La otra lista – LOS CUATRO REGALOS

Hace años que intentamos seguir la regla de los cuatro regalos: Algo para leer, algo para vestir, algo que quiera y algo que necesite. El año pasado hice mi versión madre, de cosas inmateriales, y este año repito, pero es que además directamente no he pedido NADA material. Nada. No puedo estar más agradecida a la vida. La llegada de Vega ha sido un verdadero regalo de la vida, nos tiene a toda la familia fibrilando de amor y purpurina. Se nos ilumina la cara tanto a ella como a nosotros. No he sido capaz de pedir ningún regalo este año, solo quiero salud y energía, para cuidarlas y que pueda trabajar mientras duermen para que no les falte de nada. Aunque me queje de ser madre-autónoma y aunque eche -MUCHÍSIMO- de menos mi trabajo anterior, que me encantaba, poder estar siempre es un privilegio.¿Qué regalos puedes pedir cuando no te falta de nada y tienes la sensación de ser una privilegiada?

Algo que necesite

Las sonrisas babosas. Las sonrisas pillas. Las sonrisas cómplices. Los sonrisas que se intuyen a medianoche. Los besos en los morros. La certeza de que aunque algún día se nos acabe el amor, no se nos acompañará el respeto y admiración que sentimos el uno por el otro. Tiempo para poder organizarme y conciliar todas mis vidas. Tiempo para dormir, tiempo para mí, para poder estar conmigo misma, quererme mucho y poder ofreceros mi mejor versión. La mente clara para no desviarme de mi centro, a donde voy y sobre todo como quiero llegar a ese sitio. Los abrazos apretados, las miradas sinceras, las risas hasta que te duela la tripa.

Algo que quiera

Salud para disfrutaros, salud para estar con vosotras al 100% (o casi), salud para no perderme nada, para que siempre que me necesitéis podáis tenerme. Salud para toda la familia, para que tampoco os falten, para que puedan cuidaros, el cuerpo y el alma, lo máximos años posibles. Salud para todos mis amigos, sobre todo para los que lo tienen especialmente jod..o fastiadado. Un milagro, una cura, para esas enfermedades que roban el bien mas preciado, el tiempo entre padres e hijos.

Algo para vestir

Sus abrazos calentitos, sus brazos alrededor de mi cuello, la ropa manchada de vómito de leche, restos de comida, tierra, barro. Mis botas de agua de color fucsia brillante para saltar muchos charcos, que me duren muchos años. Mi uniforme de madre, de leggins y sudadera de lactancia, que me hace ser, tan solo a vuestros ojos, la mamá más guapa y molona del mundo. Vuestros “Eres la mejor, aunque te encuentras mal y tienes que trabajar te has sentado aquí a hacer galletas con nosotras” es música celestial. Durante mucho tiempo me frustré porque pensé que no valorabais el esfuerzo que hacíamos, luego pensé que no era vuestra función valorarlo, que el amor se da sin esperar nada a cambio, ni reconocimiento si quiera. Y ahora resulta que si lo hacéis y me emociono al escucharos decirlo.

Algo para leer

Muchos cuentos para leer acompañadas, las tres juntas o incluso los cinco en la cama. Leer muchos mensajes de familias a las que hemos ayudado a conectar con sus hijos. Tus primeras cartas de amor, tu nombre escrito con garabatos, tu nombre escrito por tus hermanas. Seguir sabiendo leer vuestras miradas, intuir vuestros sentimientos y ofreceros todo mi cobijo y mi aliento, dando raíces y dando alas, hasta que tengáis las raíces en el cielo.

Más o menos fue lo que escribí el año pasado y lo he cumplido en un 80%.

Lo que quiero es no olvidarme de:

Vuestra lengua de trapo, de la sonrisa que me sale cada vez que escucho “puerco humano”, “dunots” o jamón “isbérico”. De cómo si hablamos por teléfono no sé distinguir quien de las dos me está hablando salvo por estos dulces “fallitos” que me recuerdan que aún eres un bebé, pequeñita, aunque me digas alternativamente que eres muy mayor y que si todavía eres mi bebé. Siempre lo serás, siempre lo sereís.

 

Vuestra empatía, vuestra generosidad y de cómo a pesar de que gritáis a los cuatro vientos que la verdura es “puaj que asco la odio “ me acompañáis a restaurantes veggies ( y tripitis el plato XD)

 

Vuestra ilusión navideña, por las luces, los belenes, por untar los canapes (y robarlos XD), por las mesas bonitas y los envoltorios con mucha purpu y mucho washitape, porque vosotras de verdad sabéis que lo que importa de estas fechas es la familia.

 

Vuestras disertaciones sobre si Papá Noel es imaginario, de porque trae regalos, de cómo puede entrar sin tener chimenea y de lo que significa ser bueno o malo (que para Emma es enfadarse y tener rabietas y creo que lleva toda la razón del mundo XD). Como habíais elegido solo un par de regalos cada una y vuestra cara de sorpresa al descubrir que había más y que todos os gustaban y “como ha podido saber Papá Noel lo que queríamos sin pedirlo”. Vuestra inocencia y vuestra gratitud son lo mejor de la navidad pequeñas <3

 

Disfrutar el ratito antes de acostarnos, aunque tenga mil cosas que hacer cuando os dormís y a veces tardéis tanto en caer que me duerma con vosotras. Disfrutar de vuestro calorcito, de dormir las tres espachurradas porque sé que es temporal, aunque esté agotada de las patadas a tres bandas, por dentro y por fuera XD

 

Saborear vuestra infancia, que cada día me parece más corta a pesar de tener grabado a fuego que los días son largos pero los años son cortos. Saborear este embarazo, que pinta que va a ser el último XD

 

Mirarme a mí misma de vez en cuando, ponerme en primer lugar sin perder de vista que aunque los años de vuestra primera infancia son cortos, no puedo cuidaros sin cuidarme.

 

Aplaudirme por haberos elegido el mejor padre que puede existir y que a pesar de lo intensos que son los primeros años de crianza aún tengamos la complicidad de hacernos bromas y mandarnos a paseo de vez en cuando.

 

Admirar las niñas, las pequeñas mujeres en las que os estáis convirtiendo, como os expresáis con vehemencia pero con dulzura, como nos engatusáis y nos convencéis, como negociáis y como habéis conseguido que el nombre “Manolo” se haya colado en la lista de posibles nombres para NC XD

 

Agradecer el privilegio que es tener un bebé creciendo en mi vientre, sano y fuerte, y el placer que es compartir la experiencia con vosotras. También quiero recordarlo dentro de 10 ó 15 kilos XD

Toca hacer balance al final de año y si lo pienso ha sido un año magnifico, hemos recibido a Vega, que ha sido un verdadero regalo vital para toda la familia y aunque no he cumplido con los proyectos que agendé a primeros de año (Ay tiempo.. te escapas entre mis dedos), si he cumplido con el proyecto principal: Dedicar el máximo tiempo posible a mis hijas, poder trabajar cuando ellas duermen. Mis niñas, tan maravillosas, tan increíbles, como agradezco cada minuto que paso con vosotras, también los que quiero salir huyendo, porque me recuerdan que nada es perfecto todo el tiempo, y que me tengo que cuidar para poder cuidaros, ¡ y que sería de la vida sin estas situaciones de caos absoluto!.

Y que decir de la persona que me acompaña, con quien pago todos mis cabreos y comparto todas mis inquietudes. No puedo estar más agradecida a la vida. A pesar de las peleas, las discusiones y las cosas por las que nunca nos pondremos de acuerdo. Gracias por todo.

Toca hacer balance y toca bajar un poco el ritmo, el blog me quita tantísimo tiempo y ahora mismo tengo muchos más proyectos que están gritando por salir y tengo también proyectos que terminar (Mi formación). Y toca centrarme en eso, porque en los últimos meses, todo lo que habéis leído en el blog ha sido a costa de mis horas de sueño. Este año he decidido seguir mis propios consejos y ponerme como prioridad, y eso incluye dormir. Y dormir, publicar menos 🙂

Tengo un post muy especial con sorpresa que puede que salga mañana:) En todo caso lo recibiréis los suscriptores de la Newsletter de Montessorizate (registrándoos ya formáis parte de ella) y después me tomaré un tiempo fuera positivo 🙂 Todo el mes de enero me lo cogeré de vacaciones blogueras para terminar proyectos empezados.Hay mucho material en borradores y tengo también compromisos (Y gracias al Universo que existen los post patrocinados en el blog y en RRSS y gente que valora que me paguen por escribir y así poder dedicar tiempo a mi lado ONG.. Y gracias también a los que lo critican porque me hacen ser mejor persona intentando poner buena cara cuando me juzgan por como consigo dinero para dar de comer a mis hijas). Así que seguiré por aquí, pero a otro ritmo, sin periodicidad concreta, sin vivirlo como un compromiso fijo que estrese, agobie o me reste -mucho- sueño.

Os deseo la mejor de las Nochebuenas, la más grandiosa de las Navidades. De estas fiestas siempre me quedo con los buenos deseos. Y también con el efecto sanador que tienen estos días entre el solsticio de invierno y el primero de año nuevo, a nosotros nos pillará cerca del mar, no hay mejor sitio para empezar de nuevo. Este año con una más en nuestros brazos, el año pasado en mi útero y el anterior en nuestro corazón. Un verdadero privilegio que no me canso de agradecer (salvo a las 5 am XD)

Ayer fue el solsticio de invierno y desde hoy nuestros días son cada día más largos y luminosos, espero contagiarme pronto de esa luz y energía, recuperar mi centro, transformar lo que hace daño y enfocarme en lo que suma. Tenemos un nuevo año por delante, con 365 oportunidades de cagarla mucho, aprender con ello, divertirnos, disfrutarnos, querernos y agradecer la suerte que es tenernos los unos a los otros (aunque a veces nos queramos ver lejos).

 

Un abrazo enorme <3 Gracias por cada comentario de ánimo y aliento, gracias por estar, por ser, por vuestro apoyo. Gracias por todo.

GRACIAS DE VERAS Y FELICES FIESTAS

Bei

 Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR