Cada vez que ibamos a Ikea, pasabamos por oportunidades por si encontrábamos una mesa de plástico para hacer una mesa sensorial para nuestro ambiente preparado de exterior. Encontramos esta nueva mesa, de plástico, que nueva valía 13 euros e incluía 2 taburetes. Al principio la ibamos a recortar con la caladora, pero a las niñas les encantaba hacer picnics, pintar, jugar a las mamas… así que al final se nos ocurrió otra cosa: Una mesa sensorial Express. Fácil de limpiar y convertible en mesa normal en cuestión de segundos 🙂
Necesitamos la mesa, silicona, dos bandejas trofast pequeñas, una lámina de plástico (nosotros teníamos el sobrante de la mesa de luz, pero valdría una bandeja) y unos sujeta manteles de plástico. Si quieren usarlo de mesa normal, se levanta y listo y al pesar poco se puede lavar muy fácilmente 🙂
1) Montamos la mesa (lo hizo Abril jejeje)

2) Pegamos con silicona las bandejas a la lámina (lo hizo Macho Alfa)

3) Aseguramos con los sujeta manteles (Los escondió Emmita, trabajo en equipo XD)

¿A qué no puede ser más fácil? La Mesa Sensorial de interior tampoco tenía mucho misterio 🙂 la podeís ver aquí.

Mirad que bien se lo pasan las niñas 🙂

Emma ya está preparada para empezar con vida práctica XD

No te quieres complicar? Te dejo estos enlaces afiliados 🙂

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

¡Pincha aquí!

GRACIAS

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Talleres presenciales en tu ciudad aquí.

Tambén online aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This