A priori no parece que cocinar un caldito tenga mucho misterio, pero yo misma tuve que buscar en internet como se hacia cuando me emancipe con veintipico años.

Abril ya sabe cuales son los ingredientes del caldo, verduras y huesos de animal (aunque ella no come animales, sólo les da de comer, mi pequeña vegana jeje). Lo bueno de estas recetas tan sencillas, es que no es necesario un orden preciso, ni medir los ingredientes, por lo que la supervisión es mínima y la autonomía máxima. En el supermercado vio una de estas bandejas ya preparadas y me pido traerla a casa para cocinarla. Os dejo las fotos, a mi me apasiona verla cocinar 🙂

Todo todito sola solita 🙂

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

¡Pincha aquí!

GRACIAS

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Talleres presenciales en tu ciudad aquí.

Tambén online aquí

Pin It on Pinterest

Share This