Ya os contaba el otro día mi visión sobre el control de esfínteres y Montessori,  que se resume en “sigue al niño”, y también la visión de una maestra de la pública, pero lo hoy toca es un post un poco más polémico, de esos a los que doy el botón de publicar como si estuviera a punto de lanzar una bomba nuclear XD. Hoy os derribo 10 mitos sobre la retirada del pañal de nuestros hijos, he intentado escribirlo en un tono provocador y humorístico con el objetivo de que todos reflexionemos al respecto. Espero que nadie se sienta ofendido, porque parto de la base de que todos los padres queremos lo mejor para nuestros pequeños, y todos nuestros actos son fruto del amor que sentimos por ellos.

1) Una vez que empiezas no puedes volver a atrás.

Éste es el consejo más repetido, que a fuerza de oírlo tantas veces ya parece una verdad suprema. Sí, puedes volver atrás, señal de que te has equivocado, sobre todo cuando la iniciativa parte de los padres y no de los hijos. El “Hacía atrás ni para coger impulso” que tanto daño no os ha hecho como sociedad, transmitido a nuestros pequeños, ¿Que puede pasar? ¿Qué sea el último de la clase en dejar pañal? ¿Es esto importante realmente?

2) Hay que esperar al verano.

El niño es quien tiene que decidir, no nosotros. Sólo así podrá vivirlo como un logro personal y sentirse realizado en el proceso. Cada niño tiene un proceso madurativo distinto y teniendo en cuenta que nacen a lo largo de los doce meses del año, es imposible que todos de repente aprendan a controlar esfínteres en verano. ¿O es que antes de nacer sincronizamos todos nuestros esfínteres para el 21 de junio?

3) En la escuela infantil te avisan de cuando tienes que empezar.

No dudo de la profesionalidad de las cuidadoras de nuestros hijos, pero no podemos externalizar nuestra responsabilidad como padres respecto a una de las decisiones más importantes de su infancia. Las maestras pueden proponer, pero la decisión es tuya, mejor dicho, de tu peque.

4) Hay que empezar por la caca / Hay que empezar por el pis.

El niño debe decidir como, donde y cuando empezar. Algunos prefieren empezar con la caca porque es más fácil anticiparse, pero otros viven mal desprenderse de algo que consideran parte de su cuerpo. El niño elige y debemos respetarlo.

Pee&Poo-6_mini

 

5) Hay que quitar el pañal de día / Hay que quitarlo primero por la noche /Hay que quitarlo todo a la vez.

Cualquiera de las generalizaciones me parece igual de absurda, insisto el peque manda, él decide. Al contrario de lo que te diga la vecina, la abuela o la desconocida que se cree simpática del parque, cualquier opción es buena si funciona para el niño.

Abril controlo esfínteres por la noche con unos 12 meses, pero estuvo llevando pañal de noche hasta los tres años y medio. Siempre se levantaba seca, pero ella se sentía más segura así y yo lo respetaba, hasta que poco a poco se fue olvidando de que tenía que ponerse pañal por si acaso… Emma que empezó a despañalearse con año y medio,  no está en absoluto preparada para dejar el pañal nocturno. Cada peque es un mundo, estas reglas generales no tienen sentido. ¡Sigue el ritmo de tu peque!

6) Hay que premiar a los niños cuando hacen pis/caca en el wc para animarles o no aprenderán nunca.

Sin entrar en debates sobre el conductismo, en Montessori no se usan premios, pero es que además, los peques deben vivir el control de esfínteres como algo suyo, como un reto personal, no algo motivado por recompensas externas. ¿Alguien sigue aplaudiéndose cuando hace pis con 20 años? Bueno yo tenía un vecino que cuando eruptaba decía ole y se aplaudía, pero igual no es buen ejemplo XD

7) Hay que regañarles o peor castigarles, o no aprenderán.

Sin comentarios. Las variantes más hardcore, le dejaré mojado para que aprenda para mí son inconcebibles. Alternativa: ¡las consecuencias! Hacerse pis encima es el control de error más evidente que existe, anímale con cariño a recoger el pis y/o quitarse la ropa y dejarla en la lavadora. Ropa limpia y todos tan felices. ¿De verdad es creéis necesario regañar cuando un niño ya se ha dado cuenta de que se ha confundido?

8) Hay que ponerles a hacer pis cada veinte minutos.

En Montessori observamos mucho e intentamos interferir lo mínimo posible.

Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo. María Montessori.

Con nuestro acto bondadoso (preocuparnos para evitar que nuestro hijo se empape de pis) le estamos transmitiendo al niño dos cosas igual de perjudiciales: que equivocarse es algo malo y no lo es, es fundamental para su aprendizaje y que no confiamos en ellos. ¿Es realmente esto lo que queremos para ellos?

Entono el mea culpa, la primera vez que salió Emma sin pañal, tenía 20 meses y yo estaba acongojada y le repetí varias veces que si quería ir, la tercera vez que se lo dije me miro con condescendencia + firmeza + superioridad y me dijo ¡No! (borde) mami (con su sonrisa de todos los dientes).Fui muy tonta de no confiar en ella, pero no quería sentirme juzgada porque pensaran que la estaba obligando a dejar el pañal tan pronto. Ya sabéis que este país en cuanto te sales de la norma te llueven palos por todas partes. 

9) Si no se lo quitas tú, nunca se lo quitará.

Sin comentarios. Como todos los procesos, tarde o temprano todo llega. En la universidad no tenía ningún compañero con incontinencia (verbal sí XD).

10) Hay que quitárselo antes de junio porque en el cole está prohibido llevar pañal.

He dejado este mito para el final porque es un mito a medias. En ninguna ley educativa se prohibe llevar pañal al colegio, lo que si es cierto es que los maestros de infantil no van a cambiarlos, sobre esto hablo largo y tendido ayer mi amiga Sol. Sin entrar en debates sobre lo inadecuado que me parece que nuestros aularios no estén preparados para tratar este tipo de cuestiones en niños pequeños -en ocasiones menores de tres años-, creo que siempre se puede llegar un acuerdo con el maestro de nuestros hijos y valorar cada caso personal (en esta línea mi amiga Sol os dió su reflexión personal como maestra). Sobre las posibles consecuencias de forzar el proceso habló Inés, pediatra de digestivo, también el otro día, así que antes de presionar en demasía a nuestros peques, podemos plantearnos más opciones: como que aprendan a cambiarse ellos solos con braguitas de aprendizaje o ir al cole con ellas (si vienen a comer a casa) y mantener el pañal el resto del día hasta que se sientan seguros. En todo caso, explicadles a vuestros hijos la situación y aumentad al 600% el nível de comprensión y empatía.

Para muestra, os traigo el testimonio, de mi amiga Elena, que seguramente la conoceréis por su faceta emprendedora en De Monitos y Risas, Oh! La luna y Asesoras Continuum, sobre la experiencia de su hijo pequeño, que se escolarizó a principio de curso:

Cuando llegó el momento de la escolarización de Lucas, con sus 3 años recién cumplidos en junio, aún no tenía el control de esfínteres correctamente establecido. Como consideramos que el control de esfínteres es un hito importante en el desarrollo y no queríamos presionarle, la solución fue hablar con su profe. En el cole de Lucas hay profesoras de apoyo porque es un cole de integración motórica, y una actitud abierta hacia la diversidad sea la que sea, así que la opción del calzoncillo-pañal y recordarle de vez en cuando que vaya al baño fue la estrategia que elegimos.

Enseguida su profe se dio cuenta que a Lucas ir al baño con el resto de los compis no le gustaba nada, así que él empezó a ir un rato antes de los demás y poco a poco, el control del pis fue total. Sin embargo, acabamos el curso sin control para la caca. Normalmente, son pequeños escapes pero en ocasiones, pues no. Su profesora o la de apoyo le cambian y él me lo cuenta luego con naturalidad.

Protesta porque no le gusta que nadie “le mire el culo” pero nunca me ha referido otro tipo de quejas, por lo que no puedo más que agradecer a su profesora y el equipo su predisposición al diálogo y el esfuerzo que hacen por adaptarse a las necesidades y particularidades de nuestros peques. Así como invitaros a hablar con los profes de vuestros hijos, y a buscar la mejor solución pensando, sobre todo, en las necesidades de los peques.

Os espero en los comentarios 🙂

 

 Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies