Recibo muchas consultas sobre actividades Montessori para bebés, me he resistido a escribir este post porque no me considero ninguna experta y pienso que el juego libre es lo único que necesita un niño, sobre todo los más pequeñines. Aún así hay algunas actividades que se les pueden proponer siguiendo la filosofía Montessori, deben ser muy poco estructuradas y muy flexibles.

 

Nota: Para que no fuera muy extenso, he dividido los dos primeros años en 4 periodos que iré publicando poco a poco: 0-6 MESES, 6-12 MESES, 12-18 MESES, 18-24 MESES. Es una división puramente funcional. A partir de los dos años se les pueden empezar a mostrar los materiales sensoriales y de vida práctica, siempre teniendo en cuenta el contexto y el carácter particular de cada niño. El periodo que vamos a tratar en este post es el de 0 a 6 MESES.


Hoy voy a hablar de mi opinión sobre como adaptar la filosofía Montessori adaptada a esta etapa de la infancia. Siempre hay gente que me acusará de “romantizar” los métodos de aprendizaje, así que quiero dejar claro que de lo que voy a hablar en esta serie de post es sobre mi opinión personal como madre. Para mi Montessori es una filosofía, un espíritu y no sería honesta y sincera si no os dijera que no veo necesario preocuparse por nada que no sea comernos a besos a nuestros bebes. Sin embargo, me preguntáis mucho y de vuestro interés surge esta serie de post. Hay un libro de Silvana Quattrochi Montanaro “Un ser humano” que creo que puede ser más adecuado si queréis una versión más purista. Hay otros dos libros que creo que pueden ser interesantes (no los he leído así que no puedo opinar mucho): Son Montessori from the Start y 60 activités Montessori pour mon bebé. Y finalmente os animo a que visitéis el blog Montessori en casa, donde tienen un ambiente preparado precioso para su bebita (que podéis ver aquí)

Antes de comenzar a hablar sobre Montessori para bebés es necesario que aclaremos dos conceptos fundamentales para entender esta pedagogía: María Montessori creía que durante los primeros seis años de vida de un niño su mente era una esponja que absorbía todos los estímulos que el ambiente en el que vivía le proporcionaba, siempre a través de los sentidos (tacto, oído, vista, tacto y gusto). Por otro lado, afirmaba que los niños tienen periodos sensibles o ventanas de oportunidad en los que están más receptivos a cierto tipo de estímulos para adquirir una habilidad concreta. En este periodo sensible para el niño es muy importante repetir una y otra vez la tarea para, mediante la práctica, lograr el dominio de esa habilidad. Como padres podemos incentivar esos periodos sensibles, proporcionándole un ambiente preparado para que desarrolle aquellas destrezas que necesite aprender. Los periodos sensibles pueden variar en cada pequeño, para saber en qué periodo sensible se encuentra nuestro hijo hemos de observarle mucho. Aquí tenemos una tabla orientativa según el libro de Tim Seldin:

Una vez aclarados estos conceptos, debemos preguntarnos ¿Cuáles son las necesidades de un niño de 0 a 6 meses? En mi opinión son contacto continuo y alimentación a demanda.  Creo que es la única estimulación que necesita un bebé. Llevarlos cerca nuestro, darles todo nuestro amor y cariño a todas horas y acompañarles en la dura transición del mundo uterino al mundo real.

Como sabréis, la bipedestación del ser humano hace que las hembras tengan caderas más estrechas y además el desarrollo cerebral es muy rápido. Si nuestras crías no nacieran en un estado más prematuro que otro mamíferos no lograrían pasar por el canal de parto. Tengo pendiente escribir sobre un libro maravilloso que se llama “El bebé más feliz del barrio”, del Dr. Harvey Karp. En ese libro explicaba que el primer trimestre de vida debía ser considerado el cuarto trimestre de embarazo que deberían tener los bebés humanos para nacer lo suficientemente maduros para enfrentarse al mundo; y que como padres deberíamos recrear en todo lo posible como era ese ambiente. Es más, la experta en porteo Elizabeth Antunovic habla de que no son solo 3, sino hasta nueve meses lo que debería durar esta exterogestación, que es de hecho la edad media que tarda un bebé humano en gatear. Podeis leer su articulo traducido en la web de Kangura.

Sobre la alimentación no hablo única y exclusivamente de lactancia materna, eso es una elección personal de cada madre, de cada familia; pero tanto la lactancia artificial, como la materna deben ser a demanda. Lo ideal sería que fuera un momento idílico, en el que madre (o padre o cuidador) se miraran a los ojos y se hicieran arrumacos. Como madre que ha sufrido mucho con sus lactancias tengo que reconocer que me ha sido bastante difícil llevarlo a cabo y que durante los primeros meses de vida de mis hijas necesitaba estar distraída para soportar el dolor, pero creo que es importante tomar consciencia de que lo más indicado sería que fuera un momento especial, ¡móviles fuera!.

En definitiva, lo único que necesitan nuestros bebitos es contacto y alimento a demanda, exactamente igual que en el útero. El ambiente preparado del bebé de 0 a 6 meses es el regazo de sus padres. Es por eso que creo que no necesitan ningún programa de estimulación temprana si son niños sanos. Es más creo que lo único que debe hacer una madre puerpera es disfrutar de su bebé y dormir lo máximo posible, no debería tener más preocupaciones, ni más aspiraciones.

Sin embargo, si vuestro puerperio esta siendo bueno y os apetece, os puedo proponer actividades que podemos hacer siguiendo los periodos sensibles de un bebé de 0 a 6 meses: Lenguaje (adquirido a través de las relaciones sociales) y movimiento (coordinación ojo-mano, voltearse, reptar, sentarse y gatear).

– Si tienen hermanos, propiciar que jueguen juntos, en nuestro pecho con un portabebé, en nuestro regazo, boca abajo,…
– Jugar con juguetes o móviles de colores (al principio de colores rojo, negro y blanco pues su canal visual aún no está totalmente maduro).
– Jugar con un espejo (tienen que ser espejos de seguridad)
– Ver fotos de otros bebes o de miembros de la familia
– Canciones de cuna, canciones tradicionales, canciones de dedos,…
– Ofrecerle juguetes para agarrar y también que rueden para animarles a reptar, que es la base del gateo.
– A partir de los tres meses, seguir un objeto
– Libros de peluche, de tela, que “crujan”,…
– Y mi favorita, comértelo a besos hasta que se parta de risa.

¿Os he recomendado ya que os los comáis a besos una y otra vez? Antes de que te des cuenta no se dejarán, ya habrá tiempo para la torre rosa. Vive el presente y recuerda 
LOS DIAS SON LARGOS PERO LOS AÑOS SON CORTOS

 

 

¡Que tengáis una semana estupenda! Yo intentaré publicar pero estamos pasando unos días díficiles a nivel personal, si tenéis alguna pregunta urgente, ¡escribidme!

Links afiliados (recibimos una pequeña comisión si compras a través de ellos) Ayudanos a seguir Tigriteando 🙂

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies