¡Por fin he podido descargar las fotos del primer día que jugamos con las water beads! Son unos polímeros que cambian de tamaño al absorber el agua, los encontramos en un bazar y elegimos los que ponían que, a pesar de que no eran comestibles, no eran tóxicos. Se me ocurrió que sería muy chuli encender la mesa de luz, os dejo las fotos. ¡Desde este invierno se conservan y lo siguen usando! Un material genial tanto para juego sensorial, como para trasvases, como para explorar con la mesa de luz… Se que hay una versión comestible con tapioca, pero las bolitas que yo encontré no servían, sigo buscando 🙂

Abrimos el paquete y enseguida Abril se entusiasmo con las bolitas 🙂
Las echamos agua y anotamos la hora.
Y fuimos apuntando como eran los tamaños según iban pasando los minutos
Crecían y crecían, añadimos más agua incluso porqué habían absorbido toda 🙂
Emma estaba loca por comerse una 🙂 
Finalmente a pesar de nuestros esfuerzos lo consiguió, pero tal y como le contó Abril a su padre “Emmita se comió uno pero no se atragantó, ni se ahogó,  ni nada porqué al comérselo se bebé el agua y se hace pequeño otra vez”. Tomá lección de física XD
Cuando ya no pudieron esperar más, empezó el juego sensorial.
Seguían creciendo y no cabían, así que traje una bandeja transparente más grande 
(y seguímos apuntando como crecían de tamaño :D)
Alaaaaaaaa con la mesa de luz, ¿a que mola?

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

¿Quieres saber cómo un ambiente preparado puede ayudarte a tener en casa mayor serenidad ?

Hace unos años tenía a mi hija mayor en brazos y tenía muy claro la madre que quería ser. Sin embargo, en el proceso, que a priori parecía sencillo me di cuenta de que no era tan fácil cómo yo creía que iba a ser. Y es que pienso que educar no es difícil, pero si creo que es complejo reeducarnos a nosotros mismos para ser su mejor versión.

En estos años me he dado la vuelta como un calcetín, he leído, me he formado, me he equivocado mucho y sobre todo he observado, a mi misma y a mis hijas, y ahora sé que estoy en el camino de ser la madre que prometí ser. Y puedo ayudarte a que tú también te acerques a esa promesa que hiciste.

Este mes trataremos el tema del ambiente preparado, no es necesario tener materiales Montessori para darles a tus hijos e hijas una oportunidad de pertencer y contribuir, desarrollar su autoestima y su autonomía y de reducir los conflictos en casa.

¿Quieres saber cómo? Te espero el 5 de noviembre en el webinar online 🙂

¡Pincha aquí!

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Tienes toda la información aquí

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies