Hoy es un día de nostalgía para mi, aunque el tiempo es cíclico y hoy será exactamente igual que mañana, siento que los seres humanos, en nuestra necesidad de controlar para sentirnos seguros, clasificamos y ordenamos todo lo que nos rodea, y eso también incluye el tiempo. Yo hoy me levantado muy removida por todas las expectativas que esperaba cumplir antes del día de hoy y no he podido, no he sabido o no he -inconscientemente- querido. Y una de ellas, era escribir más en el blog, especialmente recuperar estos cafés que tanto me gustaban 🙂

Si estuviéramos tomando café te contaría que llevo varios días flipando porque no cambiamos de año, cambiamos de década, y en esta década, mis hijas mayores van a entrar en la adolescencia y mis hijas pequeñas van a aprender a leer. Flipa. Mis bebés. El tiempo va demasiado rápido.⁣

Si estuviéramos tomando café te contaría que deseo y necesito dejar atrás mucho dolor y mucha ira, este año he sentido mucha ira, también he sentido mucha plenitud, y aunque parezca contradictorio, para una persona que en otras décadas no se (le) permitía enfadarse, ha sido realmente una liberación.

Si estuviéramos tomando café te contaría que este último trimestre siento que he dado pasos de gigante en mi desarrollo personal y que me he dado cuenta precisamente porque no tengo grandes expectativas para esta década. Ni propósitos, ni expectativas, ni siquiera tengo agenda, estoy trabajando con postit XD

Si estuviéramos tomando café te contaría que echo la vista atrás y ha sido una década increíble.⁣

  • En 2010 cambió totalmente mi vida, decidimos formar una familia (más grande XD) y no sabíamos que ahí se terminó un poquito nuestra juventud (=libertad absoluta)⁣
  • En 2011 perdí a mi abuela y nació mi hija, todo mi mundo se desmoronó y llegó un tesoro que me hace cada día ser mi mejor versión⁣
  • En 2012 aprendí que la vida es incontrolable y desde entonces tengo un trocito de mi vagando por la eternidad, sin su canción. También aprendí a agradecer lo que si tengo y no lo que podría tener.⁣
  • En 2013 llegó mi gran tesoro y con ella, la exigencia y la culpa. ⁣
  • En 2014 aprendí a aceptar la madre que soy y no la que me gustaría ser. Lo aprendí a ostias. Y desde entonces sé que mi misión es ayudar a los demás a que no lo aprendan así.⁣
  • En 2015 descubrí algo que no sabía que tenía: una gran habilidad para comunicar y conectar, empecé a dar talleres, lo disfruté tanto… Fue el año del blog.⁣
  • En 2016 llegó Vega, como la estrella que es, un puerperio dulce, una crianza hermosa. Me reconcilió con todo lo reconciliable y me hizo ser la persona más feliz de la tierra.⁣
  • En 2017 decidí escucharme de una vez y convertirme en profe. WOW⁣
  • En 2018 llegó Lola, y mi libro y cumplí todos mis otros sueños. Todos. Un año mágico, duro y difícil, pero mágico
  • En 2019 descubrí que los sueños no eran tan de algodón como parecían, hubo mucha tensión y mucho cambio y finalmente echamos raíces, en todos los sentidos que puede tener la expresión. Y descubrí, de verdad , una felicidad hecha de cosas pequeñitas.⁣

Si estuviéramos tomando café te contaría que le diría al año que empieza: 2020, te espero con paz y ganas, gracias por todo lo que vas (voy) a enseñarme.

Si estuviéramos tomando café te daría el más grande de los abrazos, te diría que te hecho de menos y que mira que la vida es así y que los grandes amigos saben que lo son porque pasan meses sin hablarse y siguen siendo CASA. Gracias por ser CASA para mi, ojalá este año saque más ratitos para volver a casa.

Si estuviéramos tomando café te daría las GRACIAS, con mayúsculas, porque si tuviera que describir está década con una sola palabra, sería GRATITUD.

PD. En instagram hicimos un directo genial sobre como ha perdurado “Sol Invictus” en nuestros días, una de las tradiciones tanto en las Saturnales como en las fiestas dedicadas a Jano es el intercambio de regalos, y Nitdia y yo hemos preparado una cosita chula, en breve os cuento en instagram 🙂

 

 

 

 

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

Bei M. Muñoz será responsable por tus datos, se enviarán a Mailrelay, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Tienen sus servidores en Estados Unidos y están suscritos al protocolo Escudo de Privacidad. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en mi política de privacidad.

 

Pin It on Pinterest

Share This