Hoy no hay café, lo siento en el alma, pero anoche estaba destruída y necesitaba dormir. Tener un marido molón es como un tesoro, así que se ha currado la entrada del juego Pandemia, como ya os prometió en su presentación. Los procastinadores son así, hacen lo que tienen que hacer, no hace falta que venga su mujer a recordarselo cada 3 meses XD Os dejo con él, y os animo a dejarle un comentario para darle feedback, que aún lleva la L de papabloggero nobel XD Y si no se os ocurre ningún comentario, preguntadle que deberes ha mandado a sus chicos jiji, con los de unas alumnas me partí de risa 🙂 ¡Feliz fin de semana! Os espero el próximo viernes en el café, el último de la temporada 🙂

pandemia-12_mini

Pandemia o cómo no ser Ana Mato

 

Hola a Tod@s, aquí (por fin) va la primera reseña, pero antes os tengo que agradecer los comentarios de apoyo y ánimo que recibí con la presentación. Reconozco que llegué a sonrojarme, aunque no pude contestar a todos, no me odiéis, esto me “pilló de nuevas”. También me gustaría pediros perdón por el retraso, empecé con buen pie, pero esta evaluación ha sido terrorífica y casi no he tenido tiempo para probar el juego o escribir. En la presentación os conté que mi campo de acción dentro de la educación son los adolescentes e intentaré contaros mis experiencias con los distintos juegos dentro del aula. Sin embargo, también haré guiños a juegos para los más peques, no os preocupéis, tenemos alguno en la “juegoteca”.

pandemia-14_mini


Pandemia es el juego que me honra reseñaros, un juego básico para todos los apasionados del tablero, pero tremendamente útil para iniciar a nuevos jugadores sin experiencia alguna. Más conocido como Pandemic, Homoludicus lo tradujo al castellano y tardó poco en “petarlo” por las tierras de Cervantes, aunque ya había una buena cantera de jugadores que poseían o habían jugado a su versión inglesa ya que las reglas son sencillas y la poca dependencia del lenguaje lo hace muy apto. Una mecánica simple y un diseño atractivo hacen de Pandemia una herramienta muy útil de aprendizaje en el aula ya que, a mi juicio, cubre una gran de parcelas de la labor de un docente.

“Hala!!! Cómo la peli de Estallido!!!… Quiero ser Dustin Hofman!…y médico!….y militar!…y mono!!!!!” Pero luego llegaba la hora de ver los componentes y veías cubos de colores…¿Qué castaña es esto? Yo quiero erradicar enfermedades, pero no cubos de colores… “

Aun así, no os penseis que todo ha sido vino y rosas con este juego. Nuestra relación ha sido turbulenta y muy compleja. Reconozco que ya había estado tentado de comprarlo en varias ocasiones, entraba y salía constantemente del carrito de la compra. Unas veces lo incluía, pero me lo pensaba, leía alguna reseña en internet y lo acababa desechando.

Os podeis imaginar la historia: “Hala!!! Cómo la peli de Estallido!!!… Quiero ser Dustin Hoffamn!…y médico!….y militar!…y mono!!!!!” Pero luego llegaba la hora de ver los componentes y veías cubos de colores…¿Qué castaña es esto? Yo quiero erradicar enfermedades, pero no cubos de colores… Anda!!! Cómo molan las miniaturas de este otro juego!…

pandemia-2_mini

Más o menos así acababa siempre la historia, hasta que un día me animé y lo pillamos como regalo de Navidad.

Cuando llegó, el escepticismo siguió estando presente mientras abría la caja, no obstante, qué equivocado estaba!! Los componentes llamativos y atractivos, las instrucción casi intuitivas y bien estructuradas y la calidad del tablero hicieron que me replanteara mi opinión inicial. Y no os cuento cuando jugamos por primera vez, tuve que meter el juego dentro de la cama para culminar una velada esplendida (reconozco que fue complicado hacerle un hueco en nuestra supercama de colecho, pero cuando echamos a los otros tres jugadores la cosa se puso un poco más cómoda e íntima)

pandemia-17_mini

Entrando en materia técnica, os hablo un poco de los componentes y muy por encima de la mecánica antes de contaros mi experiencia.

El tablero refleja los distintos continentes con varias ciudades importantes. En él colocaremos los diferentes cubos de enfermedades, las cartas y otras piezas que os comentaré más abajo. Las ciudades quedan unidas por líneas que permiten a los jugadores moverse de un lugar a otro, y cuenta con una leyenda que nos recordará que hacer en cada momento (vamos, al fondo a la derecha, no tiene pérdida)

pandemia-4_mini

Las cartas, de tamaño perfectamente manejable y de distintos tipos:

– Personajes con habilidades únicas que los jugadores utilizarán durante la partida.

– Ciudades que representan a las que aparecen en el tablero. En este caso encontraremos cartas de ciudades que tienen que ser infectadas y cartas de ciudades que los jugadores usan para viajar, construir centros de investigación o descubrir curas. Estas últimas son las más atractivas ya que reflejan la bandera del país al que pertenecen y el número de habitantes

pandemia-3_mini

– Eventos: cartas que los jugadores pueden utilizar para conseguir su objetivo.

pandemia-10_mini

– Cartas de epidemia que expanden las enfermedades por el tablero y, como es lógico, complican la labor de los jugadores.

pandemia-13_mini

Peones de colores para representar a los jugadores en el tablero (coinciden con los colores de las cartas de personajes)

4 Viales de enfermedades de distintos colores (rojo, amarillo, negro y azul) para representar sobre el tablero si la enfermedad tiene cura o si está erradicada.

pandemia-6_mini

Marcadores de propagación y brotes: piezas que sobre el tablero marcan el número de ciudades que se infectan en cada ronda y el poco tiempo que tienen los jugadores.

Centros de investigación: pequeños edificios de madera que los jugadores colocan en el tablero para obtener las curas de las enfermedades.

pandemia-11_mini

Cubos de enfermedades: 24 cubos pequeños que coinciden con los colores de los viales mencionados. Representan la propagación de las enfermedades por el tablero.

pandemia-7_mini

Vistos los componentes, os cuento, muy por encima, la mecánica del juego.

Dependiendo del número de jugadores (4 con el juego básico y hasta 5 con la expansión traducida “Al límite”), se reparten al azar los distintos personajes y se reparten cartas de ciudades que formaran la mano inicial de los jugadores.

pandemia-16_mini

Después se colocan los mazos de ciudades en el tablero, los marcadores de propagación y brotes, los viales de enfermedad, los peones y un centro de investigación en Atlanta (No os preocupéis, todo tiene su lugar especifico e indicado en el tablero)

Una vez colocado todo se sacan las primeras cartas de propagación y se infectan las ciudades iniciales, en total 9 ciudades con enfermedades distintas según el color de la carta.

Es aquí donde empieza la partida, y lo hace el jugador con la ciudad más poblada de su mano de cartas.

Los pasos son sencillos, cada jugador puede realizar 4 acciones durante su turno y puede invertirlas en viajar, tratar enfermedades, intercambiar cartas, descubrir curas o construir centros de investigación (estas dos últimas opciones requieren descartes especiales) Una vez gastadas las cuatro acciones, el jugador roba cartas del mazo de ciudades del tablero e infecta otras ciudades según marque la ficha de propagación. Si sale alguna carta de epidemia, las enfermedades se extienden por el tablero y la labor de los jugadores se complica. Después de esto el turno pasa al siguiente jugador, y así sucesivamente hasta que los jugadores descubran todas las curas (supone ganar la partida) o no haya más cubos de enfermedad de algún color que poner en el tablero, se hayan acabado las ciudades para completar las manos de cartas de los jugadores o los excesivos brotes hayan causado un alarmante número de víctimas.

pandemia-15_mini

Presentado así, parece que los jugadores tienen más posibilidades de perder que de ganar, no obstante, cada personaje tiene una habilidad especial y única que ayuda a los jugadores en su labor. Además, es el primer juego que veo que permite a los jugadores regular la dificultad según el número de cartas de epidemia que se quieran incluir.

Si ya os habéis dado cuenta, siempre hablo de la labor de los jugadores, y es en este punto donde aparece lo más interesante del juego. Pandemia es un juego cooperativo, es decir, los jugadores están “obligados” a colaborar si quieren ganar la partida. Nadie queda por encima de los demás, todos ganan o todos pierden.

Sin embargo, que los jugadores formen parte de un equipo no obliga que se tengan que seguir las directrices de un líder. Cada jugador es libre de tomar sus propias decisiones, como lo es de aconsejar a los demás. Digo esto porque el diálogo tiene que estar siempre presente, ya que hay que analizar la situación en el presente y, además, valorar como puede evolucionar con posteriores acciones. Los jugadores tienen que aprender que sus decisiones pueden alcanzar el objetivo, pero también que pueden empeorar la partida.

El diálogo tiene que estar siempre presente, ya que hay que analizar la situación en el presente y, además, valorar como puede evolucionar con posteriores acciones. Los jugadores tienen que aprender que sus decisiones pueden alcanzar el objetivo, pero también que pueden empeorar la partida.

VALORES PEDAGÓGICOS EN EL AULA

 

Probando el juego en el aula he podido valorar que aspectos del proceso de aprendizaje se potencian más. Dejando un poco de lado la utilidad que puede tener el juego para una materia como la Geografía o, incluso, las Ciencias Naturales, me centraré en valores transversales más útiles para el futuro:

– El diálogo y la comunicación: ya lo he mencionado más arriba, pero destaco su importancia porque es básico. Sin diálogo los jugadores no pueden comunicarse y llegar a un consenso sobre como proceder en las distintas situaciones que se plantean. Jugando con grupos muy cohesionados es una habilidad que se explota de forma positiva casi desde el principio, no obstante, con grupos con poca compenetración o con alumnos más apáticos es un valor que tarda en aparecer (en ocasionas, no lo he visto hasta la segunda partida)

Respeto hacia las decisiones de los demás sean más o menos comprometedoras con respecto al objetivo de los jugadores. Esto es importante para evitar “echar en cara” posibles equivocaciones.

Colaboración entre los alumnos para alcanzar un objetivo común. De esta forma, se alcanza una conciencia de grupo que destierra el individualismo y la competitividad que, negativamente, promueve nuestro sistema educativo. En este sentido, no quiero confundiros, no digo que haya que aguantar “parásitos”, sino que hay que saber enseñar a los alumnos a que ellos mismo destierren estos comportamientos y exijan un nivel de compromiso óptimo al resto de sus compañeros: el individuo importa, pero sin equipo y gente cercana hay más posibilidades de perder.

– Los jugadores aprenden que sus actos acarrean consecuencias y acaban por analizar y valorar que acciones las han podido provocar. Volvemos al principio, dialogar sobre lo que ha ocurrido ayuda a entenderlo mejor y evita que los posibles errores vuelvan a cometerse.

pandemia-8_mini

En la práctica, las pruebas del juego que he realizado en el aula han sido muy satisfactorias, y, en la mayoría de los casos, los jugadores han acabado por entenderse en las primeras rondas. Sin embargo, es un juego que requiere grupos pequeños y, aunque con algunas adaptaciones caseras, pueda aumentarse el número de participantes, también aumenta la dificultad para mantener la atención de todos y alcanzar los valores arriba mencionados.

En fin, espero que os haya gustado, y que la espera haya merecido la pena. Las fotos son de Bei y me imagino que os ayudarán a haceros una buena composición del tablero y sus componentes. Sí queréis comprar el juego a través de Amazon podéis hacerlo a través de estos enlaces y asi nos ayudáis a mantener la sección. Os dejamos el enlace a Pandemia (ahora Pandemic) y Pandemia: Al límite, aunque ahora mismo no tienen stock. Aun así, si no os importa el idioma, tenéis disponible la versión inglesa (Pandemic) para la que hay más de una expansión (“On the Brick“, “In the Lab” y “State of Emergency“)

pandemia-1_mini

Y vosotros, ¿habéis jugado ya? ¿Qué os parece la experiencia? ¿Se os ocurre otro juego que pueda sernos útil de una forma similar?

 

 

Macho Alfa

Macho Alfa

Profesor de secundaria empeñado en cambiar la educación a través del corazón y los juegos de mesa. Podéis verme en Tigriteando y en YouTube (juegodetronas)
Macho Alfa
SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

Macho Alfa

Macho Alfa

Profesor de secundaria empeñado en cambiar la educación a través del corazón y los juegos de mesa. Podéis verme en Tigriteando y en YouTube (juegodetronas)
Macho Alfa
SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies