Hace unos años escribí un post sobre porteo, hace cinco años, cuando “solo” tenía dos peques y el porteo se había convertido en una necesidad. Con Abril que era lo que se conoce como un bebé de alta demanda nos vino muy bien para tener brazos libres, pero necesidad, necesidad, pues tampoco XD Cuando nació Emma si que lo vi necesario y de hecho muchas veces, en las “regresiones” que muestran los peques cuando quieren volver a encontrar su sitio, las portee mucho a las dos.

Hay una peli que amo, Wolf Children, los niños lobo, que trata precisamente sobre una madre de dos, en este caso, sola y sin ayuda, que se las apaña solita con ayuda del porteo. Para mi es una heroína, siempre con la sonrisa puesta, amor incondicional y generosidad. Bueno que me lio, que yo no soy ni por lo más remoto como esa mamá, pero si que me vi en ocasiones superada por la vida cuando tenía dos bebés.

Teniendo eso muy claro entre la segunda y la tercera hay el intervalo justo para no tener dos bebés y que se lleven poco para ser “superrramigas” (todo eso según nuestra lógica privada y creencias personales, nada que decir de las de los demás), porque no quería tener dos bebés seguidos.

Portear a Vega fue muy necesario porque me faltaban manos, ojos y oídos para atenderlas, aunque ella siempre fue una niña de mucho suelo (La niña Pikler la llamaban cuando me la llevaba a formaciones XD)  y solo la porteábamos para transportarla.

Y llegó Lola, y con Lola, el caos. Vega ya tenía hecho su chitio pero tampoco debía de tenerlo muy seguro, ser la mediana siempre es difícil, ser la mediana pequeña debe serlo más. Y muchas veces me ha tocado también portearlas a las dos.

No hace mucho os contaba que había tenido que llevar a Abril en mochila por una picadura de medusa, no os miento que fue agotador, pero pude seguir atendiendo a mis hijas.

Elena, hace años, nos enseñó en un taller a portear con todo tipo de prendas que no eran fulares y yo he porteado con camisetas, toallas, muselinas, mantas, mantitas.

Incluso he porteado a lo monete, con Vega agarada fuerte al cuello y haciendo presión con las piernas mientas llevaba en brazos puros a Lola con un bolsito de jugar.

El porteo ha sido una herramienta tan indispensable para mi que no puedo hacer otra cosa que recomendarlo. Digo para mí, pero realmente, MA, cuando sale solo con todas también las portea, también a veces a dos bebés en brazos y dos niñas arrastrándose en el carro por turnos. Ascopena dice que da el pobre. A mi me produce ternura infinita.

Os podría hablar de las veces que nos han parado por la calle para decirnos que si no teníamos dinero para carro, si me había dado cuenta de que llevaba una niña en la mochila, si le dejaba ver a mi animal, si claro le has acostumbrado a brazos (holi exterogestación, en mi útero ya estaba porteada, hello?), así nunca va a andar, te está destrozando la espalda, les estropea las piernas (dicho por una maestra formada en Pikler), o incluso las veces que nos han preguntado si no teníamos tele para terminar de liarlo más. Pero no, os voy a hablar de las palabras de mis hijas al ser porteadas de vez en cuando, solo hay agradecimiento, solo hay amor.

Y a mí eso es lo único que me importaba, que mi mensaje de amor incondicional les llegara.

Igualmente es importante, como siempre decimos en DP, cuidarse para cuidar, y ahora sé que yo hice burradas y no tenía que haber hecho, como colgarme una delante y una detrás a cuatro días de parir, a mi favor tengo que decir que era necesario, pero ahora sé que no es ni por lo más remoto saludable para el suelo pélvico.

También hay que ser consciente de que las vías respiratorias tienen que estar despejadas, que se respete la postura fisiológica del bebé, que tipos de bebés pueden venirte mejor que otros según ciertas características y preferencias.

Mi amiga Elena en eso es una crack, una de las mayores referencias en España en porteo, formadora de asesoras y persona excepcional. Yo he ido a varios de sus talleres (pagando, que eso es lo que se hace con los amigos, se les paga por sus servicios y se les recomienda si son buenos XD) y por eso, con toda honestidad te recomiendo que te formes con ella. Y, por eso también, te animo a que te aproveches solo hasta el martes de la oferta en la que participamos ella, yo y 45 ponentes más y por la que puedes conseguir los 47 cursos por 65 euros.

Yo cobro una comisión por las ventas a través del enlace afiliado, y te recomiendo a Elena con los ojos cerradas, con toda mi honestidad, porque también fue la persona con la que elegí formarme cuando decidí que quería aprender a portear, y aunque soy alumna difícil y quejica y tortuga y nunca ato con la suficiente tensión, una mamá floja que dirían algunas tigris, sé, precisamente por eso, que no hay profe mejor.

Y mientras sigue teniendo a tu bebé a la altura de tus besos, dentro de nada, los tendrás a la altura de tus besos sin usar portabebés y dentro de nada también, ellos estarán a la altura de dártelos a ti.

No dejes que nadie, ni nada te impida darle a tu bebé lo que necesitáis ambos. (Tapones para los oidos mientras)

¡Muy feliz marte!

Este blog se nutre de tus comentarios de aliento, ¡déjanos uno! O comparte en tus redes o, mejor aún, las dos cosas 🙂 Si tienes dudas seguramente estén ya resueltas en las preguntas frecuentes del blog y no te olvides que:

Nuestro curso cero es totalmente gratuito. Puedes acceder pinchando aquí

el-metodo-montessori

En www.montessorizate.es podrás encontrar varios cursos para profundizar en Montessori y la Disciplina Positiva.

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

¿Conoces nuestros cursos?

Si quieres profundizar, estaremos encantados de ayudarte a progresar en el camino a unas relaciones más respetuosas.

Tienes toda la información aquí

SI TE HA GUSTADO, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la experiencia de navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies