¿Qué tal ha ido la noche de Reyes?
En casa lo adelantamos un día porque yo trabajaba el día 6 y no quería ni por lo más remoto perderme sus caritas de ilusión. También celebramos el día de Navidad con regalos, pero Reyes es la fiesta grande, no somos católicos, ni muy tradicionales, pero nos encanta regalar. Elegimos los regalos observando mucho a las niñas, y ver que les han encantado es el mejor de los regalos 🙂 Después fuimos a la cabalgata y se nos hizo un poco raro, pero Abril no se acordaba del año anterior, así que en definitiva fue un día de Reyes diferente pero genial.

Uno de los regalos que caen siempre son libros infantiles. Tenemos muchos, no tenemos más por cuestión de espacio, así que vamos a la biblioteca dos veces por semana, pero en navidades se abre la veda, ¡más de una docena de libros entre Navidad y Reyes han recibido las tigris!
Cuando los chicos de Prepapá anunciaron que iban a hacer un crowfunding para editar unos libros tradicionales reversionados, colaboré en cuanto liberé las manos.Y encima los tendríamos para Reyes, una maravilla. Le hizo mucha ilusión que viniera su nombre en los libros 🙂

La mañana de Reyes Abril se tomó su tiempo para Abril cada regalo (Emmita se entretiene más con el papel pero Abril le iba enseñando los regalos), lo observaban minuciosamente, jugaban un ratito… Abrir todos los regalos nos llevó casi 4 horas.
Los libros los metimos todos en una caja para no malgastar tanto papel, y los fue sacando, despacito. Algunos libros eran sus preferidos de la biblioteca, los coge una y otra vez y se los acabamos comprando, pero los de Erase dos veces no los había visto nunca y pensaba que eran para mí. Los ojeó un rato y me acabó pidiendo que se los leyera. Y el placer fue para ella y para mí.
Cuando leo cuentos clásicos, siempre tengo que reinventarlos sobre la marcha, muchas veces no me inventó la misma historia y Abril se encarga de recordármelo (no sé muy bien porqué el lobo feroz unas veces es comercial de la luz y otras de alarmas de hogar), con mayor o menor enfado. Así que poder leer relajadamente un cuento clásico, reversionado con todos los valores del siglo XXI que nos gustaría que aprendieran nuestras hijas, es toda una delicia.

Podéis comprar los libros todavía, aquí tenéis toda la información
Gracias Belén y Pablo, sois geniales 🙂

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

¡Pincha aquí!

GRACIAS

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Talleres presenciales en tu ciudad aquí.

Tambén online aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This