fbpx

Os comparto algo que escribí ayer, después de salir, por primera vez en un mes y medio, con mis chiquitinas al campo 🙂

Creo que hoy hemos vivido la hora más bonita del año. Ha sido absolutamente precioso y perfecto, los niños y las niñas nos han demostrado una vez más que nacen sabiendo cooperar, que tienen todas sus potencialidades y que son lo más preciado que tenemos como sociedad.⁣

La misión no empezó bien y hubo que ajustar algunas cosas antes de salir. En un momento incluso quise controlar la situación evadiéndome, pero recordé cuál era el propósito de la salida, no era mi necesidad, sino la suya, y pude pasar del interés propio al interés social.

 

Sin querer, ayer pecamos un poco los adultos de ese “lentejas o puré de lentejas” del que os he hablado a veces. Lectura de BOE mediante, se crearon nuevas pautas. ⁣

Y lo que viene a continuación son nervios (de los bonitos, los de la ilusión) y sorpresa. Guau, cómo ha crecido ese árbol, guau que grandes las amapolas (la única que creció en casa, la diseccionamos XD), guau como está el prado, guau como está la dehesa.⁣

Y las rocas graníticas se transformaron en castillos, los árboles en torres de vigía, las pendientes en toboganes, los conejos en conejicornios, las setas en tesoros, y las flores, las flores siempre serán flores, pero las silvestres fueron tan valiosas como las más caras rosas.⁣

Y cuando la alarma sonó y marcó el fin del paraíso, ni una mala cara, ni un mal gesto, puro y absoluto agradecimiento por lo vivido. Y la esperanza de repetir mañana, “y si llueve, venimos con los monos de agua”.⁣

Incluso Lola, que justo cuando tocaba encontró unas “ovetas” (ovejas) y quería ir a saludarlas, sonó la alarma. Solo repitió varias veces “toy fadada” y “no e juto”, mientras se sentaba en el carro e iniciábamos el camino de vuelta a casa. ⁣


Hubiera sido total y absolutamente esperable y legitimo un secuestro amigdalar (lo que llamamos despectivamente rabieta), y no lo hubo.⁣

Se cruzaron con amigos, responsabilidad absoluta. A la ida dejamos mensajitos en el barro y a la vuelta había muchos más. Corazones y arco iris. Pertenencia y contribución.⁣

Gracias infancia por todo lo bonito que nos habéis dado.⁣

Y después de agradecer, toca reivindicar, ¿qué pasa con los adolescentes?Todo mi apoyo 

¿Qué tal os ha ido?

 

 

Este post fue publicado previamente en Facebook y en Instagram, ¡sígueme allí para no perderte nada!

¡Espera un momentito!

Suscríbete a la newsletter para descubrir contenido exclusivo y ser de las primeras personas en enterarte de todo lo nuevo 🙂

Bei M. Muñoz será responsable por tus datos, se enviarán a Mailrelay, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Tienen sus servidores en Estados Unidos y están suscritos al protocolo Escudo de Privacidad. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en mi política de privacidad.

 

Pin It on Pinterest

Share This