Hoy en el blog entrevistamos a Yaiza, de Yaiyoga, profesora de yoga para niños y adolescente y formadora también de profes para implantarlo en el aula. En mayo viene a Madrid ( a Hippy Kids Yoga) a dar un taller que yo no me voy a perder, tengo mil ganas de ir y más después de esta preciosa entrevista, ¡os va a encantar! Hablamos de yoga, de disciplina positiva (se formó como facilitadora después de tomar nuestro curso de disciplina positiva <3) y de Montessori, las tres piezas del puzzle unidas 🙂 Al final os cuento el sorteo, disfrutad a Yaiza 🙂

Hola Yaiza, un placer tenerte en el blog, empezaste a practicar yoga en tu tierna infancia, la foto que tienes en tu web me enamoró, ¿Qué crees que te ha aportado el yoga en todo este tiempo?

El placer también es mío Bei. Gracias por abrirme las puertas de tu blog-hogar para hablar del yoga ¡Qué ilusión tan grande siento!

Lo cierto es que esta es una de las preguntas qué más me ha hecho reflexionar a lo largo de los años, y me encanta que me la hagas de primera. Es muy difícil resumir todo lo que me ha aportado el yoga desde temprana edad. Han sido tantas cosas, ¡tantos beneficios! De los físicos ya nos podemos hacer una idea. Si algo tengo que destacar de primero es el auto-conocimiento, sin duda. El yoga me ha nutrido, y cuando se trabaja de manera integral, es decir, con el Cuerpo-mente-corazón, me ha conectado desde el principio con lo que soy, con mi mundo interior, con mis luces y con mis sombras, con mi verdadero potencial y propósito de vida. Me ha enseñado constantemente eso de “la maestra soy yo”. Y es por ello que, desde el respeto y el amor (otros dos grandes pilares a destacar), si algo consigue el yoga desde la infancia, es empoderar.

Y a raíz de ello, han ido naciendo capacidades muy importantes como la adaptación al cambio, la flexibilidad, el autocontrol, la conciencia, la empatía, la fortaleza, el valor…

¿Qué es lo que más te gusta de facilitar clases de yoga para niños?

Lo que más me gusta es disfrutar yo y verlos disfrutar a ellos. Todos lo hacemos porque cuando les das a niños, niñas y adolescentes un espacio de respeto, de amor incondicional y hasta de libertad, dan el paso a ser ellos mismos de verdad. ¡Y lo necesitan tanto! Sueltan sus cargas, sus mochilas, sus presiones, sus miedos y empiezan a confiar, a respetar, a amar ¡a disfrutar!. Ahí nace la magia del yoga que no deja de ponerme la piel de gallina en ciertos momentos. Hay familias que me traen a sus hijos para que yo o bien les corrija conductas como la hiperactividad o la agresividad, o bien para que les enseñe otras como el autocontrol y la calma. Y yo siempre insisto en que para que eso se de, lo primero que necesitan es simplemente, “dejarles ser”. Y el poder ser yo y el yoga la que les da ese espacio, esa oportunidad, es indescriptible.

¿Nos explicas que es el mindfulness?

El Mindfulness es la capacidad de estar atento/a al momento presente, con amabilidad y sin juicios. Va mucho más allá de la práctica de una técnica de meditación. Además de eso, me gusta transmitirlo como una toma de conciencia. Como un estado mental más tranquilo y abierto que nos ayuda a reconocer y a aceptar lo que sentimos a nivel interno. Es también una manera de relacionarnos con la vida, con lo que nos está sucediendo de forma directa en este momento. Un “darse cuenta de”, que nos ayudará a tomar mayor conciencia de la situación en la que nos encontramos y poder así trabajar mejor todo lo que nos esté provocando, ya sea angustia, temor, necesidad, estrés, etc.

El simple hecho de estar lavando los platos o duchándote, por ejemplo, con plena atención a ello (y no estar pensando en cosas pasadas, futuras, en el rollo que es hacerlo, o lo tarde que es ya), es mindfulness. Por tanto, su esencia es querer crear de ese estado mental de calma, un hábito de vida saludable que nos aporte más consciencia y paz.

¿Cómo vivir la atención plena en un mundo hiperconectado e hiperestimulante?

Parece difícil, y lo es porque pasamos demasiado tiempo practicando lo contrario a la atención plena. Demasiado tiempo dejándonos llevar por impulsos, pensamientos, emociones, viejos patrones… escapando de la realidad, desconectados del ser.

Decía el psicólogo William James hace más de 100 años que “una educación que cultive y desarrolle la atención del individuo sería la educación por excelencia”. María Montessori mencionaba la concentración como la llave para el desarrollo del niño.

Estas breves reflexiones nos acercan la importancia de cultivar la atención desde temprana edad. Ahí está la clave. Ofrecerle a los niños a través de la educación (ojo, desde la propia práctica y ejemplo del adulto) herramientas que desde pequeños les ayuden a desarrollar su atención, su enfoque, para poder escapar de ese ruido externo. Y para ello debemos empezar por la práctica de la respiración consciente. No me cansaré de insistir que en todas las aulas y hogares del mundo deberíamos practicar, niños y adultos, la respiración. Esa es otra clave, el punto de partida. Como le digo a mis alumnos/as: “Si tú controlas tu respiración, controlas todas las situaciones de tu vida”.

¿Crees que tener niños cerca nos ayuda a vivir en el presente?

Por supuesto que sí. Nos ayuda siempre y cuando estemos en el momento de querer y saber observar esa capacidad natural que tienen los niños. A veces en vez de valorarlo luchamos contra eso, queriendo dirigirlos y controlarlos. Son las prisas de los adultos los que nos hacen perder esta capacidad. Y sin quererlo se las pasamos a los niños, queremos hacerlos adultos a ellos, porque si no, es casi imposible seguir el ritmo de esta sociedad. Pero si nos paramos a observarlos atentamente, sin juicios, automáticamente por un momento entramos en su presente y en el nuestro. Nos enseñan tanto. ¡Aprendamos de ellos!

En mayo das un taller en Madrid, ¿En tu curso intensivo de técnicas de yoga y relajación para el aula que vamos a encontrar?

Así es, en mayo estaré en Madrid y en Ourense por primera vez. Es un curso que he creado para que educadoras/es y familias que quieran introducirse en esta práctica, puedan vivir la verdadera esencia del yoga infantil, que a veces siento que se pierde un poco (o mucho). Si la vivimos desde dentro, con corazón, el aprendizaje será mayor, y a la vez, podremos transmitírselo a los niños mejor. Por eso el objetivo es disfrutar de cada práctica, poder vivenciarlas y jugar teniendo presente a nuestra propia niña interior. A través de las asanas (posturas), el mindfulness, los mantras, las afirmaciones positivas, los cuentos en movimiento, la musicoterapia, etc, descubriremos que el yoga es mucho más que un ejercicio físico o una relajación, y que se convierte en una práctica necesaria para todos, a nivel terapéutico.

¿Te imaginas que en cada aula hubiera un espacio de calma en vez de una silla de pensar? El tiempo fuera cuando es voluntario y alentador es un recurso formidable, ¿los educadores a los que formas lo notan?

Me lo imagino con una gran sonrisa, y sé que ya vamos dando pasos más grandes para hacerlo realidad. Cuando como tú dices, se crea ese espacio voluntario y alentador, los educadores me cuentan que lo primero que hacen al crearlo en sus aulas es aprender. Aprenden que al final los niños resuelven sus conflictos con una mínima intervención del adulto. Aprenden que cuando se les crea ese espacio que sí respeta sus necesidades, ellos aprenden a respetar. Aprenden que de la otra manera nadie aprende nada, simplemente humilla y produce muchísima frustración. Y al final se dan cuenta de que el espacio en el que más piensan sobre algo que les ha ocurrido es en el contrario a la silla de pensar. Por supuesto que lo notan. Poco a poco la mayoría hablan de más calma y menos conflictos en el aula, porque damos lugar a través del respeto a que nazca el amor, la empatía y hasta la cooperación.

Me hace especial ilusión que te formaras como educadora de Disciplina Positiva después de tomar nuestro curso, ¿crees que el yoga puede formar una bonita sinergia con esta forma de entender la educación desde el respeto y el aliento, des de firmeza y la amabilidad?

Pues la verdad es que hacen una muy buena sinergia. Me he llevado una sorpresa muy agradable con la disciplina positiva. Desde que inicié vuestro curso, además de empezar a leer a Jane Nelsen más a fondo y tras formarme como facilitadora, no he dejado de pensar lo bien que se une al yoga. Lo poco que sabía sobre ella resonaba conmigo pero el profundizar más ha sido maravilloso. Es como una nueva pieza para el puzzle que voy formando en mi vida y en mi trabajo con la que ahora encaja todo mucho mejor.

Gracias por tu tiempo Yaiza, deseando conocerte en acción.

Gracias a ti por esta preciosa oportunidad. Os dejo una cita que me encanta para cerrar la entrevista <3

“Cada paso y cada respiración atenta que damos establece la paz en el momento presente e impide la guerra en el futuro. La transformación de nuestra conciencia individual inaugura el proceso de transformación de la conciencia colectiva.” 

Thich Naht Hanh

SORTEO

Para participar en el sorteo y optar al premio (una plaza en esta formación) son necesarios estos requisitos:
1/Dejar un comentario EN EL BLOG contándonos qué te aporta el yoga con tus niños o por qué te gustaría probarlo
2/ Compartir este post en vuestras redes sociales.

3/ Seguir a Yaiyoga en sus redes, no es obligatorio pero sería un bonito detalle para agradecerles su labor y, además, así podríais estar al día de todas sus reflexiones y formaciones

PODÉIS PARTICIPAR HASTA EL 8 DE MAYO A LAS 22 HORAS. ¡SUERTEEste blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR