Me maravilla observar como mis hijas juegan, creo que el mayor placer de una madre no es el primer te quiero de su hijo hacía ella, sino hacia sus otros hijos. Emma se lo dijo este fin de semana a Abril y me emocioné muchísimo. En ocasiones me escriben lectoras preguntándome como he conseguido que mis hijas se lleven tan bien, como consigo que no tengan celos y alguna lectura recomendada. La verdad que nunca sé bien como contestar, porque primero  creo que tienen celos como todos los hermanos,  segundo se pelean, como todos los hermanos, y tercero,no estoy segura de haber hecho nada especial, como todas las madres 😛

Desde luego no soy ninguna experta, yo también estoy aprendiendo a ser mamá de dos; pero lo que os cuento hoy es mi experiencia, por si a alguna mamá le pudiera servir. En esta entrada os intentaré dar mi visión acerca de las relaciones fraternales. La semana que viene os daré 20 tips para suavizar la rivalidad entre hermanos (a los suscriptores del boletín os llegará hoy por ser lectores tan fieles y molones). Si quieres suscribirte para no perderte nada pincha aquí 🙂

¿Se puede conseguir que no tengan celos?
Que los hermanos se peleen es algo tremendamente natural. Lo raro sería que no lo hicieran, pues significaría que no están juntos mucho tiempo. Cuando la diferencia de edad es mucha o el mayor es muy consciente de la fragilidad del pequeño no suele haber peleas.
En el caso de las tigris, que se llevan casi dos años, han pasado por muchas fases: La fase “tengo dos mamas” (reconozco que ver como Abril cambiaba pañales o la consolaba siendo ella misma un bebé me emocionaba profundamente), la fase “admiración profunda” (en la que Emma quería imitar a Abril en todo, la idolatraba y era la luna de su noche), la fase “vaya hermana más molona tengo” (en la que se partía de risa con sus muecas y locuras) y la fase actual en la que ha aparecido la rivalidad de la mano de la complicidad  (Emma ya no se deja mimar, ya no la mira absorta como si fuera el sol, pero sigue partiéndose de risa con ella y la imita y admira muchísimo).

Esta foto es de hace justo un añito, no pueden ser más comestibles 🙂

En esta ultima fase es cuando han surgidos las peleas, los empujones, los mordiscos, los llantos y los lloros. Eso no sale en el blog, ni en redes sociales, me niego profundamente a compartir una foto de mis hijas que en su situación no me gustaría que se publicara. No es una cuestión de postureo, es una cuestión de principios, tenía Abril horas de vida cuando ya me negué en rotundo a que la hicieran fotos llorando. Fui tajante. No compartir explícitamente fotos de momentos tristes, no significa que no existan. Las niñas pasan 24 horas juntas, es natural que haya roces. Simplemente no lo veis
Por otro lado, creo firmemente que no sirve de nada que los padres nos pongamos como meta que nuestros hijos no tengan celos entre ellos. Evitar los celos entre hermanos es como evitar que suba la marea del mar. Imposible. Es deseable y natural que nuestros hijos compitan por nuestro amor y atención, y es aún más deseable que lo exterioricen. Las formas de exteriorizarlo son varias, están las sutiles (regresiones a etapas anteriores del desarrollo, aumento de rabietas, llamadas de atención, pesadillas, conflictos y rabia hacia los padres,…) y están las evidentes (pegar al bebé o pedir que lo devuelvan). No podemos evitar los celos, lo que si podemos hacer como padres es darles las herramientas para que los gestionen, esa rivalidad intrínseca a la relación fraternal. Presionar a los niños para que no tengan celos es poco factible, probablemente sólo consigamos el efecto contrario, que repriman sus emociones. Y no creo que ningún padre del siglo XXI desee eso para sus hijos

¿Se puede conseguir que se lleven bien?
El segundo punto es el más complicado de los tres, en esta sociedad parece que si tus niños se comportan de la forma esperable es gracias a tus cualidades como padre y se la lían parda eres un mojón desastre de progenitor. Juicios, culpa, y criticar, deporte nacional de este pais. No puedo estar más en desacuerdo. No podemos caerle bien a todo el mundo. Es imposible. Y eso incluye los hermanos. Aíslar de la ecuación el hecho de que son personas distintas con sus temperamentos y gustos distintos es cosificar a los pequeños. Hay hermanos que nunca seran los mejores amigos del mundo con padres que lo han hecho genial, igual que hay hermanos de familias desestructuradas que tienen un amigo para toda la vida.  ¿Qué hemos hecho nosotros? No hemos hecho nada en concreto, las he dado todo el tiempo compartido y a solas que he podido, las he dado espacio, las he dado amor incondicional, las he dado mis lagrimas de culpa por no darles más tiempo en exclusiva y mis risas de felicidad cuando así ha sido, las he dado mis suspiros y mis lo siento. Y sobre todo las he dado tiempo juntas. Adoran estar juntas, casi me atrevería a decir que no saben estar la una sin la otra.

Lecturas recomendadas
Finalmente sobre los libros, hay dos que me he leído últimamente y os puedo recomendar. Lo mejor de volver al trabajo (aparte del sueldo en la cuenta corriente jeje) es poder volver a leer. Cuando estaba de excedencia me resultaba imposible, pero he vuelto a recuperar mi afición.

– El primer libro es Querer a todos por igual, de Nancy Samalin. 
El título en inglés es Loving Each One Best, algo así como querer a cada uno de la mejor forma posible. Me lo compré cuando Abril lo estaba pasando fatal con la llegada de su hermanita, como a los 4  meses, pero Emma enseguida se sentó sola y el problema desapareció por arte de magia al empezar a jugar de verdad juntas y lo dejé aparcado. Leerlo ahora ha sido una delicia, me he reafirmado en que lo estamos haciendo genial en un
80% y me ha dado claves para mejorar el 20% restante. El libro no sirve tan solo para hermanos, sino para la crianza en general, para la vida. Son múltiples los pasajes del libro que me han emocionado, pero me quedo con una anécdota sobre una madre que preparó una fiesta de cumple con la hermanita recién nacida, me hizo llorar a moco tendido en un vagón de metro llenito de gente.

Cuando Abril cumplío 2 añitos, Emma tenía dos semanitas, pues le montamos un fiestón tremendo, con tarta de fondant incluida (que terminamos a las 4 de la mañana), me acordaré de su carita de ilusión toda su vida, este es el tipo de cosas que se hacen por amor. Volvería a repetirlo una y mil veces (a lo mejor compraba una tarta eso sí jeje)

– El segundo Hermanos, no rivales
Al igual que el anterior es muy práctico pues cuenta las experiencias padre a padre, de sus conversaciones y dinamicas de grupo de las autoras surge este libro. Las experiencias de los otros padres me resultan siempre más valiosas que lo que quiera contarme cualquier experto. En ese sentido me ha encantado el libro, pero el de Nancy Samalin me ha gustado quizás un poco más. Los dos son dos libros estupendos y se complementan mutuamente. Las viñetas son muy explicativas y me ha hecho reflexionar profundamente.

– El cerebro del niño,
Un libro estupendo, que explica como es el cerebro de los pequeños desde el punto de vista de la neurociencia, tengo pendiente una reseña en profundidad 

– Finalmente como libros infantiles recomiendo (junto con los que  publique para preparar al hermanito aqui):

Todos sois mis favoritos:  Un libro precioso y muy tierno para explicar que cada hermano es un unico

Siempre te querre pequeñin: Un texto muy dulce en el que el zorrito la lía parda y la madre reacciona de 10 con una moraleja preciosa y amor incondicional a tope

El Emocionario (a partir de los 3-4 años) Fabuloso libro que explica las distintas emociones que tenemos las personas y como expresarlas (os lo mostré aquí)

The Feelings book: Un libro lindiismo de Todd Parr que anima a expresar siempre las emociones que sentimos.

Cambalache: Un libro divertidísimo para normalizar el sentimiento ambivalente que tenemos a veces hacia nuestros seres queridos (os lo mostré aquí)

Espero que os haya resultado útil, la semana que viene (o en un ratito si sois suscriptores) tendréis la segunda parte, con 20 consejos prácticos. Si os ha gustado, sed generosos y compartir en vuestra red social 🙂 
Que tengáis un lunes maravilloso y una semana plena 🙂

*Links afiliados (recibimos una pequeña comisión si compráis a través de ellos)

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR