Nuestro salón es minúsculo, pero es la habitación de la casa en la que más horas pasamos en invierno (en esta casa se duerme poco, por desgracia jeje), así que lo hemos adaptado para que las tigris tengan un espacio para jugar.

 Una alfombra para los coches de Ikea y algunas cestas con juguetes para ambas. Y un craft corner para Abril. Antes la teníamos que ayudar a preparar sus materiales para pintar, modelar y demás manualidades. Asi que para darle más autonomía le montamos este rinconcito.

Un revistero hace las veces de pequeño almacén improvisado (y también de cesta de la compra, y portabebé de muñecos y escondite cucutrás para Emma…)

Y también tenemos una mecedora para que puedan hacer una parada en boxes y tetear para reponer fuerzas (e incluso alguna vez dormirse, que es muy relajante el meneíto oiga)

La mesa de luz ya la teníamos, así que le adosamos un invento para sujetar el rollo continuo de papel (de Ikea)

Con un modulo trofast de Ikea, le organizamos todos sus materiales (ceras, pinturas, rotus, pegamento, purpurina, troqueladoras, sellos y tinta, etc), gracias a estos cajones de plástico es fácil mantener el orden. No es que yo sea una persona especialmente ordenada, pero si creo que es importante tener un cierto orden para los peques, que este todo recogido y en su sitio, al menos cuando empieza el día ( 3 minutos después es otra cosa y al final del día es Vietnam ;P ). Así que estamos muy contentos con su rinconcito, aunque desde que Emma ha empezado a gatear, es un poco difícil mantener el orden 🙂

Me encanta que se levante por la mañana y empiece a crear

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

¡Pincha aquí!

GRACIAS

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Talleres presenciales en tu ciudad aquí.

Tambén online aquí

Pin It on Pinterest

Share This