Este post tenía que haber sido publicado el año pasado XD Nunca es tarde.

Dos años, Veguita, dos años, ¡bienvenida a la aDOSlescencia! Sé que va a ser épica, porque tú eres lo más. Estas últimas semanas han sido digamos un caos. Nació Lola y no te atrevías ni a tocarla “es muy pequeña” decías, es muy vulnerable yo creo que pensabas realmente. Al final la tocaste y desde entonces ya no las has querido soltar XD Sé que estás frustrada porque papá y mamá están locos y las hermanas ya no te hacen tanto caso y encima Lola llora cuando la coges. Y la yaya preguntaba por Lola en vez de por ti, y dice cosas de llevar pañal que no entiendes y frases que no dices y te han dicho que no vuelvas a tomar teta que es para Lola y…

Y un montón de cosas más que estoy segura de que crees que son una mierda. Hace diecisiete días te hicimos un regalo para toda la vida, eso es lo que nos decimos a nosotros mismos, pero para ti debe ser un regalo envenenado porque ahora mismo todo para ti debe ser una mierda. Todo. Y lo entendemos. Y te validamos. Y en algunos momentos, segundos, Lola, duerme y todo volverá a ser como antes.

Vega, te queremos con todo nuestro corazón, sé que ahora todo es caos, pero dentro de unos meses, dentro de unos años, Lola va a ser un regalo. Ahora no, ahora te quita la teta, la atención y hasta el lugar, ya no eres la hermana pequeña, lugar que, seamos sinceras, nunca has querido ocupar, mi chica. Pero ahora que no es tuyo, lo quieres, por supuesto que sí.

Eres absolutamente maravillosa, me encanta pasar el tiempo contigo, me encantaba cuando te tumbabas encima de mi barriga y me abrazabas, me encanta la niña en la que estás convirtiendo y me guardo para siempre los primeros momentos tan preciosos que nos regalaste. Todo era perfecto nivel Instagram (que es una red social que igual cuando leas esto, no existe, y mostraba vidas perfectas), no había bebé más bonita, más amada, ni familia más feliz. Parecía que habíamos tenido tres hijas toda la vida. Por algún motivo, tu llegada nos trajo muchísima seguridad, muchísimo aliento, muchísima fuerza. No fue tu nacimiento, fuiste tú. Así eres, luz.

Anoche te miraba dormir y pensaba si quizás habíamos cometido un error, si eres demasiado pequeña, si sigues necesitándonos mucho. Me tumbé a tu lado, me sentiste y me abrazaste con tus brazos, te quiero mucho dijiste con tu lengua de trapo y cerraste tus preciosos ojitos y volviste a dormir. Mi niña, a pesar de todo el caos en e que estás inmersa cuando tenías que estar inmersa en orden, espero que te llegue el amor incondicional que seguimos por ti, que te llegue y que te protesta, como en Harry Potter, de la que por supuesto ya eres fan.

Vega lo molas todo, te amamos con locura y eres nuestra estrella. Sigue bailando, sigue riendo y sigue enfundándote como hasta hoy.

Gracias por elegirnos, gracias por tu risa.

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Tienes toda la información aquí

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies