores de la colaboración mensual “Veggie Kids” del blog. Estela es para mi un ejemplo de superación, de que querer es poder y de ser un modelo para sus hijos. Ha creado un programa maravilloso “I love me” y me ha ofrecido una plaza para poder darle mi opinión sincera, yo, ahora mismo, no me siento capacitada de apuntarme hasta que termine mis prácticas, asi que me gustaría que la pudieráis disfrutar alguna de vosotras, ¿queréis ganar una plaza de tester en el programa I love me?

Os lo cuento al final, de momento os dejo con ella.

 

Estela, ¿por qué te decidiste a hacer tu programa I love me?

El programa I love me es una llamada hacia la reconexión con una misma, con nuestra propia esencia. Después de toda la vida batallando con el sobrepeso y la obesidad encontré el camino para despedirme de los kilos de más, los malos hábitos de alimentación, la falta de constancia en mi propio cuidado, el sedentarismo… Me pareció que podría ayudar a otras mujeres que se encontraban en una situación similar a la mía y por eso creé el programa. Yo soy psicóloga por vocación, siempre he tenido el propósito de ayudar a los demás. Me dí cuenta de que mi vivencia y superación del sobrepeso enlazaba con este sentido de ayuda al que me oriento. La psicología tiene mucho que aportar a la hora de sanar el sobrepeso.

¿Crees que como nos vemos influye en nuestra autoestima?

Creo que nuestra autoestima se basa en lo que creemos que somos, en lo que consideramos que somos capaces o no de hacer…La mayoría de estas creencias ni siquiera son ciertas, sólo son etiquetas que nos adjudicaron a lo largo de la vida y nos hemos creído.

La autoestima es el valor que nos otorgamos a nosotros mismos. Si ese valor depende de cosas exteriores a nosotras, de posesiones, cosas que hacemos, etc… estaremos en riesgo de tener siempre una sensación de estar incompletos o no ser suficientemente buenas.

Con respecto a nuestro cuerpo, creo que no tenemos baja autoestima por nuestro peso, por ejemplo. Más bien encuentro que en general tener baja autoestima nos lleva a aumentar de peso, a dejarnos en segundo plano. Cuando nos convertimos en madres nos resulta más fácil exprimir el tiempo y dedicarlo a los hijos que a nosotras mismas, a ese autocuidado propio. Me quedo con una frase muy representativa de Daniel Siegel: podemos buscar progresar y no sólo sobrevivir a las circunstancias. Esto lo extrapolo de la educación de nuestros hijos a nuestro propio cuidado.

¿Crees que tenemos relaciones sanas con la comida?

La función de la comida es nutrirnos cuando tenemos hambre, aportarnos esa variedad de nutrientes que necesitamos para funcionar bien.

En nuestra cultura la comida va asociada a todo tipo de relaciones, de celebraciones, de fiestas…siempre hay comida cuando nos reunimos. Es algo presente en muchos momentos de nuestras vidas.

La comida es buena, es un bien necesario y a nuestra disposición, además tenemos la capacidad de elegir que alimentos forma parte de nuestra comida más a menudo.

La cuestión es que muchas veces acabamos teniendo una relación poco sana con la comida por el uso que le damos: a menudo la convertimos en premio cuando nos sentimos agotadas o hemos superado algo difícil, como vía de escape del estrés o el enfado, nos refugiamos en ella cuando necesitamos cariño o reconocimiento por parte de los demás… Hay muchas formas de maltratarnos con la comida, normalmente la solemos usar para desconectarnos de nosotras mismas, de nuestros sentimientos, de una realidad que a veces nos abruma.

Hay una presión patriarcal para vernos impolutas nada más parir, pero tu programa no tiene nada que ver con eso, ¿verdad?

Mi programa va dirigido a mujeres, sean madres o no.

Creo que el patriarcado no es algo etéreo que nos impone cosas, no hay ellos y nosotros. Es algo que se construye entre todos. La maternidad en algunos contextos parece estorbar, hay prisa para todo con ella. Hay prisa para incorporarse a la vida normal después de parir, hay prisa para que los bebés sean “independientes”,porque el papá vuelva a su puesto de trabajo… y en esta dinámica también parece que se espera que la mujer recupere pronto su figura.

Cuando yo pesaba 100 kilos me daba igual lo que pensaran de mi, lo que me importaba era que me rozaban los muslos hasta hacerme heridas, que no podía hacer una caminata sin agotarme, no encontrar ropa de mi talla en tiendas normales, dudar de si el cinturón de seguridad del avión sería lo suficientemente grande como para abrocharmelo, pensar en el modelo de madre que quería ser para mi hijo…eso es lo que a mi me importaba y lo que me llevó a cambiar mi estilo de vida, a bajar peso. Tener obesidad y sobrepeso es muy jodido en el día a día, hay muchas situaciones que te van minando el estado de ánimo. Al final entras en un círculo vicioso, cuanto más triste te sientes más comes, y peor va la situación.

Mi trabajo se enfoca en tender la mano a las mujeres que quieren salir de esa realidad que no les hace sentirse cómodas. El amor empieza por una misma, no creo que nos falte nada ni tengamos que pesar x para ser suficiente. Ya estamos completas y somos dignas. Me gusta recordar eso a la mujer. Más bien se trata de cambiar la visión sobre una misma, el único cambio viable y sostenible será el que se haga por amor incondicional a tu ser.

¿Que supuso para ti perder el peso que te sobraba, lo viviste como un reto superado?.

Logré perder peso porque me perdoné por mis circunstancias pasadas, dejé de refugiarme en la comida y dejé de tener miedo a la vida.

Mi proceso de pérdida de peso ha ido de la mano con un proceso brutal de autoconomiento y empoderamiento. Ha sido un cambio cualitativo.

No solo se ha reflejado en mi cuerpo, sino en todas las áreas de mi vida. Es increíble como cambia todo cuando tu decides empezar a cambiar algo como tus pensamientos o tu alimentación. El peso, tu físico, es un reflejo de tu estado interior, cuando dentro hay caos eso se ve fuera. Ahora siento que la vida es increíble, que yo tengo el control y que siempre puedo elegir. Antes me sentía anulada por mi peso, por la comida, por el que pensarían de mi.

Realmente no lo veo como algo que haya superado y ya. Es algo que renuevo cada día. Piensa que a diario comemos, a diario elegimos. Yo elijo que comer, si moverme o quedarme en el sofá, elijo hablarme en positivo en lugar de hacerlo desde la crítica, alentarme y motivarme. Me ha hecho darme cuenta de que soy mucho más fuerte y capaz de lo que creía.

¿Cómo se concilian los niños con el ejercicio?.

Ahora mis hijos tienen 3 años y medio y 9 meses. Tengo a huevo ponerme la excusa de la falta de tiempo, pero prefiero no hacerlo. Lo primero para conciliarlo es tenerlo como prioridad para mi bienestar. Igual que me lavo los dientes, yo me muevo. Tengo claro que es bueno para mi, para estar más centrada y que mis hijos se benefician de una madre calmada.

A mi me funciona muy bien hacer rutinas de ejercicio en casa, sólo se necesita un pequeño espacio en casa, una esterilla y poco más. Bueno, si, querer hacerlo, que es lo que más nos cuesta. A veces pensamos que es insignificante hacer 30 minutos de ejercicio en casa, que sólo vale ir al gimnasio. Yo he perdido 40 kilos sin pisarlo.

También camino a diario, cada paso suma. Ahora tengo que ir con el niño mayor en el carro y la pequeña en la mochila porteada, voy más lenta, pero lo importante es ir. Trato de llevar una vida activa, por ejemplo ir a buscar a mi hijo caminando al cole o hacer las compras a pie.

¿Y con la alimentación saludable?.

Nunca he comido tan saludable como ahora que somos padres. Trato de ser coherente y lo mismo que no le doy a mis hijos cualquier cosa no me la como yo. Nuestra alimentación es un pilar, una prioridad. Prefiero ir con la camisa arrugada a comer cualquier cosa.

Optamos por una alimentación sencilla, natural y tratamos de hacer partícipes a los niños de ella.

¿Planificais mucho?.

Si, planificamos mucho y lo cumplimos. Esto es muy importante. Si no planificas estas perdida, irás todo el día improvisando, con la angustiante sensación de ir apagando fuegos. En casa hacemos el menú semanalmente.

Vuestro Instagram es absolutamente inspirador y tus recetas deliciosas, siempre me pregunto cómo lo hacéis.

¡Muchas gracias! Como decía antes, todo es cuestión de planificar. Nosotros invertimos los domingos media hora o 45 minutos en planificar las comidas de la semana, la compra que necesitaremos. Es la base para evitar agobios diarios.

Por ejemplo, en el día a día Iván cocina la comida y la cena en una hora, a veces le lleva menos tiempo incluso. La alimentación es una prioridad para nosotros y disfrutamos invirtiendo tiempo en la cocina.

Vamos con el sorteo 🙂

Para participar en el sorteo de una plaza en su programa I love me ( y luego contarnos) solo tenéis que

1/Dejarnos en el blog comentario con el motivo que os impulsa a participar en su programa

2/ Compartir esta entrevista en tus redes sociales

3/Seguir sus perfiles en redes sociales, no es obligatorio pero es de lo más inspirador y además una buena forma de agradecerle el detalle.

Podéis dejar vuestro comentario hasta el 20/3 a las 22h, haré el sorteo en cuanto pueda 🙂

SORTEO CERRADO
GANADORA CRISTINA (baepicris)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

Latest posts by Nutricion Esencial (see all)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies