En los últimos días algunas personas se han encargado de manifestar, digamos “vehementemente”, que la educación de los niños pequeños, la crianza, no es realmente educación. Como siempre, denostan a los niños, que parece que no valen nada, y a las madres y padres que nos encargamos de su cuidado. Sentimos su desprecio en la sociedad, en nuestros trabajos, en cualquier círculo… Si consideras que la educación empieza desde el nacimiento, te voy a robar un minuto de tu tiempo y te voy a pedir que me des tu voto en los premios Bitácoras, es la forma que tengo de reivindicar que los niños tienen valor y que los que los criamos tenemos mucho que decir…

Os lo cuento al final, pero primero os voy a hablar de cuales son los planos del desarrollo según la Dra. Montessori. Es la lección que he estado viendo con mis alumnos beta tester Montessorizate esta semana y que he decidido traeros también a vosotros en versión reducida para que reflexionemos juntos al respecto.

Uno de los planteamientos más interesantes de la filosofía Montessori son los Cuatro Planos del Desarrollo, idea que generó María Montessori unos años antes de su muerte y en el que queda patente que para ella lo más importante en la educación de un niño son los primeros años de su vida, de los 0 a los 6 años y, más concretamente, la primera etapa hasta los tres años.

Según este planteamiento, el niño pasaría del nacimiento hasta la vida adulta gracias a cuatro periodos distintos: Los cuatro planos del desarrollo, cada uno de los cuales difiere del anterior, pero todos forman parte de un proceso indivisible, y lo más importante, no completar uno de los planos “adecuadamente” podría tener graves consecuencias para los posteriores. Por suerte, sin embargo, somos resilientes los seres humanos, ¿No os parece?.

María Montessori se sirvió de dos esquemas para explicar esto: El primero era más geométrico y abstracto y el segundo más concreto y orgánico. No pueden ser más distintos, pero se complementan perfectamente. Las imágenes son de NAMTA. Si queréis profundizar os animo a que leáis este documento de NAMTA – si leéis en inglés- o este en castellano, pero os explico brevemente en que consistía su planteamiento.

Primer esquema: El ritmo constructivo de la vida.

cuatro planos desarrollo montessori

Fuente: NAMTA

María Montessori consideraba que el crecimiento no se daba en forma lineal, sino que se produce en una serie de fases, con altibajos, que marcan el ritmo al que se construye el hombre que será el niño, mediante una serie de metamorfosis por las que el niño renace hasta convertirse en un hombre adulto. En cada periodo se produce un aumento progresivo de las sensibilidades para luego decrecer hasta dar lugar a una nueva fase de desarrollo.

La infancia y la adolescencia son los periodos de creación (en rojo), donde se producen más cambios, y la niñez y la madurez son los periodos de desarrollo (en azul), que gozan de más estabilidad al desarrollarse las habilidades de la etapa anterior. Todo este esquema está marcado por la finalidad de la naturaleza, que el niño se construya a sí mismo como hombre.

Por otro lado se observa en la parte inferior de la imagen, un gráfico de causalidad, que al contrario del gráfico anterior, muestra como se administran los contenidos en el sistema educativo, en el que aumentan progresivamente, sin tener en cuenta la naturaleza de los niños y jóvenes y sus periodos sensibles y necesidades. Asimismo, el aprendizaje se produce por causa (profesor) y efecto (alumno). Realmente es algo para meditar cuando pensamos en nuestras tasas de fracaso escolar…

Segundo esquema: El bulbo

Al contrario que en el primer esquema, en el que simplemente introducía el concepto del ritmo del desarrollo, en éste se puede ver la gran importancia que Maria Montessori otorgaba a la infancia, especialmente al periodo de 0 a 3 años, el embrión espiritual. La adolescencia, también en color rojo, es también un periodo de muchos cambios, pero no goza de la importancia del primero. La niñez y la madurez son momentos tranquilos, en verde.

Destaca también la flecha ascendente de la finalidad, que nos indica que el desarrollo los primeros años es vertiginoso y que poco a poco va estabilizándose hasta llegar a ser una línea discontinua en la ultima fase de la madurez (21-24 años).

En la parte inferior del esquema, relaciona cada uno de los periodos con un sistema de educación alternativo, que no podía ser usado indistintamente en cada una de las etapas, al contrario del Método Montessori, que constituye un sistema de educación integral.

Os dejo este resumen de ambos gráficos por si lo queréis descargar y profundizar en las lecturas que os adjunté.

cuatro planos desarrollo

Hace más de 50 años que Maria Montessori plasmó sus teorías sobre la importancia de cuidar la infancia de los niños, pero hoy día, todavía hay personas que creen que la educación empieza en la universidad. El único momento en el que podemos influir de alguna forma en nuestros hijos es en esta etapa, cuando su mente es absorbente y asimila nuestros valores como propios, porque lo único que les importa es el ejemplo que les ofrecemos nosotros. Si queremos jóvenes interesados por la ciencia, la historia o el arte, el momento de ofrecérselo es en la infancia, de lo contrario puede que ya no quieran saber nada de ello en la adolescencia.

Ya os he citado más veces esta frase:

“Siembra en los niños ideas buenas, aunque no las entiendan… los años se encargaran de descifrarlas en su entendimiento y de hacerlas florecer en su corazón. María Montessori”

Pues es lo que intento con este blog, sembrad en vosotros ideas bonitas, ofreceros nuestra experiencia de crianza y educación de nuestras hijas, aportaros alternativas si sentís que el camino marcado no es para vosotros. En definitiva, explicaros que otra forma de educar no basada en premios, ni castigos, ni gritos, ni chantajes, es posible.

Si te hemos ayudado, si en algún momento te ha servido este blog para mejorar tu relación con tus hijos, o si consideras que la educación por supuesto empieza cuando nace un bebé, vótanos. Si te has sentido menospreciado/a por cuidar de tu hijo en detrimento de tu carrera profesional, vótanos. Ayúdame a dar visibilidad a una educación basada en los intereses del niño. Ayúdame a cambiar las ideas trasnochadas y los planteamientos obsoletos.  Y si os cae bien MachoAlfa, hacedlo por él, vamos cuartos y solo los tres finalistas tienen acceso a la entrega de premios, y, creedme, en esta casa entra poquito jamón serrano XD


 

Si os ha gustado y queréis apoyarnos ( y que MachoAlfa se ponga tibio a jamón y mojitos, jijij) podéis votarnos en los Premios Bitácoras de la siguiente forma

1/ Pincháis en la imagen de la barra lateral o en este enlace

2/ Os conectáis automáticamente a través de Facebook y/o  Twitter

a

3/ Buscáis la categoría “Mejor blog de Educación y Ciencia”

b

 

4/ Añadis www.tigriteando.com (y si lo deseáis añadis  el resto de blogs que queráis votar en la lista de categorías)

c

5/ Presionáis Votar.

6/ Nos hacéis muy felices 😛

 Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR