Hoy hablamos de destete nocturno y es de esos post que no me gusta escribir. Primero porque odio ser una experta en malas noches, nada me hubiera gustado más que tener marmotillas a las que amamantar con un par de chupitos en doce horas de sueño. Segundo, porque voy a exponerme, y eso no es siempre fácil, sobre todo si lo que vas a decir no es 100% respetuoso para nuestros hijos en un país que adora el despelleje en vez de mirarse el ombligo. Y tercero porque no me trae buenos recuerdos, destetar a las niñas de noche ha sido de las cosas más duras que he tenido que hacer en estos años de crianza.

Lo he escrito porque es necesario, junto con un post que saldrá en breve y se llamara “Cuando el colecho no funciona”. Lo escrito para las madres que no duermen, que tienen todo mi apoyo, mi cariño y mi admiración. Lo he escrito porque en la maternidad y la lactancia hay muchas luces y muchas sombras y es necesario sacarlas a la luz para que las luces brillen con más fuerza. Lo he escrito porque es lo que me hubiera gustado leer en su día, cuando estaba sumida en la tristeza y la desesperación y el porqueamíotravez (Las “pitypartys” que siempre me recuerda una amiga para sacarme una sonrisaXD).

Allá van los diez consejos.

1/ ASUMIR QUE NO ESTAMOS RESPETANDO LA VOLUNTAD DEL NIÑO

Si el bebé o niño quiere tomar teta por la noche y nosotros no queremos que lo haga (o no queremos que lo haga tanto), no estamos respetando su voluntad. Tenemos que asumirlo, hay un conflicto de intereses muy grande y tenemos que aceptarlo. Sin eufemismos, sin medias tintas, sin mentiras. Y sin culpa, sobre todo sin culpa, por favor.

2/ DARNOS PERMISO PARA PONERNOS EN PRIMER LUGAR

Si deseamos destetar al niño por la noche es porque estamos cansadas y no queremos seguir. No hay que justificarse, hay que asumir que somos humanas y necesitamos descansar. Sólo cuando te hayas dado permiso para provocar sufrimiento a tu hijo por una buena causa (tu cordura, tu descanso, tu energía,tu salud…) serás capaz de tener la entereza para llevarlo a cabo. No podemos respetar a nuestros hijos sin respetarnos a nosotras mismas.

3/ PEDIR AYUDA PARA DESCANSAR POR EL DÍA

La mayoría de los niños empiezan a dormir del tirón en algún momento y quizás simplemente necesitas descansar un poco durante el día para recuperar esas horas de sueño perdido. Si no es el caso o no es posible obtener esa ayuda, vuelve al punto anterior.

4/ INVOLUCRAR AL PADRE/SEGUNDO ADULTO DE REFERENCIA

Para destetar un niño por la noche es esencial tener una persona que te ayude a hacerlo (aunque no imprescindible si no es posible), el llamado “Plan Padre” consiste en sitúar al padre entre el bebé y la madre para reducir las tomas (porque a veces vale con un mimito, porque pueden ofrecerle líquido, porque al no oleernos se despiertan menos o porque al tener sueño más profundo por lo general no hace nada en los microdespertares en los que niño puede dormirse solo de nuevo).

5/ EXPLICAR LA SITUACIÓN AL NIÑO

Incluso si son niños muy pequeños podemos explicarles la situación: “Las tetitas tienen que dormir de noche, cuando sea de día podrás volver a tomar tetita. Mamá y las tetitas tienen que descansar, por eso hasta que no salga el Sol no puedes tomar tetita”. En el lenguaje o con los diminutivos que consideréis. Un cuento puede ser una buena idea, un cuento inventado por vosotros con fotografías vuestras, porque no conozco ninguno ya publicado (igual podíamos escribir uno jiji). Tenéis cuentos para la hora de dormir en este post igualmente.

libros dormir-10_mini

Cuanto más preparados estén, más rápido e indoloro será para ellos. Hay niños que no lloran y un par de días lo asumen. Deseo de corazón que sea vuestro caso.

6/ CONTENER Y ACOMPAÑAR SU FRUSTRACIÓN

Explicarles la situación no significa que la entiendan y aunque la entiendan no quiere decir que se vayan a mostrar complacientes y vayan a decirnos “sí, mami, sin problemas, cuidate”. Van a llorar, van a gritar, van a patalear, van a tener verdaderas rabietas. Y con razón, les estamos quitando algo que consideran suyo. Tanto por el día, como por la noche debemos darles un extra de comprensión. Hay que empatizar con ellos, decirles que lo entendemos pero que necesitamos descansar y que cuando sea de día podrán tomar teta. Probablemente se duerman llorando. Mucho. Cuanto más preparados estén, más rápido e indoloro será para ellos. Hay niños que no lloran y un par de días lo asumen. Deseo de corazón que sea vuestro caso.

7/OFRECER LIQUIDOS (AGUA, LECHE, BEBIDAS VEGETALES) CON BIBERON O VASITO DE APRENDIZAJE

Muchos niños maman porque han establecido desde pequeñines entre tomar teta y dormirse (Es algo maravilloso dormirse tomando tetita, no me gustaría que nadie me malinterpretara) y la teta se convierte en un inductor de sueño. En otras ocasiones, aún necesitan hacer varias tomas nocturnas (hasta litro y medio de leche ha tomado Emma en las escasas 8 horillas que duerme). En ambos casos, tanto si la succión les tranquiliza, como si necesitan comer, podemos ofrecerles líquidos (Con Abril funciono el vasito de aprendizaje para poder seguir tumbada y no desvelarse, con Emma biberón).

8/ DESCOLECHARNOS

Este es el grado máximo de Plan Padre, el último recurso, lo más doloroso para la familia. A veces es necesario hacerlo un par de noches para recuperar la cordura y volver a las malas noches descansada o a veces tiene que ser la solución definitiva (como fue mi caso). Si es también el tuyo, solo puedo decirte que fue durísimo pero mereció la pena y ahora dormimos todos juntos de nuevo.

9/ SEGUIR AL NIÑO Y NUESTRA INTUICION

Si en algún momento consideras que no estás haciendo lo que tu familia necesita, para. Si consideras que tanto sufrimiento no merece la pena, para. Si has vuelto al punto uno y no te autoconvences, para. Si algo en tu interior te dice que realmente no era el momento, para. Sólo tú puedes decidir lo que es mejor para vuestra diada mamá-bebé, pero decide con el corazón no por lo que digan las vecinas, la familia, las mamás del parque o lo que leas en internet. Decide con tu cerebro mamífero, no con el neocortex, y piensa si quieres parar o seguir.

Métete con tu bebé en una burbuja ante cualquier comentario, sea del tipo que sea, es el único consejo que puedo darte.

Durante el trastorno del sueño de Emma tuve que aguantar muchas miradas, comentarios y hasta frases despectivas de entornos que se autodenominaban respetuosos, y aunque reconozco que en su día me cabrearon, hoy solo se que eran una muestra de sus propias carencias. Métete con tu bebé en una burbuja ante cualquier comentario, sea del tipo que sea, es el único consejo que puedo darte.

atardecer-1-2_mini

10/ PERDONARNOS

Ésta es la más difícil, tanto si has decidido seguir con el proceso, como si has decidido lo contrario, perdónate. La culpa, por desgracia, es inherente a ser madre, pero no nos sirve de nada. Las decisiones que tomas son tu responsabilidad y las consecuencias que derivan de ellas solo deben servirnos para aprender de las situaciones y ser mejores madres. Cualquier decisión tomada desde el amor está exenta de culpa. Antes de que tú si quiera hayas empezado a perdonarte, ellos ya lo habrán hecho hace tiempo.

Tenéis más información sobre lactancia y problemas de sueño infantil en estos post:

Lactancia materna y trabajo.

Lactancia materna, un triunfo para toda la vida.

Recursos para problemas de sueño infantil

10 cosas que aprendí durante las malas noches de mi hija.

Entrevista en Abrazame Mamá sobre sueño infantil.

Os espero en los comentarios con vuestros consejos y experiencias para otras madres 🙂

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR