Hoy en el blog os traigo probablemente la entrada más útil e importante que voy a escribir en toda la vida del blog, porque trata de la seguridad de nuestros hijos, nuestro tesoro más preciado: Una entrevista a Cristina Barroso, creadora de A contra marcha, una web dedicada a la difusión de información veraz sobre la seguridad infantil, con un foro muy activo donde podéis hacer vuestras consultas personales  y una página de facebook con contenidos muy reveladores. La entrada es larga, quizás no la podáis leer hoy entera, pero os pido que la compartáis para que la historia del pequeño Vikingo no vuelva a repetirse.

acm-compressor

Aviso: Antes de empezar con la ronda de preguntas, me gustaría recalcar que aunque en Tigriteando a veces publicamos post patrocinados, este no es uno de ellos. He comprado la silla de Abril (Klippan Triofix) en la tienda de Cris, Nordic Baby, pero  con este post no tenemos ningún interés que no sea que todos los padres tengan la información más veraz respecto a la seguridad de nuestros pequeños.


Hola Cristina, gracias por estar aquí respondiendo estas preguntas, es un placer tenerte en Tigriteando porque creo que eres un referente en la seguridad de los niños en el automóvil, me gustaría saber en primer lugar¿Cómo llegaste al mundo de las sillas a contramarcha?

Buenos días Bei:  Muchas gracias por invitarme a tu espacio.
¿Cómo llegué?  De la única manera en la que se puede llegar a este asunto cuando estás todo el día detrás de un mostrador:  a través de un cliente.
Un buen dia, allá por el año 2008 ,estaba yo explicando en mi tienda a un papá los beneficios de una silla de frente con arnés ganadora del RANKING del RACE y recomendándosela para su bebé de apenas 1 añito con el informe en la mano.  Y por allí andaba dando vueltas un cliente habitual con su niño mirando otras cosas.   Cuando terminé con la explicación y el cliente de la silla se marchó, el que rondaba por allí se acercó y me dijo:
“Cris…tu sabes que yo lo he comprado todo en vuestra tienda por como sois y como vendéis….no obstante, tengo que confesarte que hay un producto que JAMÁS compraría ni recomendaría comprar en vuestra tienda…”  Y yo le dije:  “¿Cuál?” Y el me respondió:  “La silla de auto de mi hijo”.
Oh! Cielos! A mí….a la que ya llevaba más de 2 años dando consejos sobre sillitas en internet… había alguien que me estaba diciendo que JAMÁS me compraría una silla de auto.   Puedes imaginarte mi cara…

Fue entonces cuando me dijo que le acompañara a su coche y al abrir la puerta me encontré con una silla que en ese momento me pareció rarísima, de VOLVO, que parecía una cáscara de huevo y que estaba colocada “al revés”.

Resulta que este cliente era sueco y en muy pocas palabras me vino a decir que estábamos locos.  Que en su páis ninguno se ponía de frente antes de los 3 o 4 años.  Que las proporciones de los niños y la fragilidad del cuello les impedía soportar apenas un frenazo y un montón de cosas más que me dejaron con la boca abierta.   Y que esos Rankings a los que todos hacíamos referencia, allí no tenían ninguna validez por no ser rigurosos.

Entonces me dijo:  “Si yo no supiera que el tema te importa, no te habría dicho nada.  Por favor, Cris…investiga porque en España tenéis un problema”.

Así lo hice y a partir de ese momento empezó mi lucha.  Me costó 2 años unir las piezas del puzzle y conseguir que un fabricante accediera a traer una SILLA A CONTRAMARCHA A ESPAÑA.  Todos me decían que en los rankings esas sillas no salían bien valoradas y además los padres españoles nunca querrían poner a sus hijos en esa posición…así que ¿para qué traerlas a España?

Desde que descubrí la seguridad acm, todo ha sido una lucha contra el sistema que daría para otra entrevista…jajajja… pero al final, la verdad y la razón solo tienen un camino y la información ya está empezando a llegar.   Mas vale tarde que nunca y en España estamos consiguiendo acelerar muchísimo el proceso.  Sin ir más lejos, países como Italia o Francia o incluso Alemania, están a años luz de nosotros con respecto a este tema.

¿Cuál es el sistema más seguro de un recién nacido? ¿Qué opinión te merecen los capazos? 

El sistema más seguro para un recién nacido es, al igual que para un adulto, un dispositivo contra marcha.   Porque no es el sistema, sino la posición, la que protege.

Los capazos no son un sistema de seguridad, pero tampoco son tan malos como hemos creído.  Existen situaciones especiales en las que, por necesidad, un bebé solo puede viajar tumbado.  Me estoy refiriendo a bebés prematuros  y/o con problemas respiratorios.   Este tipo de niños no pueden viajar semi-incoporados en una sillita a contra marcha porque se dificulta la entrada de aire por la tráquea pudiéndose producir una parada respiratoria.  Solo en ese caso, el capazo tiene una función y no es protegerles en caso de impacto (que no lo hace), sino permitirles viajar sin riesgo de asfixia.   Dicho esto, el uso de un capazo no debe alargarse más allá del tiempo que el niño necesite hasta poder sentarse en su silla acm.

Muchos padres se preguntan por la mejor silla para sus hijos, sé que es una pregunta muy general y que hay que fijarse en las particularidades de cada niño, peso, altura y edad, pero en rasgos generales, ¿en que nos tenemos que fijarnos para elegir una buena silla?

Cuando los padres preguntamos por una silla segura, no estamos pensando en una silla en la que nuestro hijo sobreviva, aunque sea con secuelas, sino en una silla en la que el niño salga ileso.  Eso, solo es posible en un sistema que le mantenga de espaldas a la marcha.

Los niños tienen que viajar de espaldas hasta que sea físicamente imposible seguir haciéndolo y la silla más segura para cada niño será aquella que permita alargar esa posición el mayor tiempo posible y además, le resulte cómoda tanto a El como al resto de los ocupantes

Si a un bebé recién nacido le ponemos en una sillita de grupo 0+ de espaldas es porque sabemos que, siendo tan frágiles, es la única manera de protegerles.  ¿Dónde está la línea que separa la fragilidad de la resistencia Bei?  ¿Quién es nadie para determinar que un niño de 15 meses o de 5 años ya puede soportar un golpe frontal instalado de frente?   ¿El fabricante? ¿La normativa? ¿Un ranking?   Los niños tienen que viajar de espaldas hasta que sea físicamente imposible seguir haciéndolo y la silla más segura para cada niño será aquella que permita alargar esa posición el mayor tiempo posible y además, le resulte cómoda tanto a El como al resto de los ocupantes.  Esto no va de marcas ni de modelos, sino de soluciones.  Cuanto más cómoda sea la silla, menos ganas tendremos todos de querer cambiarla y eso redunda directamente en  la seguridad del niño. ¿Rasgos generales para no equivocarnos?  Una silla acm no puede seguir usándose si el niño ha superado el peso para el que está homologada y/o la cabeza le ha llegado al límite superior del respaldo.  Así que, si el niño es alto, hay que buscar una silla con un respaldo alto.  Si es gordito y se sale del percentil en peso, hay que buscar una que le valga hasta los 25 kilos.

¿Por qué las sillas a contramarcha son también las más seguras en impactos traseros?

Porque lo que hace daño es la aceleración, es decir, ir en un coche en movimiento y que este se detenga bruscamente, nos hace acelerar a los pasajeros y nos proyecta hacia delante a la velocidad que llevaba el coche antes de detenerse.

Cuando el coche está parado y nos embisten por detrás, nosotros no salimos proyectados hacia delante a la velocidad que llevaba el otro coche.   La física no funciona así.   Imagínate que el golpe no es por detrás, sino por delante.  Nuestro coche está parado y viene uno de frente y nos golpea a 50 km/h.  Ni nuestro coche sale despedido hacia atrás a 50 km/h, ni nosotros salimos proyectados hacia delante a esa velocidad.   Sin embargo, los pasajeros de ese coche sí que saldrán proyectados hacia nosotros a esa velocidad.

Para ocasionar las mismas lesiones a un niño sentado en una silla de espaldas en un impacto trasero, que a uno colocado en una silla de frente en impacto frontal,  tendríamos que meter marcha atrás, acelerar y darnos contra un obstáculo rígido.  En ese escenario, el niño que viaja de espaldas sufrirá las mismas lesiones, porque, en ese supuesto, el niño viaja orientado hacia el sentido de la marcha en un coche que va en movimiento y al detenerse, le proyectará hacia delante a esa velocidad.

Nosotros compramos una silla de escudo porque en aquel momento nos dijeron que era más seguro que una silla de arnés, ¿nos puedes explicar por qué ahora sabéis que esto no es cierto?

Porque no estamos ante un sistema más eficaz que otro, sino ante un sistema en ambos casos ineficaz.   Como acabo de explicar, al viajar a la velocidad del coche y detenerse bruscamente, todo lo que vamos dentro salimos despedidos hacia delante a esa velocidad.  Si inmovilizamos el torso del niño, ya sea con un arnés o con un escudo, lo único que puede salir proyectado hacia delante es la cabeza.  Puesto que esta tiene un peso relativo con respecto al cuerpo del 20% y el cuello que la sostiene es un 80% de cartílago,  se produce lo que se conoce como “carga de tracción” y que es la aplicación de 2 fuerzas en sentido opuesto:

La fuerza del arnés o del escudo que empujan el torso hacia el respaldo de la silla para que el cuerpo no se mueva y la fuerza de la cabeza que empuja hacia delante por la inercia del golpe.   Esto puede llegar a estirar el cuello con una fuerza aproximada de entre 200 y 300 kilos.  No hay bebé ni adulto que soporte eso.

La única manera de evitar que el cuello se estire, es evitar que la cabeza salga despedida hacia delante y eso solo se consigue apoyándola contra algo: el respaldo de una silla a contra marcha.

Quienes promueven ese sistema dicen que con un escudo el cuello sufre menos.  Si sufrir “menos” significa que en lugar de estirar el cuello con una fuerza de 300 kilos , lo estira con una fuerza de 200, pues yo no lo discuto.  Lo que sucede es que, más allá de los 130 kilos el cuello se ha roto.   Así que decir que una silla con escudo es “más segura” que una silla con arnés, es tanto como decir que caerse desde un tercer piso es “mas seguro” que caerse desde un quinto.   En ambos casos, el límite de supervivencia está muy por debajo, así que el resultado va a ser una lesión irreversible o mortal.   Una silla de espaldas no estira el cuello más allá de los 50 kilos.   Eso es seguridad.

Durante mucho tiempo he pensado que en caso de tener que ir de frente, una silla de grupo 2-3 con cinturón era menos segura que una silla grupo 1 de frente (con arnés), ¿Por qué ahora sabéis que no es así?

Primero porque el arnés no se diseñó al origen para sillas de frente, sino para sillas de espaldas.  En una silla de frente con arnés, la inmovilización del torso solo puede redundar en el estiramiento del cuello porque sujeta al niño para evitar que salga proyectado hacia delante.  Cuando la silla va de espaldas, la función del arnés no es evitar que el niño salga despedido hacia atrás (eso lo hace el respaldo), sino que es evitar que el niño salga despedido hacia arriba.  Por eso apenas hay estiramiento del cuello.

Es la sensación de que la silla va muy bien sujeta al asiento y el niño va muy bien sujeto a la silla la que nos hace pensar que ese año va protegido y no es así.

El cinturón de seguridad no es un inmovilizador Bei.  Nuestro cuerpo tiene movimiento y por eso, las lesiones en niños que van sentados en sillas de este tipo, no se concentran en el cuello, sino en la cabeza (por golpear el asiento delantero) o en el abdomen (por el denominado “efecto submarino”).    Esa sensación de libertad de movimientos, es la que a nosotros nos parece que es menos segura, pero al igual que pasa con las sillas de frente, no deja de ser una percepción nuestra que no se fundamenta en datos.

En Suecia no se han utilizado sillas de frente con arnés ni con escudo.  Nunca.  Solo sillas de espaldas con arnés y sillas de frente de grupo 2/3 con cinturón de seguridad a las que los niños cambian cuando ya no es posible mantenerlos más tiempo de espaldas a la marcha.  Ese cambio se produce a edades en las que los pequeños entienden, perfectamente, que ese cinturón no se lo pueden quitar y que tiene que ir bien sentadito.

Por la altura del niño, ¿cuándo es necesario cambiar de silla a contra marcha? ¿Cuál es la silla a contra marcha más alta del mercado actual? ¿Cuál es la silla ideal para un percentil de altura alto? ¿y un percentil de peso alto?

La silla a contra marcha hay que cambiarla cuando la cabeza llegue al límite superior del respaldo (sin sobre-pasarlo) o bien cuando el niño alcance el peso máximo para el que está homologada la silla (sin sobre-pasarlo).   Las sillas con el respaldo más alto son de la marca KLIPPAN.  Las sillas que aguatan hasta los 25 kilos son de las marcas AXKID, BESAFE Y BRITAX.

Mucha gente piensa que por no llevar isofix no pueden llevar a sus hijos a contramarcha, ¿puedes darnos nombres de sillas seguras que no requieran de este sistema?

Lo que salva la vida es la posición Bei.  Una silla de frente con ISOFIX, no va a evitar que la cabeza salga proyectada hacia delante estirando el cuello.   No hay ningún estudio de un laboratorio oficial que determine el Isofix como un sistema más eficaz que el cinturón en una silla acm.   No obstante, existen modelos a la venta que se instalan, o bien con cualquiera de los dos sistemas (como la Klippan Kiss2 o la AXKID DUOFIX) o bien con cinturón solamente (como la AXKID MINI o la BRITAX MULTITECH, por ejemplo).   Cualquiera de ellos es seguro porque la silla está orientada de espaldas a la marcha.  Ni más ni menos.

Muchas personas se quejan de que los sistemas RSI a contra marcha son muy costosos, ¿cuáles serían los más económicos?

Precisamente la última entrada que hemos hecho en el FB de “Que los niños viajen a contramarcha” habla de precios.  Recomiendo su lectura por 2 motivos:  porque la seguridad nunca es “cara” y porque en definitiva, los precios de las sillas acm son muy parecidos a los de las sillas de frente.  Es la seguridad de unas y otras lo que no tiene nada que ver.

Una silla acm pura con Plus Test como la AXKID MINI, por ejemplo, cuesta 349 euros.  En el mercado hay sillas de frente con arnés bastante más costosas que esta.

Lo que realmente se nos hace caro es, tener las sillas compradas y descubrir que el niño no va seguro.  Es la doble inversión en sillas la que nos da vértigo, porque el precio de salida, tanto de unas como de otras, es más o menos el mismo.

Me impresionó en tu tienda una frase “Uno de los tantos problemas del hombre es hacer de lo superfluo algo importante”, ¿Crees que nos gastamos mucho dinero en lo superfluo y nos olvidamos de lo esencial?

Absolutamente.  Por eso la frase está colocada en un sitio de paso y al lado de los carritos.  La compra del ajuar del bebé en Suecia comienza por las sillas de auto, por eso siempre les llega el dinero para las sillas y no tiene problemas para comprarlas.  Es que es el único artículo de todos los que hay en una tienda de puericultura donde su hijo se juega la vida y ellos lo tienen bastante claro.

La compra del ajuar del bebé en Suecia comienza por las sillas de auto, por eso siempre les llega el dinero para las sillas y no tiene problemas para comprarlas.

El dinero restante después de comprar las sillas, es el que destinan al resto de cosas tales como el carro, los muebles o los accesorios.  Nosotros empezamos por el carro y la cuna…cuando llegamos a la silla nos hemos comido casi todo y la pedimos para regalo.

Hay otra frase en el mostrador que reza: “ Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”  A lo mejor, si empezamos a hacernos los suecos y a actuar como ellos, el accidente de tráfico dejará de ser la principal causa externa de mortalidad infantil en España tal y como ha sucedido en su país.  Todo es probar ¿no crees?.

Cuando los peques por peso o altura ya no pueden ir en una silla a contra marcha, ¿cuál es el sistema más seguro? ¿qué es exactamente el sistema de absorción japonés? ¿y hasta que edad y/o altura deben llevar un SRI?

Cuando ya no sea posible llevarles a contra marcha, el sistema más seguro será una silla de grupo 2/3 que guíe correctamente el cinturón de seguridad para evitar que presione zonas frágines del niño.

Frente a lo que mucha gente se cree, en este tipo de sillas, la clave no está en el correcto guiado del cinturón longitudinal (que es el que atraviesa el pecho), sino en el correcto guiado del cinturón ventral (que es el de la cadera).

En los adultos las crestas ilíacas son las encargadas de soportar la presión del cinturón de seguridad y protegernos, (si lo llevamos bien colocado, claro) pero los niños, en ausencia de éstas, necesitan el soporte para guiar ese cinturón y dicho soporte es lo que nosotros conocemos como REPOSA-BRAZOS.

Esta pieza de la silla, en realidad, tiene una función crucial porque es la que evita que el cinturon se suba hacia arriba (o que el niño se cuele hacia abajo) presionando partes blandas con graves consecuencias y solo si está bien guiado y tensado, permite que la otra parte del cinturón actúe con eficacia.   Hay una entrada en la que explicamos todo esto en detalle en nuestro blog (Re-tensión Infanti) y que se llama “la importancia del reposa-brazos”.   Recomiendo su lectura a todo el que esté interesado en una silla de grupo 2/3 porque siguiendo esas pautas es dificil equivocarse.

¿El Sistema de Absorción Japonés? También lo explicamos en el blog de Re-tensión, pero básicamente es un sistema que basa su fortaleza en la flexibilidad de los componentes y no en su rigidez, por eso, en impactos laterales, funciona muy bien;   en ese tipo de colisiones en lugar de ser la cabeza del niño la que se deplaza hacia el lateral de la silla, es el lateral de la silla esl que se cierra en torno al niño para protegerle.   Es propio de los japoneses porque solo ellos manejan la flexibilidad con maestría dadas sus condiciones demográficas.

¿Qué hay de cierto en el rumor sobre una nueva normativa por la que se va a obligar por ley a ir a contra marcha hasta los 15 meses?

Uy! ¡Como me gusta que me hagas esta pregunta, Bei! Jajaja.  Porque es algo que me tiene absolutamente fascinada.  La de tonterías que circulan en torno a este tema.

Una normativa de homologación, como su propio nombre indica, es un conjunto de requisitos que un producto tiene que cumplir para poderse vender.  Ni más ni menos.  Por eso, lo que identifica a una silla como “homologada” es una etiqueta visible en algún sitio de su carcasa.

En modo alguno, ni los padres, ni los niños, tienen que cumplir ningún requisito de una normativa…porque si así fuera, la etiqueta de homologación nos la tendrían que poner a los padres y a los niños en algún sitio visible (como la frente, por ejemplo).

Permíteme que deje claras 2 cosas:

1.-  Una normativa de homologación (antigua o renovada) es SIEMPRE un conjunto de requisitos MÍNIMOS.  Es la diferencia que separa un producto legal de uno que no lo es.  Nada tiene que ver una normativa con la excelencia en seguridad;  por eso, el casco de moto de Dani Pedrosa está homologado de acuerdo a la misma normativa que el casco de 35 euros de una gran superficie y la seguridad de uno y otro no tiene nada que ver.

2.-  Lo que regula a los ciudadanos no es una normativa, sino una LEY que se contiene en el Reglamento de Circulación.  Lo que regula a los fabricantes no es una ley, sino una NORMATIVA que especifica los requisitos para que su producto pueda salir a la venta.   Ninguna normativa obliga a ningún padre a llevar a su hijo a contra marcha hasta los 15 meses.

Lo que establece esta normativa es que el fabricante tendrá que aumentar el tamaño de sus sillas de grupo 0+ para que, el 95% de los niños europeos, quepan en ellos hasta como mínimo los 15 meses.   Eso es todo.

Se está utilizando la i-size como si fuera algo que no es.  Como si fuera un tema de seguridad a mayores.  Como si los padres estuvieran obligados a algo y como si todo lo que no sea i-size fuera a desaparecer o prohibirse en 3…2…1.   Nada de eso es cierto.

En España actualmente hay productos que pueden utilizarse y están homologados bajo 3 normativas distintas:  la ECR44-03;  la ECER44-04  y la UN-129 (más conocida como i-size).   Para cuando los productos que actualmente no están homologados bajo la i-size no se puedan utilizar más, nuestros hijos tendrán sus propios hijos y posíblemente todos vayan en sillas de espaldas a la marcha hasta los 4 años, con independencia de la normativa.

En ocasiones veo padres escépticos respecto a este tema, bien por mitos (si os vuestro caso podéis consultar aquí), bien por lógica incredulidad ¿Cómo va a ser inseguro algo homologado?, bien porque se ofenden (¡hasta enfadarse mucho!), ¿Cómo convencerías a un padre/madre escéptico en dos frases? (o un vídeo)

Pues mira Bei, hasta ahora, la manera más eficaz que he encontrado para convencer a los padres sin necesidad de videos ni explicaciones largas, es colocar a una muñeca que aparenta tener 1 año y medio más o menos,  sentada en una silla de frente con arnés (o con escudo) y simular lo que le pasaría si hay un frenazo.   Es una muñeca, si…pero impacta bastante verlo.
También tenemos colgando del techo de la tienda un casco (seguro que lo viste ayer) que asemeja el peso relativo de la cabeza de un niño de 3 años.   Son unos 13 kilos y cuando se lo colocamos a los padres,  se sorprenden mucho.

Pero vamos… que el principal problema que tenemos en España es que,  pensamos que los accidentes les ocurren a otros y por tanto, no entendemos muy bien la prioridad de extremar las precauciones.   Esto solo pasa en los coches, pero en otras situaciones no es así.

Cuando un padre ve el riesgo real, pone medidas.  Por eso las piscinas están valladas y las escaleras aseguradas con barreras.   En esos casos aplicamos el dicho de “quien evita la ocasión, evita el peligro”.  En el coche no evitamos el peligro, porque como la ocasión no se va a producir….

¿Cómo conseguir que los padres veamos el riego?  Difundiendo, debatiendo y respondiendo sus consultas una y otra vez;  en definitiva: insistiendo.  Por eso es tan importante que quienes tenéis un altavoz en internet, nos ayudeis en la difusión.  Esto no es un sprint, sino una carrera de fondo.  Si yo en estos últimos 7 años hubiera encontrado una frase o dos con la que conseguir que los padres lo entendieran solo por leerla o escucharla, te aseguro que todo el mundo la conocería.

Y por último, y sin querer ponerte en un compromiso, porque los crees que los famosos rankings de sistemas de retención infantil no nos están dando aportando una visión realista sobre la seguridad de nuestros hijos. ¿Hay algún ranking donde podamos valorar que sillas son las más adecuadas para nuestros hijos?

Tranquila, no es ningún compromiso.  Ninguno de esos rankings habla de seguridad y quienes lo realizan no son laboratorios oficiales.  Los laboratorios oficiales son los únicos que pueden determinar donde están los riesgos y donde hay que mejorar, porque esa es su razón de ser y por ello dependen del gobierno de su país.

Voy a poner un ejemplo para que esto se entienda:

Cuando nos quedamos embarazadas, nos hacen una serie de ecografías que nosotros vemos en la misma pantalla a la que está mirando el ginecólogo o el ecografista.  ¿Vemos lo mismo que ellos?  No.  Nosotros vemos rayas y ellos ven diámetro de cabeza, tamaño de fémur y hasta el sexo del bebé.  ¿Por qué si los dos miramos la misma pantalla vemos cosas distintas?  Porque detrás del profesional hay un conocimiento que le permite decodificar y sacar conclusiones.

Con esto pasa igual.  Agenciarse una carrocería naranja y estamparla de un lado a otro en las instalaciones de ADAC no convierte esa prueba en algo fiable en tanto en cuanto las personas que la desarrollan y la analizan tienen el mismo conocimiento de impactos que tu y que yo de ecografías.

Un laboratorio no es solo mediciones.  También hay conclusiones y experimentación.  Hay recopilación de datos de accidentes y hay un conocimiento especifico en esa área que permite establecer unos límites de supervivencia.   Quienes realizan esos rankings no tienen en cuenta esos límites porque ni siquiera los conocen…(prefiero pensar que no los conocen a que los obvian deliberadamente).

Y para más inri, en ese mismo estudio se analizan cosas subjetivas tales como la facilidad de instalación, el manejo, la estabilidad, el confort y el desenfundado.

En resumen:

Estos RANKINGS EUROPEOS son a la seguridad de las sillas lo que el concurso de MISS EUROPA es a la Belleza de las mujeres.  100% subjetivos.  La prueba más exigente del mundo y la única destinada a determinar la eficacia del sistema en caso de impacto se realiza en SUECIA en la VTI, la dirige Tommy Pettersson y se llama PLUS TEST.

Esta no va de “aprobar” o “suspender” siillitas; ni de anunciar a bombo y platillo qué modelo o marca de silla  es “ganadora”.  Va de demostrar que bajo ningún concepto, una silla de frente (sea de la marca que sea) podrá alcanzar las cotas de seguridad de un dispositivo de espaldas a la marcha.  Por eso, hasta la fecha, ninguna silla de frente a la marcha lo ha superado.

Y como los focos y las alfombras rojas sobran en algo tan serio como la seguridad de un pasajero en el automóvil, todo se realiza en la más estricta confidencialidad;  es el fabricante el que, en última instancia, decide dar a conocer su resultado.

Los laboratorios están para ayudar a mejorar los sistemas y a los fabricantes en beneficio de TODOS.  El circo mediático no ha lugar ahí.   No importa las veces que un laboratorio se haya equivocado en el desarrollo de un medicamento.  Solo importa cuando ese medicamento por fin consigue salvar vidas.  ¿Qué posibilidades tiene un medicamento de conseguir eso si durante el proceso de investigación machacamos al que lo desarrolla?

Disciplina positiva, Bei.  El castigo, la reprimenda o la amenaza coarta libertades;  coacciona y desvía la atención hacia el sitio equivocado.  Eso es lo que están haciendo esos clubes con estos rankings:  desviar la atención hacia otro sitio que, por lo que sea, les interesa más.   Desde luego, la eficacia del sistema en el momento del golpe no es su foco, porque es físicamente imposible que, en el ensayo de choque frontal que realizan,  una silla de frente, la que sea,  haga menos daño al dummie que una de espaldas.

Me despido transmitiéndote mi total admiración respecto a tu labor divulgadora en tu web, en los foros de internet y desde tu tienda y formaciones. Gracias por todo, Cristina

Gracias a ti Bei.  Esta es posiblemente la entrevista más bonita y más acertada que me han hecho hasta ahora.   Y te agradezco enormemente que destines un espacio en tu blog para hablar de esto.   Como decimos en el FB de “Que los niños viajen a contra marcha”:

“tenemos que comprender en el menor tiempo posible, que los niños deben viajar de espaldas el mayor tiempo posible”.

Internet ha sido hasta ahora nuestra única herramienta para colarnos en las casas.  Que personas con presencia importante como la tuya se hagan eco, es MUY IMPORTANTE. La prensa no ayuda (vende más un ranking con sillas suspensas que una medida de seguridad)  y en mi opinión, nuestras autoridades tampoco están poniendo todo el empeño que el tema merece.  Asi que gracias infinitas por unirte a nuestra causa y enhorabuena por Tigriteando  Es un blog magnífico.


No me gustaría terminar sin contaros nuestra vivencia a modo de reflexión personal. Cuando nació Abril yo ya disponía de mucha información sobre este asunto y compramos la silla que en aquel entonces le permitía ir más tiempo de espaldas (la concord ultimax, que es un grupo 0+/1). Cuando nació Emma nos vimos en la tesitura de tener que encajar dos sillas a contra marcha en la parte trasera de un mini  Cooper. Las sillas cabían, pero no podíamos depositar a un recién nacido en la silla porque no hay un tercer asiento en el centro (por muchas circunstancias el asiento del copiloto tampoco era una opción).   Hubiéramos podido tirar de ahorros y comprarnos otro coche, pero apenas montaban en coche y nos pareció más importante una excedencia (hasta los 15 meses de Emma) para compensar nuestra ridícula baja por maternidad y una reducción de jornada posteriormente. Lo que os quiero decir es que elegimos una silla de frente con escudo, la BMW-MINI, con la información que teníamos en ese momento, que lo recomendable era ir a contra marcha hasta los cuatro años, pero como mínimo hasta los dos años, y que un escudo era más seguro que un arnés porque sujetaba mejor al niño.

Hace unos días me enteré de que un chiquitín que viajaba en una silla de escudo tuvo un accidente, quedó paralítico y al cabo de unos meses murió (Desde aquí mando el más cariñoso de los abrazos a su familia). Escribí a Cristina (porque considero que es la persona que más sabe de SRI en nuestro país) y me dio toda la información que tenía en este momento, el escudo no era seguro y era mejor quitárselo y que fuera con el cinturón. En ese momento nos replantemos la opción de llevar a las dos niñas a contra marcha de nuevo, ya eran más mayores y Emma había empezado a sentarse sola en la silla, así que quizás podrían sentarse solas y nosotros simplemente abrocharlas. Lo probamos y ha funcionado, si se quedan dormidas tenemos que sacarlas por el maletero, pero nos parece un mal menor.

Hemos tomado una decisión con la información que tenemos ahora, no me siento mal o culpable por haber llevado a mi hija en un sistema que no era seguro, me siento agradecida de poder tener la información para decidir antes de que sea demasiado tarde.

Abril eligió el color de la silla (Una Klippan Triofix Recline Comfort) y se ha mostrado bastante receptiva a cambiarla al decirle que es una silla más segura que la que llevaba hasta ahora. No se marea, ni se ha quejado, aunque supongo que MachoAlfa echará de menos que alguien le meta prisa en los semáforos XD.

En definitiva no podemos estar más felices con la compra. Ha sido un desembolso importante con el que no contábamos, no os voy a engañar, pero en vacaciones haremos más comidas en la casa rural que hemos alquilado y picnics en el campo y menos comidas y cenas en restaurantes. La seguridad de nuestros niños no tiene precio.

Felices ¡y seguras! vacaciones

 

 Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog  y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

el-metodo-montessori

Nuestro curso cero es totalmente gratuito, libre, para siempre y para todos. Puedes acceder pinchando aquí

(Si quieres salir de esta ventana, pincha la x en la parte superior a la derecha)

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR