fbpx

Había una vez una cuna olvidada que unos papas -con habilidades machoalficas- decidieron rescatar de su destierro en el trastero de una familia. Empezaron a pensar que vida podía haber detrás de ese mueble que había compartido mil noches con algun niño y finalmente decidieron hacer cuatro proyectos: Con las barreras hicieron un huerto vertical y una pared de agua; con el somier, un poco de pintura y unas ruedas, una camita nido para sus hijas;  y con el piecero y el cabecero una cocinita para jugar en el exterior. 


Así que ya sabes, si tienes una cuna que ya no utilices, puedes tener:







3) Una mini cama nido



¡Que viva el upcycling!

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

Bei M. Muñoz será responsable por tus datos, se enviarán a Mailrelay, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Tienen sus servidores en Estados Unidos y están suscritos al protocolo Escudo de Privacidad. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en mi política de privacidad.

 

Pin It on Pinterest

Share This