A priori no parece que cocinar un caldito tenga mucho misterio, pero yo misma tuve que buscar en internet como se hacia cuando me emancipe con veintipico años.

Abril ya sabe cuales son los ingredientes del caldo, verduras y huesos de animal (aunque ella no come animales, sólo les da de comer, mi pequeña vegana jeje). Lo bueno de estas recetas tan sencillas, es que no es necesario un orden preciso, ni medir los ingredientes, por lo que la supervisión es mínima y la autonomía máxima. En el supermercado vio una de estas bandejas ya preparadas y me pido traerla a casa para cocinarla. Os dejo las fotos, a mi me apasiona verla cocinar 🙂

Todo todito sola solita 🙂

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

Bei M. Muñoz será responsable por tus datos, se enviarán a Mailrelay, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Tienen sus servidores en Estados Unidos y están suscritos al protocolo Escudo de Privacidad. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en mi política de privacidad.

 

Pin It on Pinterest

Share This