¡Hola! Ya os conté la semana pasada que inaugurábamos una nueva sección “Mamá necesita un café” donde iba a intentar mantener una relación más estrecha con vosotros. ¡Qué semana! Hoy me toca contaros como recibí mi propia medicina el martes, y  responderos una de las preguntas que me hicisteis en el otro post (otra da para un post entero, prometo hacerlo). Empiezo contando mi semana y termino por la pregunta, vais poniendo el café (o té, o zumito, o smoothie jiji), ¿me contáis la vuestra en los comentarios?

Si estuviéramos tomando café os contaría que me lo pase genial en el taller Montessori que impartí el sábado y que vamos a necesitar una segunda parte para toquetear toooodos los materiales que tenemos. Siempre digo que Montessori es 80% Filosofía y 20% materiales, pero reconozcámoslo, son super chulos. Ya estamos negociando cuando será el siguiente, lo de negociar es una forma de hablar, me estoy mandando audiowasaps con mi amiga Natalia mientras nuestros hijos quieren wasapearse entre ellos, pero eso queda poco profesional, ¿no? Jijijii

Si estuviéramos tomando un café os hablaría del wasap y del mensaje apocalíptico que les mandé a mis amigas el otro día “Si odias a tu marido cuando estás ovulando es que esto va a terminar en divorcio”. Puro drama el mío, jeje. Luego me quejo de que Abrili es una dramática, pero soy buena maestra.  ¿No os parecen vuestras parejas un partidazo determinados días del mes? A mi esta semana ni eso (¡Lo siento amore!) Esto me recuerda que ha habido un poco de polémica con el colecho en la fanpage de facebook y que me han enredado para escribir un post sobre intimidad (fornicación) e hijas que no duermen. A ver que sale XD Me encantaría escuchar vuestros pensamientos en los comentarios 🙂

Si estuviéramos tomando café os contaría que la semana ha sido horrible, MachoAlfa con un pico de trabajo ¡ y cuando no es fiesta me diréis! Os enlazo a este post sobre Cesar Bona, que es un profe igual de molón que MachoAlfa, bueno un poco más porque es famoso XD… Bueno, Abril cogió un virus, tuvo fiebre y empezó con pitos, y como la última vez que la ingresamos se cerro en un par de horas, estoy un poco un mucho totalmente en plan dramamamá. Unido a no dormir porque está malita y a la situación tensa que tuve el otro día con Emma, acabé sumida en una terrible rabieta ¡oh sí, las mamás también tenemos rabietas! Y odié con todas mis fuerzas a MachoAlfa, luego me trajo comida a la cama y ese pedazo de acto de amor verdadero descongeló mi corazoncito. Si estuviéramos tomando café os enseñaría este vídeo tan chulo que parodia la peli de Frozen por una mamá, os lo dejo para que os echéis unas risas.

Si estuviéramos tomando café os contaría que ayer me quedé dormida en el dentista, me hicieron una endodoncia, y entre la luz fuerte que me hizo cerrar los ojos, la anestesia y la voz dulce del doctor, ¡bueno y el sueño que tenía!, me quedé dormida, me tuvieron que avisar para que abriera más la boca, creo que aún se están escojonando de mí. Salí como nueva,  fue como ir a un spa, tumbada, sin niñas mamamamama, sin trabajar y sin nada en que pensar. Yo veo aquí un nuevo modelo de negocio… o un grupo de facebook “Señoras que responden al nombre de mamá y van al dentista y se creen que se van de spa”

Si estuviéramos tomando un café os contaría que después de escribir el post de consejos para gestionar rabietas y quedar como una super mamá – que lo sabe todo, todo y todo de las rabietas de sus peques-, Emma tuvo una tarde espectacular, en la que la pobre estaba en bucle continuo porque quería meter un DVD dentro de mi móvil ¡en la biblioteca! (Sí, también soy esa que dice que los bebés pueden ir a las bibliotecas) ¡Zas en toda la boca!. Después de ocho millones de alternativas, de distraer, de acompañar, de contener, de seguir mi post de pe a pa vaya, ya pensaba que lo había hecho genial ¡rabieta superada! ¡Oh infelice! Cuando salió Abril de la ludo, estaba muy cansada y se quería dormir, negociamos como pudimos que Emma fuera en el patín y Abril en el carro y se me ocurrió ¡comprar galletas de Frozen! para distraerla un poco de camino a casa (ya empecé a perder puntos ahí, con sus grasas saturadas, azucares, harinas blancas… esas cositas tan sanas). No os voy a contar como fue el camino de vuelta a casa -laaaargo-, lo que si os diré que en medio de una rabieta bestial porque ¡habían cambiado un paso de cebra de sitio!, se rompió la bolsa de la compra y se desparramó por la carretera. ¡ Y nadie me ayudaba! La escena era terrible: niña pequeña como loca, madre como podía sujetándola, coches que querían pasar, compra desparramada, carro en medio de la carretera con niña mayor dormida (menos mal). Al final vinieron dos chicas y me echaron un cable, que si me leéis, puedo donaros un riñón, que tengo dos. Estuve a punto de echarme a llorar allí mismo. Parece que Emma lo entendió porque se le pasó la rabieta y me acariciaba la carita, parecía que me quería decir “mami se le ha ido la olla a mi amígdala“. Os cuento todo esto porque como ya os explicaba la semana pasada, mi vida dista mucho de ser perfecta, pero lo importante es como nos enfrentamos a esas imperfecciones, ¿no os parece?  Los peques van a tener rabietas si o si, por mucho que nos anticipemos, así que si se nos gasta la paciencia, nos sentimos mal un minuto y a seguir siendo mamis (o papis)

Os contaría que hemos escondido tan bien el libro que pensábamos regalarle a MachoAlfa por el día del padre que me va a tocar comprar otro, ¿habéis visto las 30 libros para regalar el día del padre que os doy en este post? También os contaría que estoy loca por hacer un kamishibai y que he descubierto una cuenta de instagram chulísima @belenrecursosdeinfantil con un montón de cuentos para los peques y un video sobre su kamishibai. Y os descubro una página que me encanta, Sami Garra, con unas ilustraciones geniales y un blog Divino de la Muerte. Os contaría también que en Madrid empieza Teatralia y que este finde tengo mucho trabajo y espero que mi cuerpo se recupere de la semana de locos o moriré en el intento de conciliar todas mis vidas XD

portada1Finalmente respondo a la pregunta elegida (taaaa daaaaaam):

“Hola Bei!! Muy buena iniciativa! Me encanta que te preocupes por tus lectores, que nos preguntes y nos tengas tan en cuenta.
Mi pregunta es sobre la concentración, muchas veces mi peque está concentrada en algo pero llega el momento de ir a casa, salir, etc… y tengo que interrumpirla. He leído que interrumpir a un niño cuando está concentrado impide que desarrolle esta habilidad pero hasta dónde es cierto? Por interrumpirla para el cambio de pañal (puede hacer caca y que le dé igual), irnos a casa cuando ya es tarde… estoy haciendo mal? Debería dejar que se autogestionara 100% a la hora de comer, bañarse, salir..?? Tiene 16 meses
Muchísimas gracias!!”

Hola Isi, efectivamente no es positivo interrumpir a los niños, no creo que impida el desarrollo, pero desde luego si lo dificulta. La autogestión con un niño tan pequeño es muy complicada, la verdad, vosotros como padres tenéis que tomar las decisiones importantes y negociarlas -o no, depende del caso-, con los peques. Por ejemplo, para el cambio de pañal, puedes dejarle decidir entre varios pañales el que le vas a poner, es necesario cambiarles pronto para evitar rojeces e infecciones, yo ahí veo un límite claro. Exactamente igual sobre la hora de volver a casa (del parque supongo, ¿no?, aunque ahí a lo mejor podéis ser más flexibles), y sobre comer y bañarse, pues ahí podéis ser más flexibles todavía, no es necesario que se bañen a diario, y no podemos obligarles a comer… En resumen, vosotros sois los padres y es vuestra responsabilidad tomar estas decisiones, los niños menores de 3 años rara vez entienden estos limites y nosotros debemos asumirlo y ser lo más flexibles que podamos, pero si no nos sentimos cómodos con algo, debemos poner un límite. Espero haberte contestado!

Otra de las preguntas es sobre los pensamientos en embarazo del segundo bebé, voy a hacer un post porque no podía contestar en un párrafo, ¿vale?Y  nada más,  dejadme por fi una pregunta que os gustaría hacerme en los comentarios (del blog, si me la dejáis en redes sociales se pierde rapidísimo) y eligiré una para contestar el próximo viernes.

¡Feliz viernes y feliz fin de semana!

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR