Una de nuestras primeras entradas en el blog fue la de la caja de husos, por aquella época yo no sabía tanto de Montessori como sé ahora, pero no me acababa de convencer el acabado de la caja, por dos motivos principalmente: El primero, que los palitos que utilizábamos eran planos y  no permitían bien el conteo, que el sistema de las gomas no me acaba de convencer y sobre todo que llevar todos los números del 0 al 9, no permitía un uso más sencillo para niños pequeños (del 0 al 4).

Materiales: Para realizarla usamos lo siguiente:

– Dos cajas de gambas (que fueron lavadas a conciencia hasta quitar el olor XD)
– Palitos de comida china (los compré en un supermercado oriental, dos euros por 200 palitos, los sobrantes los usamos para manualidades), que fueron convenientemente recortados por Macho Alfa
– Pintura blanca (en nuestro caso, la receta casera de chalk paint)
– Fieltro adhesivo
– Canaleta adhesiva
El primer paso es pintar la caja (mirad que ayudante más dispuesta me busqué :P)
La dejamos secar y pegamos la canaleta para hacer la separación de los distintos cajetines
Imprimimos o dibujamos unos números a la medida que nos guste y los pasamos en negativo a fieltro adhesivo

Elegí de dos colores para distinguir par o impar, pero no es necesario. Quedó así:
Y así cerrada (ocupa bastante menos que la antigua)
Con nuestros nuevos “husos” es mucho más sencillo el conteo
¿A que nos quedó bonito?
Podéis ver una presentación de su uso aquí
Espero que os haya gustado y si os animáis a hacerlo me mandéis fotos.
¡Que tengáis un miércoles estupendo!

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

¿Quieres saber cómo un ambiente preparado puede ayudarte a tener en casa mayor serenidad ?

Hace unos años tenía a mi hija mayor en brazos y tenía muy claro la madre que quería ser. Sin embargo, en el proceso, que a priori parecía sencillo me di cuenta de que no era tan fácil cómo yo creía que iba a ser. Y es que pienso que educar no es difícil, pero si creo que es complejo reeducarnos a nosotros mismos para ser su mejor versión.

En estos años me he dado la vuelta como un calcetín, he leído, me he formado, me he equivocado mucho y sobre todo he observado, a mi misma y a mis hijas, y ahora sé que estoy en el camino de ser la madre que prometí ser. Y puedo ayudarte a que tú también te acerques a esa promesa que hiciste.

Este mes trataremos el tema del ambiente preparado, no es necesario tener materiales Montessori para darles a tus hijos e hijas una oportunidad de pertencer y contribuir, desarrollar su autoestima y su autonomía y de reducir los conflictos en casa.

¿Quieres saber cómo? Te espero el 5 de noviembre en el webinar online 🙂

¡Pincha aquí!

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Tienes toda la información aquí

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies