¡Muy buenas! Como os conté, voy a ir reproduciendo también por aquí algunas publicaciones que hago en RRSS y me contáis que os gustan o inspiran. Esta publicación se hizo, viral de hecho y salió hasta publicada en un periodico digital.

Las ojeras, el pelo lleno de fluidos, la tripa vacía tamaño cinco meses de embarazo, el pecho dolorido, los vaqueros premamá -porque no me caben otros-, kilos sobrantes por todas partes y el bollo siempre en brazos. Éste es el aspecto real de una puérpera a 7 días de parir, igual me arrepiento de poner esta foto en algunas semanas, pero ya cansa esa presión del patriarcado de estar estupendas nada más parir, porque ahora lo que toca -al menos para mí- es hacer cueva, cuidar y que me cuiden, sentir que no dormir por dar teta es un privilegio y no una tortura y agradecer que mi cuerpo está alimentando, física y emocionalmente, a esta preciosura, que ya ha recuperado los casi cuatro kilos con los que nació y no puedo sentirme más orgullosa.
13319834_823049794494233_1043365193116467212_n

Hace ya varios meses de esa foto, algunas personas entendieron que estaba diciendo que las madres que salen del hospital con la tipa planita son superficiales o no son reales,  otras que estaba justificando que el embarazo es una oportunidad para dejar de cuidar tu salud y engordar.  Incluso cuando salió en aquel periódico hubo quien me dijo que si había hecho algo importante para salir XD (Traer una nueva vida al mundo es de las cosas más importantes y transcendentales que he hecho en mi vida) Yo lo único que quería transmitir es que cuando un bebé llega al mundo, el tiempo tal y como lo conocemos cambia, se para un poco y se vuelve rápido a la vez. Quería recalcar que no poder ducharte, tener ojeras o pesar más o menos deja de ser importante, pasa a segundo plano y que el orden de prioridades se altera irremediablemente, al menos por un meses, o al menos en mi caso.

Eso no implica que juzgue a alguien que quiere recuperarse cuanto antes y se apunta al gimnasio en cuanto termina la cuarentena. Si eso le hace feliz, me parece perfecto. Mamá feliz, bebé feliz. Era un mensaje para la puerpera a la que le apetece cero apuntarse al gimnasio y se mira en el espejo y piensa en su tripla flacida y en la bolita babosa de olor adictivo que tiene a su lado y en como va a dejarle para ir al gimnasio y a la vez siente presión por recuperar su vida. No la vas a recuperar, podrás hacer algo parecido en cuanto tu bebé te necesite un poco menos y harás muy bien, pero estoy segura de que tu nueva realidad va a ser tan agotadora como maravillosa. Lo mejor está por llegar.

En definitiva quería decir lo siguiente (y enlazo con otra foto), lo que hacen las madres es esto, sobre todo las puérperas.

♡ Lo que hacemos las madres ♡

13501982_831402020325677_102468667954012291_n

Nutrir, acompañar y querer sin condiciones. Dormir poco y soñar mucho. Mimar a dos bandas -o tres o más-. Ser cueva, casa, hogar. Vivir para los demás sin olvidarnos de nosotras. Aprender para hacerlo lo mejor posible. Escuchar nuestro instinto. Ser conscientes de que los años más importantes son los primeros y olvidarlo un poco para relativizar la enorme presión. Y disfrutarlo mucho, muchísimo porque sabemos que #losdiassonlargoslosañoscortos 💖

¿No sería bonito hacer piña como os pedía en este post?

Madres del mundo, dejemos de juzgarnos, dejemos los juicios para los Dioses y empecemos a tender manos amigas a las otras madres.

Madres, busquémonos una tribu, aunque tenga que ser virtual, que nos sostenga y nos acompañe, sin juicios y sin reproches.

Madres, cuidémonos, porque solo podemos cuidar si nosotras estamos bien cuidadas. Lo que es cuidarse para una y otra madre no tendrá nada que ver, pero lo que es seguro es que nos necesitan felices y descansadas.

Madres, vivamos una maternidad feliz y plena, sin culpas, sin “ysis”, sin compararnos con el resto.

Madres, reflejémonos en los ojos de nuestros hijos, en sus miradas sinceras, para ellos somos absolutamente maravillosas, imperfectas como somos.

Madres, vivamos plenamente la infancia de nuestros hijos, que pasa en un suspiro y no vuelve. Observad como juegan, como crecen, como se convierten en los adultos del mañana. Los días son largos, pero los años son cortísimos.

Madres, disfrutad del día de hoy, especialmente las que estáis agotadas porque tenéis niños muy pequeños; dejaros cuidar, mimar, que os abracen, os achuchen, os digan cuanto os quieren.

Disfrutad de este regalo que es maternar, aunque a veces las exigencias se tornen insoportables, no hay vivencia más apasionante.

Espero que os haya gustado, en especial a ti M. <3 Si os parece puedo ir recopilando lo más destacado mes a mes por aquí 🙂

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR